TOR Browser para novatos (parte 2: primeros pasos)

TOR Browser para novatos (parte 2: primeros pasos)

Continuamos con nuestra guía para usar el navegador TOR con todo lujo de detalles. Tras la correspondiente instalación, la primera página que nos sale es muy parecida a la de Firefox. ¿Es casualidad? Para nada, ya que TOR Browser coge Firefox como navegador base para trabajar con él (en concreto, la versión 7.0 de TOR Browser, la última lanzada este verano, recurre a Mozilla Firefox 52 ESR).

En esta segunda parte del tutorial de TOR Browser te vamos a enseñar algunos consejos para navegar más seguro en tus primeros pasos.

ATENCIÓN: Si eres un usuario más avanzado te recomendamos que pases directamente a la tercera parte de este tutorial:

La maximización importa

Teniendo en cuenta que el eslogan de TOR Browser es “Protegiendo la privacidad de millones de personas cada día”, queda claro que la seguridad es su punto fuerte. Y cómo no, el primer consejo te lo da el propio navegador: “Maximizar el navegador TOR puede permitir a los sitios webs determinar el tamaño de su monitor, lo que se puede usar para rastrearle. Le recomendamos que deje las ventanas del navegador TOR a su tamaño predeterminado original”.

En otras palabras, no pongas en grande la pantalla. Déjalo al tamaño por defecto en el que aparezca cada sitio.

Lo seguro es tu navegador

Suele pasar que la gente que usa TOR Browser se piensa que gracias a ello ya puede navegar con total seguridad. No. Cuando estás utilizando TOR lo que hace este es encriptar con mayor facilidad los datos que enviamos. No obstante, si entras en sitio como Facebook o Twitter, poco puede trabajar: estos servicios ya poseen los datos de los usuarios, así que es como poner vallas al campo (y la metáfora no puede ser más acertada, te lo aseguramos).

Recurre a webs HTTPS

Aunque TOR tira a la encriptación por defecto, los propios programadores del navegador lo indican en sus manuales técnicos: es aconsejable entrar sólo en páginas webs con el protocolo HTTPS. Es una nimiedad que se soluciona poniendo la “S” final para forzar al navegador a acceder a ella.

Los “browser plugins” están prohibidos

Si por algún casual quieres instalar un “browser plugins” como Flash, Real Player o Quicktime, tengo una mala noticia para ti: no vas a poder. TOR Browser bloquea todos estos añadidos, ya que los mismos pueden servir para rastrear tu IP o ser monitorizado en un futuro. Así mismo, cuantos menos plugins en general, mejor (más anonimato y privacidad, aunque no lo creas).

No abras documentos descargados por TOR mientras estás online

Este consejo aparece en la web de TOR y es bastante simple de cumplir: no abras ningún documento DOC, PDC o similar mientras estás online. El porqué se pide esto deriva de los requisitos que a veces los propios archivos demandan, donde se solicita conexión a Internet. Los programadores recomiendan abrir los mismos una vez estemos desconectados de la red. Quizás sea algo excesivo, pero son los trucos que los expertos de TOR invitan a seguir.

Tras estos cinco consejos dados para la ocasión, ya tenemos cómo instalar TOR Browser y qué hacer durante los primeros compases de su aventura. Sigue leyendo aquí la tercera parte, dónde te mostraremos los servicios más comunes:

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios