10 tipos de fotos que deberían desaparecer de Instagram

Uno puede ver de todo en Instagram. Esta red social para aficionados y “connoisseurs” del mundillo de la fotografía es un auténtico caldo de cultivo para las imágenes más sorprendentes, innovadoras y también para las más tediosas de todo Internet. Echa una ojeada a las cuentas que sigues y seguro que en menos de medio minuto encontrarás una auténtica amalgama de fotografías crípticas, pretenciosas o sin mucho sentido. ¡Y encima estas temáticas extrañas parecen extenderse como un virus entre el resto de usuarios de la red social! ¿Harto de ver paisajes de ángulos imposibles, gente emulando a un canguro o un sinfín de fotografías de pies? Entendemos perfectamente cómo te sientes y por ello hemos creado esta lista con lo peorcito que uno puede encontrar en Instagram. ¡A ver si así de una vez por todas, los fotógrafos pelmazos se dan por aludidos!

1. Fotos de pies

Pero ¿por qué hay tantas fotos de pies en Instagram? Éstas son medianamente comprensibles cuando estás mirando la página del Club de Fans del Frigo Pie o si uno de tus mejores amigos es el polifacético Dr. Schöll. Pero ¿y el resto?

2. Fotos de piernas

El sucesor espiritual de las anteriores son sin duda las fotos de piernas. Da igual si estás tumbado en la hierba, sentado en un columpio o con el mar de fondo. ¡Estas son muy aburridas! Pero cualquier ocasión es buena para volver a enseñar los pies.

3. Fotos de pies de bebé

La paternidad cambia la vida de uno… excepto en lo de la obsesión por las fotos de pies. ¿Será fetichismo? ¿Será una nueva campaña de Peusec? Cada segundo que pasa implica una nueva oleada de fotos de piecitos inundando Instagram. Y no, no nos referimos al dinosaurio de En Busca del Valle Encantado sino a los rechonchos pinreles de millones de bebés.

4. Saltimbanquis compulsivos

Hay gente que parece tener muelles en lugar de pies. Una de las modas más extendidas en Instagram es saltar y sacarse una fotografía surcando el aire. Vaya, como en los anuncios de Special K.  Estas instantáneas buscan ser casuales, divertidas y por supuesto, fruto de un arrebato espontáneo de originalidad. La pena es que ya hay unas 200 exactamente igual de soporíferas que la que se acaba de colgar.

5. Fotografías en ángulos rarunos

En ocasiones tenemos que sacar nuestra faceta más contorsionista para poder mirar la foto de alguno de nuestros amigos. Pero ¿qué demonios se supone que es “eso”? Después de darle literalmente muchas vueltas al asunto te das cuenta de que es un paisaje tirando a feucho que han girado y al que han aplicado el filtro Kelvin. En ese momento decides que por fin ha llegado el momento de enviar a tu Terminator para evitar la creación de Instagram.

6. Crónicas de la vida y milagros de las nubes

Otro de los grandes males que circula por esta red social son las nubes. Vistas unas, vistas todas. A primeras pueden parecer inocentes, suaves y blancas cual rebaño de Norits lavando tus jerséis más delicados. ¡Pero no te fíes! En un abrir y cerrar de ojos se habrán adueñado de tu pantalla y de tu Instagram.

7. Frases que no quieren decir nada

Todos hemos escuchado alguna vez una frase que a primeras parece chula pero que en el fondo no dice nada. Éstas no sólo las encuentras en Twitter (para más información, consultar @paulocoelho) o en Facebook ¡Sino que también están en Instagram! Prepárate para ver cientos  de fotografías con filosofadas baratas y perogrulladas como “No temas amar, teme al amor”.  “todo lo que sube, baja” o “el cielo está enladrillado ¿quién lo desenladrillará?”

8. Vasos de Starbucks en los que han escrito mal el nombre

Una vez te hace gracia, dos todavía te hace sonreír… pero a la decimonovena  fotografía del criminal frapuccino ya te da igual si han escrito “Frabián”, “Yeison” o “Cthulhu José”

9. Sofisticados planos aéreos de zapatos

Este spin-off de las fotos de pies sigue sin ser mucho mejor que el original. Las fotos de zapatos son muy aburridas y aunque sabemos que el príncipe de la Cenicienta discreparía, nos atrevemos a decir que a nadie le interesa mucho qué zapatos llevas para ir a comprar el pan.

10. Platos vacíos

La oscura razón tras estas fotos es todavía un misterio. Suponemos que en el pasado estos platos contenían algo comestible y de lo que presumiblemente  deberías  sentir celos. Otra opción plausible es el suicidio en masa de los lavavajillas de todos tus amigos de Instagram.

Ahora que ya sabemos lo que NO deberíamos colgar en Instagram disfruta de otros artículos con los que aprenderás más cosas de esta red social:

Instagram: la guía completa

Los 5 peores filtros de Instagram

Las 9 cuentas de comida más originales de Instagram

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas