The Wonderful 101: Acción diferente que va de menos a más

The Wonderful 101 es la nueva y original creación de Platinum Games, estudio que ya nos tiene acostumbrados a juegos diferentes y de gran calidad. Este es un juego de acción bastante peculiar, donde el protagonista no es uno sino 100 héroes que combaten contra una invasión alienígena. Con mucho humor y un estilo de combate diferente, The Wonderful 101 es uno de esos juegos de Wii U que marca la personalidad de la consola.


100 héroes… ¡pero faltas tú!

El juego gira entorno a un grupo de 100 héroes que luchan contra una invasión alienígena. Entre esos 100 héroes hay 7 que son los protagonistas principales, y pueden ejecutar movimientos especiales “cogiendo” y “fusionando” al resto de héroes en diferentes objetos como armas, látigos, pistolas, puños, etc., de una manera que recuerda a Katamari Damacy.

Esas transformaciones, que se desbloquean poco a poco según avanzas, son la base de la jugabilidad en The Wonderful 101. Por ejemplo, muchos enemigos y situaciones requieren transformarte en una forma concreta, y hay puzles de escenario y estrategias distintas para cada monstruo o enemigo final.

Son estos jefes finales los que más tiempo te ocuparán. Se podría decir incluso que The Wonderful 101 es una sucesión de jefes finales a cada cual más estrafalario y difícil que el anterior. Y es que la gran variedad de movimientos y patrones de ataque que tiene cada uno de los jefes finales es digna de estudio y uno de los motivos para seguir jugando.

Que se utilicen a 100 héroes (o civiles anónimos, según la misión) para crear gigantescas armas es en realidad bastante circunstancial. Lo importante aquí es conocer los movimientos para activar esas armas y luego usarlas adecuadamente en cada enfrentamiento. El juego te pone en mil situaciones variadas para que puedas usar las transformaciones, y no solo de lucha, sino que también debes crear puentes y estructuras variadas, mover grandes objetos o usar el grupo de diferentes maneras para progresar por los niveles.

The Wonderful 101 es un juego principalmente de lucha con cero de exploración así que los niveles son muy lineales. Incluso algunas escenas de lucha están programadas mediante Quick Time Events lo que quita parte de protagonismo al control para favorecer el espectáculo visual.

Para darle más vidilla a la progresión se utiliza un sistema de desbloqueo de habilidades tremendamente exigente. Los nuevos movimientos son carísimos en proporción al dinero que puedes ganar con las luchas. Lo mismo ocurre para conseguir los objetos extra para curarte o sumar energía de transformaciones, y que se obtienen mezclando vegetales que vas recogiendo.

El motivo de poner tantas trabas a las mejoras de personaje es, posiblemente, porque The Wonderful 101 tiene más vida una vez terminado. Es un juego que mejora con las partidas posteriores al The End, con nuevos niveles de dificultad y un entendimiento más amplio de lo que puedes hacer con tus héroes. Los movimientos, los combos, el combate en general es más satisfactorio cuando repites el juego desde el principio.

Un control diferente

The Wonderful 101 es extraño a los mandos. Se utilizan las posibilidades del gamepad de Wii U para combinar lo que ves en pantalla con lo ves en el mando, pero en general el uso de la pantalla secundaria es anecdótico. Sí que hay algunos momentos de asombro, como cuando entras en edificios para resolver puzles o cuando controlas una de las naves del enemigo, que se hace todo directamente en el gamepad. Pero al margen de estas escenas puntuales serán los botones y los sticks tus aliados.

Como todo juego de lucha de Platinum Games, el control está muy estudiado para otorgar nuevas experiencias al jugador. En este caso, The Wonderful 101 combina sencillos combos, que se realizan con apenas dos botones, con el uso correcto de las transformaciones. Para crear estas gigantescas armas se utiliza el stick derecho, haciendo figuras como si dibujases por la pantalla (muy semejante a Okami). También puedes hacer estos gestos sobre la pantalla táctil del gamepad pero es incómodo y más lento.

Gráficos con buenos detalles

Visualmente The Wonderful 101 es competente. Colorido y resultón podría definir perfectamente el estilo gráfico. La cámara se sitúa a una buena altura y se aplica un más que apropiado efecto de miniatura tilt-shift. Está en ángulo isométrico la mayor parte de la aventura, lo que dificulta en ocasiones el movimiento y los combates.

The Wonderful 101 tiene muchos detalles de altura. La gran cantidad de personajes que se mueven por pantalla, las animaciones, los enemigos finales, la sensación de luchar contra gigantes… todo ayuda en un apartado gráfico que mirado desde lejos es notable. Solo cuando la cámara hace los primeros planos se nota una cierta escasez poligonal, imposible de ver cuando juegas normalmente.

El sonido está marcado por una banda sonora con mucho ritmo acelerado, fanfarria, estruendo, subidón infinito… es innegable que la música elegida le queda como anillo al dedo al tipo de juego que tratamos, pero es muy cansina. La música heroica está muy bien cuando luchas contra enormes jefes finales, pero cuando vas por las calles luchando con cuatro piltrafillas desentona un poco. Lo peor de la música es que es demasiado machacona, ¡no para nunca!

Conclusión

The Wonderful 101 es un juego que va de menos a más. Al principio no parece gran cosa, es algo aburrido y el concepto no se entiende muy bien. Pero al cabo de unas horas, cuando logras comprender el sistema de juego y lo haces tuyo, descubres otro título, más interesante, divertido y profundo. The Wonderful 101 es diferente a los juegos de acción actuales y quizá por eso es difícil de catalogar o, incluso, disfrutar. Pero todo es cuestión de darle una oportunidad.

Puntuación: 8

Disponible en: Wii U

Cargando comentarios

Últimos artículos