Los smartwaches han llegado para quedarse

Los wearables se han convertido en una pieza más del ecosistema digital de los usuarios que demandan una conexión permanente. Hace años, los dispositivos inteligentes integrados que se llevaban encima como una prenda de ropa más parecían algo de ciencia ficción, solo al alcance de espías como James Bond, pero actualmente son una realidad. La cuestión es: ¿era un experimento o realmente se ha convertido realmente en una categoría de producto que funciona? El análisis del mercado y las previsiones indican lo segundo.

La exitosa campaña en Kickstarter del smartwatch de Pebble en 2012 ayudó a hacer realidad un reloj inteligente para el consumidor final, el ideal del ecosistema digital en el que wearables como los smartwaches servían como complemento del smartphone y ayudaban al usuario a sacar el máximo partido a sus dispositivos.

Ese mismo año, una de las grandes compañías tecnológicas, Sony, lanzó su primer smartwatch, basado en una modificación de Android, el sistema operativo para teléfonos inteligentes. Por supuesto, antes hubo unos cuantos intentos más primitivos de smartwatch, pero se puede decir que fue a partir de este momento cuando se consideró como el pistoletazo de salida al dispositivo wearable dentro de la tecnología de consumo.

Después de la sorpresa “indie” que supuso Pebble y de la escasa acogida que tuvo el reloj inteligente de Sony, en 2014 Samsung dio un puñetazo encima de la mesa y presentó su primer reloj inteligente de la era moderna. Una vez que esto hubo sucedido, todos los fabricantes se fueron subiendo poco a poco al carro. Tal fue la eclosión del mercado que en 2014, Google lanzó una versión específica para wearables de Android (Wear), con lo que los relojes inteligentes continuaron multiplicándose.

Con estas piezas encima de la mesa, en 2015 el mercado de los wearables creció un 200 por ciento en su primer trimestre. Este crecimiento dio inicio a la era dorada de los wearables, con unos crecimientos interanuales que no se veían en el mercado TIC desde la llegada de los smartphones o los inicios de los servicios cloud.

Desde los inicios de los wearable a principios de los 2000 el panorama ha cambiado. Empresas como Apple con su Apple Watch o Samsung con su Galaxy S3 Frontier, siguen apostando por el mercado de los wearables como un complemento a sus smartphones. Como contrapartida, se rumorea que un gigante como Asus ha decidido dejar de producir su Asus ZenWatch.

jljglgj

PIE: Previsión del tamaño del mercado global de los dispositivos wearables de 2017 a 2020

2

PIE: Previsión de los ingresos por venta de dispositivos wearables a nivel mundial de 2016 a 2021

Pero, ¿cuál es el futuro de este dispositivo? Los datos de previsiones arrojan un panorama de crecimiento continuado y esperanzador para los fabricantes de estos dispositivos.

Estudios recientes muestran que el tamaño del mercado global de los dispositivos wearables pasará de 160 millones de unidades a 322 millones en 3 años, de 2017 a 2020. Además, las previsiones de ventas de wearables para 2021 arrojan una cifra de 95.267 millones de dólares para 2021, siendo la cifra para 2017 de 26.828 millones; un aumento de casi 70.000 millones.

Smartwatch y sistemas de monitorización

Los datos muestran que el mercado de los wearables goza de buena salud. La irrupción de la moda de Fitbit en el mercado y sus sucesores, ha demostrado que el usuario apuesta por la digitalización de todos los aspectos de su día a día.

La moda de los dispositivos de monitorización deportivos, de salud o bienestar parece vivir uno de sus mejores momentos. Sin embargo, eso no es suficiente para alcanzar las cotas de popularidad de las que gozan los smartwatches.

Las previsiones de ingresos por ventas por categorías de wearables prevén un descenso en los ingresos por dispositivos de monitorización. Pasarían de unos 4.000 millones de euros a algo menos de 2.000 millones de dólares de 2015 a 2021. Por su parte, los smartwatch experimentarían un gran crecimiento, pasando de 5.390 millones a más de 17 mil millones de dólares.

Según estas previsiones, queda claro que los smartwatch dominan y dominarán el mercado durante varios años. Ahora nos queda saber si la innovación llegará al sector y los smatwatch acabarán por conquistar a todos aquellos escépticos que todavía se resisten a entrar en el círculo del ecosistema digital 360.

3

PIE: previsión ingresos por venta de dispositivos wearables por categorías de 2015 a 2021

Cargando comentarios