Publicidad

Noticias

Samsung Galaxy S23 Ultra vs iPhone 14 Pro: ¿cuál es mejor?

Vuelve el Clásico de los smartphones: ¿ganará Samsung o Apple?

Samsung Galaxy S23 Ultra vs iPhone 14 Pro: ¿cuál es mejor?
María

María

Samsung presentó el pasado 1 de febrero el nuevo Samsung Galaxy S23 Ultra, el que viene a ser la nueva joya de la corona de la compañía surcoreana. El nuevo tope de gama de Samsung se convierte ahora en el rival directo del iPhone 14 Pro Max, el mejor terminal de Apple en la actualidad. 

Ambos se presentan como lo mejor en sus respectivos ecosistemas, iOS y Android. Hoy, analizaremos a fondo qué es lo mejor de cada uno y sus mayores diferencias. Prefieras uno u otro, te ayudaremos a que tomes la mejor decisión posible a la hora de comprar. 

Especificaciones del iPhone 14 Pro Max y el Samsung Galaxy S23 Ultra

iPhone 14 Pro MaxSamsung Galaxy S23 Ultra
Pantalla– 6,7 pulgadas
– Resolución FHD +
-6,8 pulgadas
– Resolución WQHD +
Dimensiones160,7 x 77,6 x 7,85 milímetros163,3 x 78,1 x8,9 milímetros
ProcesadorA16 BionicQualcomm Snapdragon 8 Gen 2 Adreno 740
Batería4323 mAh5000 mAh
Cámara principal-48 Mpx
-f/1,78
-Sensor IMX803
-200 Mpx
-f/1,7
-Sensor ISOCELL HP2
Cámara frontal-12 Mpx
-f/1,9
-12 Mpx
-f/2,2
Sistema OperativoiOS 16Android 13, One UI 5.1
PresentaciónSeptiembre 2022Febrero 2023

Diseño sin apenas cambios

Samsung siempre ha sido conocida por innovar entre generaciones y aportar una cara diferente con cada tope de gama. Sin embargo, este año tenemos a una Samsung mucho más conservadora que de costumbre. En cuanto a apariencia, es prácticamente igual que su antecesor, el S22 Ultra. Ha dejado las curvas atrás y abraza un diseño más recto que hará que sea más cómodo en mano, aunque no te confundas: sigue siendo un móvil gigantesco, al igual que el iPhone 14 Pro Max.

Este último presenta también un diseño sin apenas cambios aparentes (excepto la Dynamic Island y el nuevo módulo de cámara más grande), pero ya es algo a lo que Apple nos tiene más que acostumbrados. A pesar de que ninguna marca estaba especialmente creativa este año, son diseños muy reconocibles y se sienten premium en nuestras manos.

Samsung

Las pantallas, tan espectaculares como siempre

Vamos a empezar por uno de los apartados que más utilizaremos de ambos móviles, la pantalla. El iPhone 14 Pro Max posee una pantalla con tecnología OLED de 6,7 pulgadas y una resolución FHD +. Por otro lado, Samsung monta una pantalla Dynamic AMOLED 2 con resolución QHD +. La tecnología de ambas son similares, aunque las AMOLED son una versión algo más avanzada y que por ende, mejoran el rendimiento de la batería al consumir menos. El iPhone también estrena este año la función de pantalla always-on (“siempre encendida”), algo que no resultará una novedad para los usuarios de Samsung. 

En cuanto al brillo, el iPhone 14 Pro Max puede alcanzar los 2.000 nits de brillo, pero solo en ocasiones especiales, como por ejemplo, en exteriores. Samsung se queda en los 1.750 nits, pero aún así, ambas se verán de forma espectacular incluso con mucha luz. Los iPhone estrenaron en esta generación la Dynamic Island, una especie de “píldora” en pantalla que viene a sustituir el tan amado como odiado notch. La Dynamic Island ofrece nuevas interacciones y muestra contenido de una forma diferente. Por último, ambos ofrecen 120 Hz de tasa de refresco en pantalla, lo que hará que se sientan muy fluidos.

Apple

Procesadores a velocidad de vértigo

En esta ocasión, Samsung utiliza en todos los S23 el chip Snapdragon 8 Gen 2, de lo mejor que podemos encontrar en Android a día de hoy. No obstante, este Samsung posee una edición especial con más frecuencia de reloj. Esta versión overclock del Snapdragon 8 Gen 2 no es algo que vayas a notar en tu día a día, a no ser que seas un usuario más avanzado o juegues a videojuegos demandantes como League of Legends: Wild Rift o Genshin Impact.

El iPhone 14 Pro Max posee el A16 Bionic, primer procesador de Apple construido en un proceso de 4 nanómetros. Su rendimiento es espectacular y hace que vayas con soltura por todo el teléfono sin que este apenas se resienta. En cuanto a potencia gráfica, va más que sobrado: retoque de imágenes, juegos, aplicaciones demandantes… el iPhone lo puede hacer todo

Por resumir en pocas palabras, el Snapdragon 8 Gen 2 y el A16 Bionic son dos bestias pardas con una potencia más que suficiente para sobrellevar nuestro día a día. Si ya quieres ponerte más quisquilloso, en algunos benchmarks realizados se ha visto como el A16 Bionic superaba al chip de Snapdragon hasta en un 20%.

Apple

La batalla de cámaras definitiva

Las cámaras son, sin duda, las grandes protagonistas de estos terminales. El sensor principal del Samsung Galaxy S23 Ultra alcanza este año los 200 megapíxeles y un enfoque automático por detección de fase. También tenemos un ultra gran angular de 12 megapíxeles y dos teleobjetivos de 10 megapíxeles. El modo automático de la cámara tomará por defecto fotos de 12 megapíxeles, pero ya te avisamos de que se ve increíble. El procesado es mucho menos agresivo que el de otros terminales previos y ha dado un salto cualitativo frente al S22 Ultra del año pasado. 

Gracias a los 200 megapíxeles, podemos tomar fotos mucho más detalladas y con un color más cercano a la realidad. Si además eres un aficionado a la fotografía, podrás sacarle mucho jugo gracias a sus modos y a la posibilidad de tirar en RAW y ExpertRAW. 

En el iPhone, encontramos un sensor que nos permite capturar fotos de hasta 48 megapíxeles. Los terminales de Apple siempre han destacado por tomar muy buenas fotografías y aquí no es excepción. El Photonic Engine que porta el iPhone nos dará resultados espectaculares en todas las situaciones. Sin embargo, al igual que ocurre con el S23 Ultra, el iPhone realizará fotografías en formato de 12 megapíxeles por defecto, aunque también lo podrás configurar para tirar en Apple ProRAW.

En cuanto a vídeo, ambos poseen estabilización automática de imagen y grabación en 4K. Sin embargo, el Samsung Galaxy S23 Ultra añade también la posibilidad de grabar en 8K, lo que viene a ser el doble de resolución. En la práctica, estos 8K no se notarán demasiado frente a los 4K, pero consigue superar a su competencia por mucho.

Samsung

¿Con cuál me quedo?

Estamos ante la pregunta del millón: ¿cuál es el mejor de los dos? Lo cierto es que la respuesta no es fácil. Estamos ante dos ecosistemas totalmente diferentes que pueden gustar más o menos. En cuanto al precio, no hay apenas variaciones. Ambos superan el precio de 1.400 euros pero es más probable que el Samsung Galaxy S23 Ultra baje de precio con el tiempo, cosa que probablemente no suceda con el iPhone 14 Pro Max (al menos a corto plazo). Visto lo visto, la decisión final te corresponde a ti: ¿qué sistema se adapta más a ti?

María

María

Artista de vocación y amante de la tecnología. Me ha gustado cacharrear con todo tipo de gadgets desde que tengo uso de razón.

Lo último de María

Directrices editoriales