Publicidad

Noticias

ROG Zephyrus G14: rendimiento de máximo nivel en un portátil compacto

Asus apuesta por el alto rendimiento sin cesiones a un tamaño mayor

ROG Zephyrus G14: rendimiento de máximo nivel en un portátil compacto
Guillermo Proupín

Guillermo Proupín

Los gamers más veteranos saben que un portátil potente implica, por regla general, un equipo más grande y pesado que sus equivalentes de oficina. Eso en el mejor de los casos, ya que podemos llegar a ver fuentes de alimentación externas de tamaños grotescos para surtir de toda la potencia necesaria para cumplir las expectativas de los jugadores. Al menos, esto solía ser así.

Con el tiempo diferentes marcas han creado soluciones gaming más ligeras y transportables, de entre las que destaca Asus con sus propuestas ROG (Republic of Gamers) como, sin ir más lejos, el Asus ROG Zephyrus G14. El Zephyrus G14 es una gama de portátiles armados con la potente familia de gráficas RTX 40- y cuyo precio va desde los 1.300 euros hasta los 3.000. Lógicamente las especificaciones cambian entre el modelo más modesto (GA402NU) y el buque insignia (GA402XY), pero ambos cuentan con potencia para correr los últimos lanzamientos en videojuegos.

Potente, pequeño y ligero: así es el G14

El verdadero dato clave de esta pequeña central de juegos se encuentra en el tamaño y en el peso. Con una pantalla de 14 pulgadas en resolución 2.500×1600 (una relación de aspecto curiosa) el peso del portátil apenas alcanza 1,77 kilogramos, muy ligero para ser gaming y más teniendo en cuenta que según las especificaciones técnicas de la RTX 4090 esta supera los dos kilogramos. Es cierto que este peso incluye también los sistemas de refrigeración, pero no por ello tiene menos mérito.

Lo que cabría mencionar, sin embargo, es que 14 pulgadas en un portátil gamer no parecen ser suficientes. Quizá, aun asumiendo el incremento de peso, llegar a las 15 o uncluso 15,6 pulgadas habría sido lo ideal. Del mismo modo, y aunque los Zephyrus G14 corren con bastante facilidad la mayoría de juegos a 60 frames por segundo estables, tiene un problema que aquejan también las consolas más potentes y los ordenadores de alto rendimiento: el calor. En el caso de los ordenadores de sobremesa este calor se disipa a través de un flujo constante de aire al interior de la caja o distintos tipos de refrigeración líquida y en las consolas surgen medidas imaginativas, pero los ordenadores portátiles no tienen una forma tan eficiente de disiparlo. El G14 no es el ordenador que más se calienta, pero esto siempre puede causar un rendimiento subóptimo, y utilizar su modo turbo puede significar que haga mucho ruido.

Sin embargo no es una mala elección si buscas una solución gaming todo en uno. De hecho, se trata de una de las mejores opciones que hay en el mercado si quieres entrar en la PC master race jugando desde cualquier parte.

Guillermo Proupín

Guillermo Proupín

Creador de contenido y redactor en IGN. A veces digo cosas interesantes, otras me intereso por cosas. No te preocupes, que luego te las cuento.

Lo último de Guillermo Proupín

Directrices editoriales