Guía de Rocket League: 7 trucos para marcar gol y vencer al rival

Te encanta Rocket League. Llevas un montón de fines de semana seguidos jugando sin parar… ¡pero te cuesta meter gol! No pasa nada. A mí me ocurrió lo mismo hasta que decidí dejar las prisas atrás y pensar como un estratega. Ahora ha llegado el momento de que comparta contigo mi sabiduría. A continuación encontrarás todo mi conocimiento resumido en una guía básica con 8 trucos imprescindibles.

Antes de empezar con la guía en cuestión, recuerda que puedes descargar Rocket League para PC desde Softonic.

Los tutoriales son útiles

Si eres como yo, posiblemente quieras empezar a jugar Rocket League nada más arrancarlo por primera vez. Te recomiendo que pruebes antes los dos tutoriales y que los domines ya que existen ciertas técnicas que no descubrirás NUNCA a no ser que tengas paciencia y te dejes enseñar.

Tardarás un cuarto de hora como máximo en superar los tutoriales.

Distribuíos por el campo


Una pregunta: ¿en el fútbol de verdad sueles ver que, nada más empezar el partido, los 22 jugadores (los dos porteros incluidos) vayan corriendo al centro del campo a por el balón? No, ¿verdad? Pues en Rocket League igual: distribuíos por el campo para abarcar terreno y ahorraros sustos si el rival consigue enviar la pelota a tu portería.

Centra el balón

Si “tienes” el balón pero te encuentras lejos de la portería rival, ¡céntralo! Da igual si temes que ningún compañero responda al intento de asistencia: tu centra. Lo peor que puede pasar es que la pelota se quede unos instantes totalmente sola muy muy cerca de la portería rival. Puede ocurrir gol incluso gracias a un despiste del enemigo.

Defender tampoco está mal


En mis primeras partidas a Rocket League tan solo me interesaba meter gol, nada más. No defendía, ¿para qué?

Descubrí que soy malísimo atacando. Al principio me ofusqué pero luego descubrí que resultaba más útil si me convertía en una especie de portero y dejaba que mis compañeros intentasen marcar. Haz la prueba: cambia de papel un ratito, a ver si notas la diferencia.

Observa la situación

Otro gran error que cometía en mis primeras partidas era creer que si siempre estaba al lado de la pelota iba a marcar gol. Una vez más, me equivoqué: estaba tan ofuscado en ir detrás de la pelota que esta se me escapaba al dar tantos rebotes. Mi consejo es que calcules la trayectoria de la pelota, observando desde lejos, y te adelantes al paso de la misma.

Si todo falla, golpea


Puede sonar triste pero no es así. Si la pelota se te escapa todo el rato durante la partida, si no metes gol ni de suerte, si hoy la portería estaría mejor contigo… Amarga la vida de los rivales. Choca contra ellos, arrasa. De esta forma al menos impedirás que lleven a cabo sus estrategias.

Mantén la calma y marcarás gol

Seguro que lo has visto en decenas de vídeos de Youtube: 6 jugadores o más juntos en la portería y nadie consigue marcar gol. ¿Por qué? El personal se pone nervioso y comete miles de errores. Cuando a ti te ocurra, serénate. Aléjate unos metros de la portería. Encara tu coche hacia el balón y… ¡a por él! Verás cómo en este tipo de situaciones empiezas a marcar más veces.

Céntrate (literalmente)

Conducir por las paredes es muy divertido al principio. El problema es que pierdes mucho tiempo luego volviendo al terreno normal. A no ser que hayas dominado los controles y sepas saltar desde un muro para rematar al balón, quédate en el centro del campo. Te resultará más fácil maniobrar y podrás actuar con ligereza si el partido se tuerce.

Cargando comentarios

Últimos artículos