Reduce el ruido de tu PC (y III): Portátiles

En nuestro recorrido en busca de un PC silencioso, hemos visto qué soluciones caseras puedes llevar a cabo y qué componentes deberías tener en cuenta para elegir o renovar tu ordenador.

Sin embargo, cada vez más usuarios tienen un portátil, netbook o SFF (al estilo Mac Mini) como ordenador principal; estos equipos se rigen por reglas distintas a los de sobremesa.

¿Cuáles son los consejos a seguir y qué marcas son las menos ruidosas del mercado?

Buscando a los culpables

Antes que nada, vamos a explicar el porqué de los problemas añadidos de los portátiles respecto al ruido:

Para que los portátiles mantengan sus pequeñas dimensiones, los diseñadores de hardware deben miniaturizar los componentes y aprovechar todo el espacio posible. Además, el pequeño tamaño de los ventiladores provoca más ruido, ya que tienen que girar más rápido para que refrigeren igual que los normales.

Estas complicaciones son estructurales y, evidentemente, para los diseñadores es más importante que un portátil se mantenga fresco y funcione correctamente a que sea silencioso y no dure más que unas horas. Es por eso que hay pocas soluciones en este campo; muy pocas si tenemos en cuenta también que muchos de estos equipos ni siquiera pueden abrirse.

Medidas de andar por casa

Hablemos primero de los consejos más obvios. Uno de ellos es que tengas cuidado con dónde colocas el portátil. Si la superficie está demasiado acolchada, como la de los sofás, alfombras y camas, o se coloca sobre las piernas, no habrá espacio entre la base del portátil y dicha superficie para que se disipe el calor. Esto hará que los ventiladores se accionen antes y más rápido.

Si te ves con el valor suficiente, realiza una limpieza de los ventiladores. Para ello, retira primero la parte inferior, ya que normalmente es la zona desde la que se puede acceder a las entrañas del equipo. Una vez extraída la batería y abierta esta parte de la carcasa, verás varios ventiladores, entre los cuales está el de la CPU. Este es el que debes mantener más limpio, y siempre sobre una fina aunque consistente capa de pasta térmica. Sobre los materiales a emplear en la limpieza, latas de aire comprimido o simples bastoncillos higiénicos para los oídos pueden servirte.

Tomar cuenta de los ventiladores no es imprescindible ni una solución definitiva pero, debido a su movilidad, proporcionalmente acaban atrayendo más polvo y suciedad que sus homólogos, los equipos de sobremesa.

Controla y mide las revoluciones

Por norma general, la carga de trabajo que tiene un portátil medio es sensiblemente menor que la de un PC de escritorio. Visto así, ¿por qué no desactivar los ventiladores en los periodos de menor procesamiento?

Con programas como SpeedFan (que ya comentamos en el capítulo anterior) y smcFanControl (para Mac), tienes no sólo el control de la velocidad -en revoluciones- de los ventiladores, sino también la información de la temperatura, para determinar en qué momentos puedes desactivarlos sin riesgo.

Zalman NC-1000: una base silenciosa con puertos auxiliares

Si te impone demasiado respeto tener tu portátil sin refrigeración activada, puedes sustituirla en lugares concretos por una base con ventiladores más silenciosos. Marcas que se han especializado en este tipo de soportes silenciosos son Zalman y Silverstone.

Ha llegado la hora del cambio

Si estas soluciones no te satisfacen, la única alternativa es una renovación del hardware, y por hardware hay que entender, en este caso, el equipo entero. Así que, mientras ahorras para conseguir tu nuevo notebook, pregúntate: ¿en qué debo fijarme para comprar un portátil silencioso?

El Dell Inspiron Mini 9 fue el primer netbook que carecía de ventiladores

Y es que dar con el equipo que haga menos ruido no es una labor sencilla, básicamente porque las tiendas no son el mejor sitio para comprobar esta propiedad y porque suele haber muy poca información en las reseñas acerca de los decibelios que generan. Pero no te preocupes, vamos a darte algunos trucos y marcas que te interesarán:

  • Refrigeración pasiva: la búsqueda de un portátil silencioso tiene que comenzar aquí. Cada vez son más los equipos portables que carecen de ventiladores, que son las partes móviles que suelen hacer más ruido. Un ejemplo son los últimos modelos de la serie Dell Inspiron Mini o el Nokia Booklet 3G.
  • Memoria SSD: poco a poco, las unidades de estado sólido irán sustituyendo a los discos duros tradicionales por muchos motivos. Son más rápidas, más seguras para equipos en movimiento y lo que nos interesa: no hacen ruido. Si quieres adelantarte al futuro, invierte algo más de pasta y consigue un portátil con este tipo de almacenamiento, como por ejemplo el Sony Vaio X o el Adamo XPS, que lo llevan de serie.
  • Guías de compras: dado que no puedes considerar más componentes, ¿cuáles de entre el resto de portátiles son considerados como los más silenciosos? La respuesta sólo pueden dártela los resultados empíricos, y muy pocos son los especialistas que los recogen. Una web muy completa, con información sobre emisiones (sonoras y de calor), es Notebookcheck, que dedica un apartado especial en sus reviews a analizar el ruido generado por los equipos.

Conclusiones: ¿qué es un ordenador silencioso?

Tras los consejos recopilados en estos tres artículos, quizás tengas pistas de qué puedes hacer para que tu ordenador baje sus niveles acústicos considerablemente. Sin embargo, ni es posible hacer que tu PC o portátil suene siempre como si estuviera apagado, ni es ésa la clave para hacerlo silencioso.

Todos los equipos informáticos generan un mínimo ruido. La clave está en reducirlo a límites aceptables y procurar que estos sean siempre regulares y sin contrastes, sobre todo para que nuestro cerebro no repare en ellos.

¿Qué soluciones similares conocéis para silenciar los equipos portátiles? ¿Qué marcas consideráis las mejores en este aspecto?

Otras entregas

Cargando comentarios

Últimos artículos