PS4 y Xbox One, las reinas de la Madrid Games Week

MGW ha sido la primera oportunidad para muchos gamers de jugar a los lanzamientos de la next-gen. Killzone: Shadow Fall, FIFA 14, Dead Rising 3, Forza MotorSport 5 y muchos más se han presentado con demos jugables en la feria del sector más importante de España.

Esta feria, celebrada del 8 al 10 de noviembre, ha sido una buena toma de contacto entre público y juegos next-gen. Grandes puestas en escena y juegos prometedores… pero no tan prometedores como había imaginado.

Sony: El lujo de la next-gen y los éxitos de siempre

En el stand de PS4 pude probar Killzone: Shadow Fall, Knack y Driveclub, los primeros juegos exclusivos que llegarán a las consolas. Comprendo perfectamente el retraso de Driveclub (debía salir como juego de lanzamiento pero se pospone unos meses) y es que la versión que probé no lucía como juego next-gen. Buen control, divertidos retos y bonitos coches, pero unos gráficos nada depurados. Espero que esto se deba a que se trata de una versión pre-alfa del juego y que no sea así su versión final.

Sony promocionó Driveclub, aunque aún quedan meses para su salida

Además de sus exclusivas, juegos que ya han aparecido en PS3 demostraron todo su potencial en las versiones de PS4. Las batallas navales de Assassin’s Creed 4: Black Flag se ven con todo lujo de detalles y FIFA 14 se ve considerablemente mejor que en PS3, aunque si un juego de deporte se beneficia realmente de la next-gen es NBA 2K14, posiblemente uno de los títulos más realistas que vi en Madrid.

Aunque PS4 es la niña de los ojos de Sony, la compañía no se olvida de PS3, consola que tantas alegrías le ha dado. En Madrid Games Week eran jugables grandes éxitos como Beyond: Dos Almas o Batman: Arkham Origins, así como el debut de Invizimals en esta consola, uno de esos títulos por los que los pequeños de la casa andarán como locos estas navidades. Esta importancia a la “vieja” consola de Sony me hace pensar que mantendrán el desarrollo de títulos importantes al menos un par de años más.

PS3 aún tiene grandes juegos que dan que hablar

Microsoft: Entre el jugador hardcore y el casual

Justo en frente de Sony, Microsoft competía por captar nuestra atención con un stand en el que casi todo el día se realizaban actividades para amenizar la estancia a los asistentes.

Aunque varias son las exclusivas de lanzamiento de Xbox One, los chicos de Microsoft nos confesaron que su apuesta fuerte es Ryse: Hijo de Roma. ¿Será el éxito que esperan? No lo tengo claro, pues el triunfo de franquicias nuevas es una lotería y en el caso de Ryse se une el hecho de que no es un juego tan potente como se esperaba. Ni tiene unos gráficos tan espectaculares como nos gustaría (recordemos la polémica sobre su resolución) ni una jugabilidad novedosa. Eso sí, para qué engañarnos, su modo multijugador resulta divertido.

Los otros pesos pesados de Xbox One, Forza MotorSport 5 y Dead Rising 3 también contaban con demos jugables en Madrid Games Week. Del primero puedo decir que, francamente, no noté una diferencia abismal con Forza Horizon, el último de la saga para 360, lo que demuestra que en el género de la conducción lograr más realismo es complicado.

De Dead Rising 3 probé un modo que se podría definir como catárquico: enfréntate a cientos y cientos de zombis sin peligro a morir, sólo preocúpate de acabar con ellos de las formas más violentas y cómicas. Este modo no revolucionará el género, pero disfrutar de casi ilimitadas maneras de acabar con los muertos vivientes es divertido, y resulta muy espectacular ver cientos y cientos de enemigos en pantalla sin que la consola se resienta.

Pero Microsoft no vive sólo de los títulos mainstream. A la vista está con sus espacios dedicados a los futuros juegos de Kinect, como Just Dance 2014 o Kinect Sport Rivals, así como su ánimo por seguir dando soporte a Xbox 360: aseguran que a su antigua consola aún le queda tiempo de vida y que ahora es la plataforma de entretenimiento ideal para toda la familia.

Just Dance, una fuerte apuesta casual que debutará con fuerza en Kinect 2

Los superventas también llegan a la next-gen

EA También tenía un gran espacio en Madrid Games Week. Allí pude ver de cerca juegos como Battlefield 4, FIFA 14 o Need for Speed: Rivals, que si bien no tendrán novedades respecto a las versiones current-gen parten de unos gráficos muy mejorados. De hecho, el nuevo NFS de PS4 y Xbox One luce, a priori, bastante más espectacular que Driveclub o Forza 5.

Otra compañía destacada fue Activision, que también mostró su Call of Duty: Ghosts en versiónnext-gen.

Battlefield 4 nos trajo la Guerra del Vietnam a Madrid

Las viejas consolas nunca mueren

Aunque el protagonismo de Madrid Games Week recayó en la next-gen no faltó sitio para una pequeña muestra de juegas y consolas y ordenadores retro. Está claro que el nicho de jugadores que persiguen la nostalgia es cada vez más elevado y que no conviene dejarlos de lado.

También tuvo un espacio destacado Wii U, que mostró la mayoría de juegos de la consola que han salido en los próximos meses. Entre tanta PS4 y Xbox One, Wii U pasaba algo desapercibida, aunque no faltaban nintenderos disfrutando de las demos.

¡Retro para todos!

La revolución… ¿en la próxima Madrid Games Week?

Sin duda PS4 y Xbox One marcarán un nuevo hito tecnológico en el gaming, pero por ahora ninguno de sus juegos destaca lo suficiente más allá de por sus mejores resoluciones o texturas. Vaticino que la auténtica revolución de la nueva generación llegará el año que viene, con más juegos exclusivos para cada consola así como título multiplataforma claramente enfocados a la next-gen, como Destiny o Watch Dogs.

¿Qué es lo que más te entusiasma de la next-gen?

Otros artículos que te pueden interesar


Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas