El director de Uncharted 4 de PS4 se defiende de una acusación de racismo: “estoy 110% seguro de mi decisión”

Uncharted 4, juego para PS4, protagoniza una nueva polémica: Nadine Ross, una de sus nuevas personajes, es negra mientras que la actriz que le da voz, Laura Bailery, es blanca. La polémica en Internet está servida: ¿estamos ante un caso de racismo? ¿Por qué no se ha querido buscar a una actriz de voz negra para el papel?

Neil Druckmann, director de Uncharted 4, ha decidido defenderse de las críticas: “Al principio no sabíamos qué aspecto iba a tener Nadine. Sabíamos que era de Sudáfrica. Sabíamos sus matices generales. Pero no sabíamos cómo iba a ser físicamente”.

“Dentro del estudio ya hubo gente que adelantó que podría haber controversia por tener a una actriz blanca poniendo voz a un personaje blanco y se sugirió cambiar al personaje. No o hicimos porque el cambio hubiese significado aceptar nuestro miedo a que alguien externo al juego pudiera decidir qué es mejor para Uncharted 4”.

“Estoy al 110% seguro de no cambiar nada. Me siento orgulloso de cómo ha interpretado Laura su papel y espero que la polémica no logre restarle ni un ápice el trabajo importante que ha realizado”.

“Lo genial de los videojuegos es que la apariencia externa no importa en absoluto. Si así fuera, Troy Baker no hubiera sido Joel en The Last of Us ni Ashley hubiera sido Ellie. En una película no podrían ejercer esos roles. En cambio, en el juego lo encarnan a la perfección”.

Fuente: 3DJuegos

Cargando comentarios