Los próximos pasos de la realidad virtual

La Realidad Virtual va camino de ser mainstream. Queda un trecho, sí. Pero no queda tanto tiempo hasta que la familia deje de maravillarse con la ya cansina montaña rusa en sus primeras experiencias con gafas de realidad virtual. Todo el mundo ha escuchado ya hablar de la realidad virtual, algunos empiezan incluso a entender la diferencia con la realidad aumentada -te la resumo más abajo- y el número de personas que han probado alguna de las fantásticas aplicaciones para experimentar esta tecnología a lo barato no para de aumentar. Los divertidos vídeos de reacciones inundan Youtube.
Con las Google Cardboard y sus múltiples modelos baratos y cualquier smartphone, ya queda poco margen para intentar volver a grabar un vídeo a tu abuela que rompa internet (como hizo la señora Marie). En poco tiempo nadie se sorprenderá más con lo que hay hasta ahora. Las empresas lo saben, la competencia se ha activado y ya en el Mobile World Congress 2016 pudimos comprobar como absolutamente todos incorporaban la realidad virtual a su retórica, ya fuera en discursos, en demostraciones o en nuevos productos. En este vídeo repasamos cuál es el panorama actual y cómo podemos empezar a vislumbrar los siguientes pasos de la realidad virtual.

Si no ves vien el vídeo, míralo en Youtube desde aquí.

Esperando el momento One more thing

La tecnología de la realidad virtual ya ha explotado, se ha democratizado, y ahora es tiempo de maduración, de mejoras, de nuevas aportaciones que saquen el próximo “Oooh” del público. Lo que en la tradición Steve Jobs conocen como el próximo momento “One more thing”. Quién sabe, quizás son los mismos de Apple los que nos sorprendan próximamente. También esperamos noticias de lo que hará Facebook con sus Oculus Rift, de si Microsoft entrará en el sector con algo más allá de las increíbles HoloLens -o si se atreverá a lanzarlas al mercado, por fin. Por cierto, ¿qué pasa con Google? El cartón ha sido un gran movimiento, pero esperamos más de ellos.
Mientras tanto, en el mismo Mobile World Congress, y en alguna que otra demostración que te irás encontrando en centros comerciales, ya empiezan a probar los teatros 4D. El concepto es el mismo que los cines de este tipo: si primero añadieron una capa de profundidad al 2D de toda la vida, ahora se trata de incorporar más sensorialidad a la experiencia: el movimiento. No te pierdas los cortes del vídeo dónde los hombres de corbata rien y aplauden como niños a 100 metros de altitud virtual.

Las Gamas de la Realidad Virtual

Por ahora existen dos gamas de realidad virtual: la primera tiene el cartón de Google Cardboard y tu smartphone como representantes. Es la Realidad Virtual para todos de Cardboard, Samsung Gear… La segunda gama es la autónoma. Más inmersiva, más potente y mucho más cara, es abanderada por las Oculus Rift. HTC Vive se ha impuesto como la estrella de lo que llevamos de año en el sector, y parece más potente -quizás gracias a su desarrollo junto a una empresa que sabe hace productos de calidad, como Valve. Mientras las Oculus Rift estaban presentes en todas las presentaciones, en todos los stands del MWC 2016, HTC Vive ocupaba un espacio y, también, una gran expectación. Sony ya empieza a hablar de su proyecto Morpheus para su PS4.

Los constructores de procesadores intentan aumentar sus capacidades para permitir que la primera gama tenga menos y menos que envidiar a la gama autónoma. Es el caso de Intel y Qualcomm con su Snap Dragon 820 -como puedes ver en el vídeo.

¿Realidad Virtual o Realidad Aumentada?

Mientras empresas como Facebook sueñan con las interacciones sociales a distancia en escenas de realidad virtual, otros como Intel desarrollan dispositivos con todos los sensores necesarios para incorporar y mezclar el espacio real a la realidad virtual. Eso es lo que nos enseñaron en el Mobile World Congress -puedes verlo en el vídeo- con el Intel Real Sense Smartphone Developer Kit.

Claro. Hasta ahora sabemos que la realidad aumentada son las HoloLens de Microsoft y las Google Glass, incluso el casco inteligente de Intel. La realidad virtual, Oculus Rift, HTC Vive, Samsung Gear. Los primeros enriquecen la realidad aportando capas de información útil, como el trazado que debes seguir en una carretera o la información sobre la calle en la que estás. Es un HUD para el mundo real. Los segundos te aislan completamente del mundo exterior, son una experiencia inmersiva donde tu alrededor real cuenta muy poco. Todo esto era hasta que estos desarrolladores han empezado a mezclar conceptos integrando sensores de espacio en la realidad virtual. En un tiempo no sabré explicarte la diferencia. Que lo hagan ellos.

Las mismas HTC incorporan sensores para mapear la habitación donde juegas. Hacer una realidad virtual que nos permita desplazarnos por un espacio seguro es un reto. Hasta ahora hemos empezado a ver las famosas cintas de correr de 360 grados, las Virtuix, pero el usuario doméstico querrá la libertad de movimientos que se nos ha mostrado en algún que otro vídeo. Como lo petan en Australia.

Artículos relacionados:

Vídeo y guión original de Lisa Backmann

Artículo de Antoni Noguera

Cargando comentarios

Últimos artículos