Renta 2010: Cómo declarar tus impuestos con el programa PADRE

La primavera ya está aquí. Las plantas florecen, suben las temperaturas y algunos sufrimos las alergias…y algo más, la declaración de la Renta.

Por estas fechas, principios de abril, la Agencia Tributaria española empieza la campaña de la declaración del impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que terminará hacia mediados o finales de junio.

Si bien hay que agradecer a Hacienda que cada año mejore la tramitación de este impuesto con facilidades como el borrador, la gran cantidad de casos posibles – cada persona es un mundo- y la dificultad para entender la terminología contable, hacen de esta tarea una situación complicada para más de uno.

Entre las ayudas que ofrece la Agencia Tributaria está el programa PADRE, una herramienta para que tú mismo crees tu propio borrador. Te explicamos lo más básico para que no te pierdas con él.

¿Qué es el programa PADRE?

Tras el curioso nombre de PADRE se esconde el Programa de Ayuda a la Declaración de Renta, un programa de la Agencia Tributaria escrito en Java, compatible con Windows, Mac y Linux y cuyo objetivo es facilitarte la declaración del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Así que si vives en España, estate atento.

Con cada año fiscal aparece un nuevo programa PADRE, que asume los cambios legislativos necesarios para que el borrador resultante se adecue a las normas fiscales más recientes. En Softonic encontrarás la versión de 2009 y 2010 correspondientes a la declaración del año pasado y de este año 2011.

¿Qué ventajas ofrece PADRE?

Para empezar, PADRE es un programa para el Escritorio, no una página web. Los datos que añadas a PADRE podrás guardarlos en tu disco duro (admite hasta 50 declaraciones) y ofrece varias soluciones para importar y exportar las declaraciones, en medio digital y en papel.

La segunda ventaja es que, como eres tú quien realiza el borrador, te aseguras que los datos aportados son correctos y que no olvidas añadir ninguna información. En el caso del borrador que te facilita Hacienda, puede que el resultado sea a tu favor, pero en ocasiones puede que no.

La tercera ventaja es la completa ayuda de PADRE. Incluye el Manual Práctico Renta 2010, la Guía de Renta 2010 y la normativa relacionada, para que conozcas todos los entresijos.

Cómo declarar tus impuestos con PADRE

El primer paso es obvio, descargar e instalar PADRE para el año fiscal que debas declarar, el anterior al año en curso. En este caso, en 2011 declararás tu renta de 2010.

Al abrir PADRE te encontrarás con la ventana principal, además de un aviso con las novedades del programa. Desde la ventana principal puedes:

  • Dar de alta una nueva declaración (Modelo 100 IRPF, el habitual)
  • Importar declaraciones (formatos TXT, XML, REN)
  • Ver Declaraciones recientes
  • Consultar la ayuda

Partimos de cero. Quieres crear tu propia declaración. Al hacer clic en Modelo 100 IRPF verás el Índice de declaraciones. Haz clic en Nueva Declaración y escribe un nombre para diferenciarla de las otras que hagas desde PADRE.

En la nueva ventana tienes tres opciones a elegir. La primera es la que menos trabajo te dará, ya que rellenará los campos por ti con los datos fiscales y personales de la AEAT. El requisito es un DNI electrónico, un certificado de usuario proporcionado por la FNMT o el número de referencia de algún producto fiscal de la AEAT para el ejercicio 2010 (datos fiscales o borrador, que podrás obtener en la web de la Agencia Tributaria).

La segunda es intermedia. Rellenará los campos con datos fiscales y personales de la declaración anterior, Renta 2009. Si es tu primera declaración no la podrás usar. Ídem si no declaraste el año pasado pero este sí.

La tercera opción es la manual: cumplimentar a mano los campos.

Tipo de captura de datos

En este tutorial escogeremos la tercera opción por ser la que más complicaciones implica. ¿Siguiente paso? Marca la casilla de la ventana que vemos a continuación sólo si:

  • Realizas la declaración de una persona fallecida en 2010, ya que tributa por separado, aún estando casada.
  • Si tu pareja no reside en España y no contribuye por el IRPF.
  • Si realizas tu propia declaración individual sin tener en cuenta los demás miembros de tu familia, bien porque ellos tributan por separado o porque aparecen en la declaración de otra persona. En este caso no percibirás compensación por cuidar familiares (padres o hijos) ni te beneficiarás de las bonificaciones de tu pareja por el mismo concepto.

Los siguientes pasos son rápidos:

  1. ¿Estado civil? Además podrás corregir el paso anterior en caso de cometer algún error.
  2. Datos del primer declarante, o sea, tú.
  3. Datos de tus hijos.
  4. Datos de personas a tu cargo mayores de 65 años o discapacitadas.
  5. Datos adicionales, que desgravan: si trabajas, siendo mayor de 65 años, si tú, tu pareja o tus hijos tienen algún grado de discapacidad, o si has aceptado un puesto de trabajo en la oficina de empleo trasladándote de residencia.
  6. En este paso podrás solicitar tu declaración, la de tu pareja o a tus hijos, que recibiréis por separado. La primera opción es para la versión en papel y la segunda para consultar el borrador online, más rápido. En este segundo caso podrás indicar un número de teléfono móvil para recibir un SMS con el código de referencia necesario para consultar el borrador en la web de la Agencia Tributaria.
  7. En el último punto deberás indicar tu Comunidad Autónoma de residencia y/o de tu cónyuge e hijos. Según qué casos, PADRE te avisará que hay deducciones en tu Comunidad que se adecuan a tu caso y te invitará a informarte al respecto.

Tras estos 7 pasos obtendrás una Selección de Conceptos. Desmarca los que no vayas a utilizar, bien por desconocimiento o porque no tienes nada que alegar a tu favor.

En función de los Conceptos seleccionados, obtendrás un máximo de 50 apartados que deberás rellenar, a no ser que lo hayas hecho ya con datos del año anterior o de este año, como te indicamos al principio del tutorial.

Cada campo tiene información y enlaces de ayuda, así como un número de teléfono para asesorarte.

¿Y cuando este todo cumplimentado? Una vez termines con la declaración, obtendrás los resultados a tu favor o en tu contra. Si la casilla 770 muestra un número negativo, te devolverán dinero. De lo contrario, deberás abonar la cantidad indicada.

El último paso es guardar la declaración, imprimirla para entregarla en tu delegación de Hacienda o enviarla vía telemática.

¿Utilizas el programa PADRE? ¿Qué es lo mejor que tiene? ¿Echas algo en falta?

Enlaces de interés:

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas