Probamos el nuevo XCom: The Bureau

XCom: The Bureau no es ninguna segunda parte (o precuela) de XCom: Enemy Unknown. Tampoco es un juego totalmente diferente, como iba a serlo en una primera fase de desarrollo (¿os acordáis de esa vista en primera persona?). XCom: The Bureau es una ligera vuelta de tuerca a la franquicia y se ambienta en los años 60, cuando sucedieron los primeros ataques alien, y mezcla acción en tercera persona con estrategia táctica. Hemos podido asistir a la presentación oficial del juego y pudimos probar una versión casi final de The Bureau. Estas fueron nuestras impresiones.

Lo primero a comentar es que en The Bureau controlas a un único personaje, un agente especial llamado William Carter. Al contrario que en Enemy Unknown, donde hacías el papel de Comandante que dirigía la base y enviaba soldados a la batalla, en The Bureau William Carter es el protagonista. Si muere termina la partida y tendrás que cargar la partida.

A Carter le acompañan dos soldados que, éstos sí, pueden morir. Si sobreviven mejorarán en experiencia y eso te dará nuevos poderes tácticos en el campo de batalla. El que muera se verá sustituido por otra unidad sin experiencia, tal y como ocurría en Enemy Unknown. Es importante mantener las unidades con experiencia porque XCom: The Bureau mantiene el nivel de dificultad que tenía XCom: Enemy Unknown. Es un juego exigente y cualquier ayuda es siempre poca.

XCom: The Bureau no es un juego de estrategia, es de acción en tercera persona. Se controla de manera habitual en el género pero tiene una opción que lo cambia todo: el Modo Batalla. Al pulsar este botón la acción se ralentiza y entonces puedes dar órdenes a tus dos soldados. Como si estuvieras en Enemy Unknown, puedes controlar un cursor por el mapa y mover a tus unidades a posiciones fijas, pedirles apoyo, que ataquen a un enemigo concreto o que usen poderes especiales. Hay cuatro categorías de soldado y cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, así que la elección del soldado antes de la misión es clave para triunfar. Los Ingenieros pueden montar torretas, los Comandos son más duros con el rifle, etc.

Este juego tiene el espíritu XCom así que sí: hay Control de Misión. En esta parte del juego deberás tomar una serie de decisiones críticas que afectan al devenir de los acontecimientos. Por ejemplo: hay un laboratorio donde tienes que investigar a los aliens y sus armas. También tendrás que hablar con una serie de personajes clave para avanzar en la historia. Y, por supuesto, elegir las misiones que vas a jugar. Además de las misiones secundarias en las que juegas tú directamente, también hay misiones opcionales que son semi-automáticas y a las que envías soldados para mejorar su experiencia. En este tipo de misiones no participas activamente.

Las misiones principales están bien marcadas en el mapa de Control de Misión y son las que hacen avanzar la historia. Para la aventura central prometen unas 14 horas de juego, que serán más si decides jugar las misiones secundarias que, como en XCom, son aleatorias.

Aunque algo diferente XCom: The Bureau sigue siendo puro XCom. Al menos por lo que hemos visto hasta ahora, la esencia recuperada con Enemy Unknown se mantiene intacta, y eso nos ha gustado. The Bureau respeta y se apoya en los puntos fuertes de la franquicia para darle al aficionado otra visión del juego diferente, ni mejor ni peor, sólo diferente.

The Bureau se pone en las tiendas el día próximo 23 de septiembre en PC, PS3 y Xbox 360, será entonces cuando veamos si cala hondo entre los fans de la saga.

Cargando comentarios