Probamos la Beta de Destiny, el «Halo cooperativo» de nueva generación

Destiny es el nuevo juego de Bungie (creadores de Halo), que se publicará este mes de septiembre para las consolas PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One. Es un juego -una franquicia de juegos más bien- concebido, planificado, desarrollado y programado para durar 10 años. Un proyecto tan gigantesco que se está tragando 500 millones de dólares, el presupuesto habilitado por Activision.

Así fue la beta

La semana pasada Destiny pudo jugarse en forma de Beta. La idea era probar los servidores de Bungie en varias sesiones de estrés, además de darnos un adelanto de lo que será el juego a nosotros, ansiosos jugadores.

Pues bien, después de haber disfrutado de la beta de Destiny, haber subido al máximo nivel los tres personajes habilitados, haber explorado todo lo que he podido la zona habilitada (Rusia), y haber jugado en cooperativo, creo poder anticipar una cosa: Destiny va a ser un éxito instantáneo, un furor, una fiebre que se expandirá entre todos los jugadores por mucho tiempo.

¿Por qué? Pues porque tras jugar a la beta fácilmente te das cuenta lo bien cimentado que está el juego. Todos los detalles se han medido al milímetro, está todo orientado para engancharte, para hacerte sentir alguien importante en un universo futurista. Destiny está pensado para que te creas un explorador, un soldado espacial que busca respuestas al otro lado de las fronteras conocidas. Y además puedes hacerlo en cooperativo, con una conexión que funciona perfecta (al menos yo no tuve ningún problema nunca excepto algún que otro problema achacable a las pruebas de esta fase beta).

¿Quién eres en Destiny?

En Destiny eres un Guardián. Un soldado resucitado que debe luchar contra la Oscuridad que acecha al Universo. Poco más se sabe de la historia en estos momentos. La cuestión es que como Guardián, te asignan misiones que debes cumplir a lo largo del Sistema Solar.

El primer escenario del juego es la Tierra, concretamente en Rusia. En el juego final habrá tres escenarios más: la Luna, Venus y Marte. Cada uno con sus zonas para jugar.

Modo cooperativo muy fácil y transparente

Destiny funciona como juego en solitario pero conectado a una red de jugadores en línea. Eso quiere decir que mientras estás en superficie puedes ver a otros Guardianes pululando por ahí. Incluso os podéis ayudar mutuamente si surge la ocasión (o el interés). Pero una vez llegas a la zona de tu Misión estás solo. Si juegas en cooperativo, tú y tus aliados participaréis en la misión, pero ya no veréis a más Guardianes hasta que terminéis.

Lo que más me ha gustado es el sistema fácil y rápido para crear escuadras de jugadores cooperativos. Es tan sencillo como invitar a alguien que está cerca en el área, unirte tú activamente a una escuadra ya formada (si está abierta al público), o unirte a un amigo que está participando y jugando en ese momento aunque esté en otra área.

Hay libertad total para entrar y salir de las escuadras, no hay tiempos de espera, y es muy sencillo. Ahí se encuentra uno de los puntos más fuertes de Destiny: el juego cooperativo es fácil y transparente.

Misiones simples. Necesitamos algo más complejo

La prueba beta permitía entrar en seis misiones del juego principal, una de ellas exclusiva para el modo cooperativo y extremadamente difícil. En esa misión te enfrentabas a un Caminante, un tanque con patas mecánicas, muy blindado y de gran potencia de fuego.

De todas las misiones la que más me gustó fue justamente este nivel en cooperativo. El resto las encontré bastante simples, con objetivos muy poco originales (ve allí, mata a tal o protege cual). Personalmente espero que el juego final le añada más profundidad a un juego que realmente lo necesita.

Destiny no es un Borderlands, juego que sí puede permitirse ser más loco y desenfadado porque así es su naturaleza. El juego de Bungie está obligado a dar más complejidad e historia al jugador, y su propuesta tiene que ser más madura.

Aunque por ahí hay opiniones bastante pesimistas, yo soy de los que opinan que esto sólo era una beta y que no hemos rascado casi nada del juego. Así que le daré mucho margen, y estoy convencido que el juego final no sólo tendrá más misiones, sino que también habrá mucha más variedad en las aventuras.

Conclusión preliminar

No voy a tratar otros temas que han quedado pendientes, como el sistema de lucha multijugador, las armas o el lugar de reunión de jugadores llamado La Torre. Todo esto lo dejaré para el análisis final, cuando haya experimentado mucho más a fondo el juego. Sí quiero terminar repitiendo las buenísimas sensaciones que me ha transmitido esta beta de Destiny, tanto en fondo como en forma. Por mi parte ya lo considero un juego imprescindible.

Sígueme en Twitter: @raulprz

Cargando comentarios

Últimos artículos