Primeras impresiones de Assassin’s Creed 4

Resulta interesante cómo la saga Assassin’s Creed ha ido puliendo su fórmula juego tras juego. Esta cuarta parte de la historia (que sería la sexta entrega en consola “grande”) es bien diferente al primer juego publicado hace 6 años. Las diferencias son como el día y la noche, y no sólo por sustituir un caballo por un barco, ni por cambiar de época, o por pasar de una localización desértica a otra inundada por el mar caribeño. Lo que diferencia aquel primer AC de este es, por encima de todo, un cambio de filosofía de juego e incluso de género.

Más libertad

Assassin’s Creed 4 es más sandbox que nunca y se nota desde el primer momento con un mapa abrumadoramente grande y una libertad casi absoluta para viajar por el caribe sin restricciones. En las 4 horas que pude probar esta versión preliminar de AC4 apenas rasqué –calculando a ojo- un 10% del mapa, así que afirmaría sin miedo a equivocarme que sí, esta entrega es la más extensa de todas.

La sensación de libertad no la da únicamente un mapa enorme, sino también los viajes en barco, en tu propio galeón llamado JackDawn. Aunque tópico el mejor parecido que se me ocurre es con Grand Theft Auto. Ahora en Assassin’s Creed 4 puedes subir a tu barco, izar las velas y moverte por donde quieras: parar en alguna isla, atracar en una de las tres grandes ciudades, abordar barcos enemigos o, sencillamente, navegar por el caribe en busca de tesoros.

Lo que era un curioso, pero bien trabajado, extra en Assassin’s Creed 3 aquí es uno de los pilares básicos de la jugabilidad. El barco lo es todo: lo necesitas para viajar y avanzar en el juego. Necesitas piratear para conseguir oro y así mejorar el barco. Y también necesitas tripulación.

A tus marineros los consigues de diferentes maneras: puedes contratarlos en alguna taberna de mala muerte, ayudarles si los ves en apuros o rescatarlos del mar como náufragos. Sea como sea hay una barra en el interfaz que indica el número de piratas a bordo del JackDawn, así que no solo debes preocuparte del estado del barco sino también que tu tripulación no muera.

El control del barco se ha agilizado en muchos aspectos. Por ejemplo hay ahora una cuarta velocidad para navegar aún más rápido (que además separa la cámara del barco para proporcionarte buenas vistas). El cañoneo es más interactivo, pudiendo elevar el ángulo de los proyectiles a tu antojo; también puedes disparar hacia adelante o soltar minas hacia atrás, y el abordaje está a la orden del día siendo tan fácil como pulsar un botón al acercarte a un barco en ruinas.

También hay juego en tierra

Ya en tierra Assassin’s Creed 4 es muy parecido al anterior. El escenario, eso sí, es completamente diferente con mucha jungla e islas paradisíacas. En este escenario las misiones que probé mantenían el tono de anteriores Assassin’s: Había objetivos de sigilo, persecución, búsqueda o lucha. Me dio la sensación que habrá submisiones para parar un tren. En cualquier caso la misión principal siempre está bien clara en el mapa.

Una idea que me pareció interesante es que podemos puntuar las misiones realizadas. Les otorgamos de una a cinco estrellas y la puntuación va directa a Ubisoft. Es un feedback directo sobre cuánto te ha gustado (o no) la misión recién acabada y que, supongo, Ubisoft tomará como referencia para futuros DLC o juegos.

Con el dinero que vas consiguiendo puedes mejorar tu arsenal de a pie o el del barco. La lista de armas es bastante importante con todo tipo de espadas y pistolas. Las mejoras del barco van mucho más allá de lo visto en AC3 y no solo mejoras los cañones o el casco, sino que también puedes ampliar el espolón, mástil, añadir morteros o mejorar la campana de buceo, entre otras muchísimas más opciones.

También mejoras habilidades y objetos cazando animales, tiburones o ballenas con un sistema calcado al visto en Far Cry 3: consigues las pieles y éstas te permiten ampliar esto o aquello.

Apartado gráfico y sonido

Pude probar el juego en una versión preliminar de PS4 en la que el motor gráfico lo daba todo. Es innegable que Assassin’s Creed 4 se verá mejor en la nueva generación… pero no tanto como esperamos. La mejora de resolución, efectos de luz y otros detalles como el espectacular océano, no ocultan unas animaciones típicas de esta generación o unas expresiones faciales claramente acartonadas. Ya veremos como se ve el juego final… Las voces, por cierto, están dobladas al español.

Conclusiones

Que Assassin’s Creed 4 se ambiente en el Caribe y con temática de piratería no es casualidad. La navegación en barco fue lo mejor que tenía el anterior juego y en esta entrega se ha explotado al máximo porque Ubisoft sabe lo que le gusta a sus jugadores. Se comenta que el juego tiene una proporción de 60-40 a pie y en barco. No me parece nada exagerado, así que los que anhelaban surcar océanos y mares encontrarán una buena ración aquí. Ahora falta el análisis para confirmarlo.

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas