PES 2015: probamos el nuevo juego de fútbol de Konami

Cada año la misma pregunta: ¿PES o FIFA? Tras haber jugado al título de EA, hemos probado un avance del juego de Konami, PES 2015. Te mostramos aquí cómo será.

Hace años que esperamos que Pro Evolution Soccer vuelva a tener el nivel que le corresponde para poder dar de nuevo espectáculo en los enfrentamientos con FIFA.

También este año, Konami ha prometido revolucionar el título tras la decepción de PES 2014, cuando a causa de los cambios del nuevo motor gráfico Fox Engine, ni siquiera consiguieron introducir la lluvia y la nieve en el juego.

Como había declarado en febrero a MCV el presidente de la división europea de Pro Evolution Soccer, “2014 ha sido un año de transición de la franquicia pero – añade Shinji Hirano – sabemos qué es lo que ha ido mal y estamos trabajando en ello. La próxima versión será totalmente diferente, por lo tanto debéis esperar grandes cosas.”

En el E3 de Los Ángeles hemos podido probar PES 2015, para ver si lo que habían dicho durante el invierno se había respetado. Entramos en la sala de Konami y jugamos dos partidas al nuevo título que saldrá en septiembre.

Libertad de movimiento y precisión

En la demostración estaban disponibles dos equipos, Juventus de Milán y Bayern de Munich. Incapacitado por mi fe futbolística para elegir al equipo del Turín, he desafiado a un PR de Konami con el Bayern de Munich. Han bastado unos cuantos pases y un par de pases cruzados para obtener las primeras impresiones del juego, que luego he confirmado en el segundo tiempo y en la siguiente partida.

Recordando los antiguos Pro Evolution Soccer, desde el principio he advertido rápidamente una libertad de movimiento mayor, con menos movimientos rígidos y direcciones de carrera rectas y predefinidas. En pocas palabras, el clásico “problema de las vías” de PES, ya parcialmente resuelto en la versión del 2014, parece que ahora ha desaparecido definitivamente.

Los jugadores parecen más libres y sus movimientos más naturales, más apropiados a la calidad del jugador. Durante una acción frenética en la zona de la Juventus, por ejemplo, he realizado un uno-dos entre Kroos y Robben poniendo al jugador holandés solo en el fondo, en la derecha de la área de rigor.

Tiro ligeramente y, tratándose de un jugador que prefiere darle a la pelota con el pie izquierdo, Robben puso el balón en el centro con el exterior zurdo, en lugar de utilizar el pie derecho, más torpe. La parábola, al salir, encontró a Ribery, que a unos pocos pasos de distancia del portero, marcó gol.

La respuesta a los controles es precisa y oportuna, aunque no haya experimentado grandes trucos y juegos malabares con el balón. Desde esta perspectiva deberían haber grandes mejoras con respecto al título del año anterior.

La impresión es que en PES 2015 se ha querido dar mayor espacio a la imprevisibilidad típica del juego de fútbol, impresión que también me dio por algunos rebotes de balón, que han aparecido mucho menos predeterminados (aunque a veces haya tomado trayectorias exageradas).

Atmósfera, euforia y repeticiones siempre al máximo

Si hay un aspecto en el que Pro Evolution Soccer siempre ha logrado superar a FIFA, es el de lograr reproducir la atmósfera del partido en la pantalla de casa, que está conectada al ordenador o a la consola.

En PES 2015, esta sensación ha sido mejorada. La entrada en el campo de los equipos y las imágenes de las gradas transmiten inmediatamente el ambiente de gran partido, sobre todo gracias a una definición mejorada del público en las gradas, no sólo durante las escenas en que no se juega.

Pero lo que más me ha impresionado ha sido la escena de celebración. Tras haber marcado gol, Ribery corrió hacia la cámara situada a pie de campo, la ha agarrado con ambas manos y ha empezado a gritar y a sacudirla, como haría un futbolista presa de la euforia.

Los detalles de la cara del jugador francés estaban fielmente reproducidos y de manera muy realista, señal de que la elección de Fox Engine está dando sus frutos. También las repeticiones en PES 2015 parecen convincentes como de costumbre, con muchas vistas desde diferentes ángulos.

Aspectos a mejorar pero el camino es el correcto

El PR con quien pudimos hablar ha destacado cómo PES 2015 es mucho más preciso y definido que las ediciones anteriores y, aunque no hemos visto el menú para cambiar el tiempo en la demo, nos ha asegurado que en la versión final volveremos a ver lluvia y nieve.

Los aspectos que se deben mejorar son algunos rebotes poco naturales del balón y algunas trayectorias, aunque, cabe señalar la fluidez de los movimientos del balón sobre el campo durante la carrera, el efecto “bola de bolos” parece que ha desaparecido.

La IA de los compañeros de equipo al seguir la acción nos ha parecido que se puede mejorar: a veces te sientes abandonado solo contra los adversarios, dado que nadie busca el espacio para la introducción. Desde este punto de vista, la maniobra del equipo parece todavía inferior a FIFA.

El PES 2015 que hemos visto y  al que hemos jugado, obviamente, no es el juego definitivo y podría cambiar bastante antes de su salida, aunque ya se encuentra en una fase muy avanzada de desarrollo.

Aunque algunos aspectos se pueden mejorar, Konami nos ha parecido que está en el buen camino con su nuevo juego de fútbol gracias a la mayor fluidez de juego, la respuesta a los controles y la potencia del motor gráfico Fox Engine.

Frente a las pocas mejoras, desde el punto de vista del modo de juego, de FIFA 15, podría ganar terreno respecto al título de EA, aunque no parece todavía capaz de recuperarlo completamente.

Pero para saber quién ganará entre PES 2015 y FIFA 15, sólo podemos esperar a la salida de los dos juegos prevista para finales de septiembre.

¿Quieres saber cómo será el juego de EA, el rival histórico de PES? Lee nuestro avance de FIFA 15

Cargando comentarios

Últimos artículos