Publicidad

Trucos y Consejos

Funciones y herramientas del navegador perfecto

En muy pocos años Internet se ha convertido en una herramienta indispensable para nuestro día a día. Gracias a ella podemos realizar consultas, comprar, trabajar a distancia y mantenernos siempre en contacto con nuestra familia y amigos. Aunque todos coincidamos que ya difícilmente podríamos aguantar un día entero sin conectados a la red, pocos nos damos cuenta de la importancia de una herramienta fundamental para ello: el navegador. Sin él no podríamos acceder a Internet en su totalidad ni disfrutar de largas horas surfeando por su infinita información.

Mujer utilizando un navegador

Los navegadores son nuestra puerta de entrada a Internet y aunque todos tenemos nuestro favorito (Chrome, Firefox, Edge, etc.) en ocasiones desearíamos que tuviera funciones extra. Y es que del mismo modo que un calzado cómodo es esencial para salir a dar un largo paseo, un buen navegador es fundamental para disfrutar al máximo de Internet. ¿Qué funciones debería tener para ello?

En el artículo de hoy vamos ponernos la gorra de imaginar y escribir una pequeña carta a Papa Noel con todas las funciones y características que debería tener nuestro navegador para considerarse perfecto. ¡Allá vamos!

Rapidez a la hora de buscar y cargar las páginas

Persona usando un portátil

Uno de los factores primordiales que debe tener un buen navegador es que éste ha de ser capaz de acceder de forma rápida a las páginas web que queramos visitar. Esto no es sólo importante para que nuestras horas de ocio cundan mucho más, sino que resultan vitales para que rindamos al máximo en nuestro ambiente laboral.

En la actualidad tenemos navegadores realmente rápidos como es el caso de Chrome y Firefox. Mientras Chrome de por sí ya es un navegador especialmente veloz, éste permite añadir extensiones que aceleran exponencialmente todas nuestras búsquedas. Si te interesa puedes hacer clic aquí para descubrir cuáles son las mejores extensiones para acelerar tu navegador. Firefox tampoco se queda lejos en ello pues el navegador siempre ha destacado por su rapidez y además incluye de forma nativa una función para acelerar su funcionamiento. Si quieres saber cómo activarla, haz clic aquí para descubrirlo.

En definitiva, el navegador perfecto debería ser rápido y mostrarnos sin apenas dilación las páginas a las que queremos acceder. Como bien dice el refrán, «El tiempo es oro».

No debe disminuir el rendimiento de nuestro equipo

Uno de los mayores problemas de los navegadores de Internet es que en muchas ocasiones terminan utilizando muchos recursos del sistema. Esto lleva a que nuestro equipo se ralentice considerablemente y que el usuario termine frustrado. Un buen navegador debería no sólo mostrar sus resultados rápidamente, sino también asegurar que el PC o los dispositivos móviles en los que funciona no terminen resintiéndose por su uso.

En cuanto a rendimiento, en la actualidad los navegadores que más nos gustan en este sentido son aquellos desarrollados utilizando Chromium como base. Entre ellos encontramos obviamente a Google Chrome o el más reciente Brave. Ambos funcionan a la perfección y además apenas utilizan recursos de nuestro sistema operativo.

Si últimamente tu navegador funciona lento o ves que está consumiendo muchos recursos del sistema, es probable que esté sufriendo un problema. Para solventarlo recomendamos que limpies su historial y caché además de utilizar algunos de los consejos que te damos en el siguiente artículo.

Ha de ser muy seguro

Malware

Internet es un lugar fenomenal para buscar información, comprar y comunicarnos con nuestros amigos. La cantidad de datos personales que compartimos a través de la red es mayor de lo que jamás podrías imaginar. Es por ello esencial que el navegador perfecto sea muy seguro para que todo cuanto compartimos a través de la Red no caiga en manos de hackers y cibercriminales.

Con el uso masivo de Internet también han surgido un sinfín de amenazas con las que tenemos que ir con mucho cuidado. Existe contenido malicioso que tras ponerse en contacto con nuestro navegador es capaz de filtrar todo aquello cuanto escribimos (incluidos nuestros datos bancarios). Otros son incluso capaces de secuestrar directamente nuestro navegador e ir redirigiendo nuestras búsquedas a páginas con contenido altamente peligroso para nuestro equipo. Nuestro navegador ha de ser capaz no sólo de detectar estas amenazas, sino también bloquearlas.

Un navegador que excele en esta labor es sin duda Mozilla Firefox. A lo largo de los últimos años Firefox se coronado como una de las opciones más seguras del mercado gracias a las cuales vamos a poder navegar por Internet sin miedo alguno.

Debe bloquear los molestos anuncios

Hay pocas cosas que molesten más durante nuestras sesiones por Internet que la aparición constante de anuncios y pop-ups en nuestras pantallas. Si bien hay extensiones que permiten bloquear esta irritante publicidad, sería maravilloso que un navegador ofreciera ya integrado en su código un escudo que nos protegiera de ellos.

En la actualidad una buena opción para librarse de los anuncios es el navegador Brave. Éste incluye de serie un escudo completamente gratuito contra la publicidad, por lo que navegar por Internet resulta muchísimo más cómodo.

Debe tener una tienda de extensiones segura

Uno de los factores más apreciados en los navegadores actuales es que éstos acepten extensiones para añadir nuevas funciones a nuestras sesiones por Internet. Navegadores como Google Chrome o Firefox son favoritos en los usuarios no sólo por ser muy rápidos y seguros, sino también porque permiten con apenas unos clics moldear sus funciones a gusto del usuario. Todo ello es posible gracias a las tiendas de extensiones.

Es importante subrayar por eso que el navegador perfecto debe asegurar que las extensiones que posea en su tienda sean 100% seguras. Aunque son realmente útiles, estas nuevas funciones descargables pueden resultar peligrosas. Ten en cuenta que si no han sido comprobadas con anterioridad, las extensiones pueden poner en riesgo nuestros datos y los de nuestro equipo. Es por ello fundamental que el navegador perfecto tenga una tienda de extensiones donde todas ellas hayan sido comprobadas por un equipo de expertos.

Si te interesa saber cómo puedes distinguir una extensión segura del resto, recomendamos que le eches un vistazo al artículo que encontrarás bajo estas líneas.

Debe permitir hacer capturas de pantalla

Una de las funciones que más realizamos para trabajar por Internet es realizar capturas de pantalla. Si bien esto puede hacerse fácilmente utilizando la tecla de «Imprimir pantalla» o usando el atajo de teclado de capturas de pantalla de Windows 10, sería muy útil que nuestro navegador perfecto las hiciera por defecto.

Capturas de pantalla en Firefox

En la actualidad navegadores como Mozilla Firefox incluyen esta opción de forma nativa sin necesidad de tener que instalar ningún tipo de extensión. Si te interesa saber cómo activarla, simplemente haz clic en el siguiente enlace.

Debe ser capaz de sincronizarse con el resto de nuestras cuentas

Una función realmente interesante de navegadores actuales como pueden ser Firefox, Edge y Chrome es que todos ellos permiten sincronizar sus cuentas. En el caso de Chrome es especialmente útil para usuarios de Android, pues permite acceder de forma inmediata a todos los servicios de Google (Gmail, Drive, etc.) así como también sincronizar los datos y marcadores de tu teléfono móvil o tablet. En el caso de Firefox, tener tu cuenta sincronizada permite que puedas exportar e importar todos tus marcadores de forma rápida y sencilla entre distintos equipos. Edge por su parte consigue integrarse a la perfección con Windows 10, importar y exportar tus marcadores así como sincronizarse con tu cuenta de Microsoft. Nuestro navegador perfecto debería ser capaz de hacer lo mismo con la cuenta que deseemos.

Debe incluir un buen gestor de contraseñas con contraseña maestra

Contraseña maestra

Con el paso de los años, los servicios a los que podemos suscribirnos a través de Internet han aumentado radicalmente. Todos ellos necesitan de un nombre de usuario y de una contraseña, por lo que al final terminamos con cientos de contraseñas que debemos recordar si queremos seguir utilizándolos.

Un buen navegador debe tener integrado de forma nativa un buen gestor de contraseñas que pueda recordar nuestros datos de acceso e introducirlos de forma automática cada vez que queramos acceder a uno de estos servicios. Sin embargo, es importante también que el navegador posea un sistema de contraseña maestra. Esta será necesaria para que el navegador utilice de forma automática la función de autocompletar en cada uno de los servicios online a los que queramos acceder. De este modo nos aseguraremos que aunque alguien ajeno a nosotros utilice nuestro equipo no tenga acceso a nuestras contraseñas.

Entre los principales navegadores del mercado queremos recomendar Mozilla Firefox, pues este ofrece tanto un buen gestor de contraseñas como la posibilidad de establecer una contraseña maestra.

No existe el navegador perfecto, pero podemos recomendarte los mejores

Si bien a día de hoy no existe el navegador perfecto, sí tenemos a nuestro alcance opciones que se acercan mucho a éste. Entre ellas queremos destacar Microsoft Edge, Mozilla Firefox, Brave, Opera y por supuesto, el indispensable Google Chrome. Todos ellos tienen funciones muy interesantes y son realmente seguros, por lo que en todo momento tus datos estarán protegidos. Puedes descargar la última versión de todos ellos bajo estas líneas.

  • Google Chrome
Google Chrome DESCARGAR
8

Mozilla Firefox

Mozilla Firefox DESCARGAR
8

Microsoft Edge

Microsoft Edge DESCARGAR
7

Brave

Brave DESCARGAR
8

Opera

Opera DESCARGAR
8

Esperamos que nuestro artículo acerca del navegador perfecto te haya gustado. ¿Qué funciones querrías que tuviera tu navegador? ¡Compártelas con nosotros en la sección de comentarios!

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Publicidad