Publicidad

Noticias

¿Cuál Es el Mejor Juego de Spider-Man?

¿Cuál Es el Mejor Juego de Spider-Man?
María López

María López

Spider-Man es una de las figuras más queridas del imaginario superheroico de Marvel. El torpe Peter Parker ha sabido encandilar a varias generaciones desde su debut en los años 60 y se ha convertido en un mito que ha trascendido por completo el papel.

El trasfondo de Spider-Man (surgido de la pluma de Stan Lee y Steve Dikto) no ha cambiado un ápice desde su concepción: un adolescente venido a menos consigue un gran poder y se le sube a la cabeza. Sin embargo, la muerte de su tío (figura clave en su vida) le devuelve los pies a la tierra. Y, como se suele decir, el resto es historia.

Lo cierto es que como bien se afirma en la película Spider-Man: Into The Multiverse, hay un poco de Spider-Man en cada uno de nosotros. Quizás eso haya jugado un papel clave en el hecho de que sea, probablemente, el personaje más popular de todo Marvel.

El superhéroe arácnido se ha dejado ver en multitud de películas y series de animación, muchas de ellas icónicas para los millenials. No obstante, hoy nos centraremos en uno de los campos donde Peter Parker ha sabido resaltar con brillantez, los videojuegos.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

Desde luego, no hay pocos videojuegos protagonizados por Spider-Man. Actualmente, podemos contar más de 30 títulos, cada cual con sus más y sus menos. Hoy nos centraremos en los mejores títulos que nos ha traído el arácnido, los cuales abarcan varias generaciones de consolas (PC, NES, Master System, GameCube, PSX, PS2, PS3… la lista es larga).

Spider-Man: Return of the Sinister Six

Spider-Man: Return of the Sinister Six fue uno de los primeros videojuegos basados en el personaje de Marvel. Su desarrollo corrió a cargo de Bits Studios, que también realizó The Amazing Spider-Man 2 para Game Boy. El título se basa en el cómic que recibe el mismo nombre y tendremos que controlar a “Spidey” para derrotar a los Seis Siniestros (Electro, Mysterio, Hombre de arena, Doctor Octopus, Buitre y Hobgoblin).

Bajo una estética píxel, en este juego 2D de plataformas tendremos que sortear todo tipo de hostilidades para enfrentarnos con cada uno de estos Seis Siniestros. Cada rival ofrece un estilo de combate único y tendremos que variar nuestra estrategia para derrotarles. Si algún día te sientes nostálgico, siempre puedes darle un tiento.

Spider-Man

La llegada de PlayStation supuso también el nacimiento de grandes sagas icónicas: Tomb Raider, Silent Hill, Resident Evil, Spyro… Por supuesto, nuestro héroe arácnido favorito no se iba a quedar atrás. Finalmente, el 30 de agosto del año 2000 vio la luz Spider-Man, un juego mítico que muchos millenials seguro recordarán con cariño.

Por aquel entonces, los muchachos de Neversoft fueron los encargados de sacar adelante este impresionante Spider-Man. La llegada del 3D le sentó fenomenal al trepamuros y pudimos disfrutar como nunca de sus balanceos a través de una ciudad sumida en la niebla. El combate es bastante bueno y variado para la época y su historia se siente como un bonito homenaje al personaje de Marvel.

Ultimate Spider-Man

En Ultimate Spider-Man volvemos a presenciar la historia de Peter Parker y su transformación en el Hombre Araña. Como novedad, Ultimate Spider-Man nos deleita con una dirección artística bastante más comiquera que otros títulos de la franquicia.

Aquí, no solo veremos a Spider-Man: Venom también “co-protagoniza” el título. Durante el juego, alternaremos entre Spider-Man y el simbionte, cada uno con jugabilidades muy diferentes. Para avanzar, tendremos que participar en eventos de la ciudad y combates (atracos, asaltos a personas, etc). Sin embargo, estas pueden resultar un poco repetitivas en el tiempo. Desde luego, es un juego que merece la pena probar si eres fan del trepamuros.

Spider-Man: Shattered Dimensions

Los juegos que se vieron durante esta época de Spider-Man no eran precisamente la panacea. Sin embargo, Activision cogió las críticas y en consecuencia, surgió Shattered Dimensions. El estudio encargado de esta entrega fue Beenox (los responsables de Call of Duty: Black Ops 3 y IV) y su buena labor quedó patente en el título.

Es cierto que el argumento no es el punto fuerte de este juego, pero a cambio tenemos más espectacularidad. Con un desarrollo más lineal, sacrifica la exploración en pos de una experiencia mucho más pulida. En Shattered Dimensions visitaremos varios universos de Spider-Man y cada uno nos sorprende con una jugabilidad diferente.

Spider-Man: Edge of Time

Tras el buen resultado comercial de Shattered Dimensions, a Edge of Time le tocó cargar con el peso de unas expectaciones que, tristemente, no pudo corresponder.

Si bien Edge of Time no supo sacar partido de la agilidad de Spider-Man, si que podemos destacar una cosa: su historia. Miguel O’Hara (el Spider-Man de 2099) viaja en el tiempo hasta dar con Peter Parker para así, poder detener a Walker Sloan, un científico megalomaníaco. Su sistema de combate es muy entretenido y sus desafíos te mantendrán pegados a la pantalla.

Marvel’s Spider-Man

Tras una sequía de varios años, Spider-Man volvió en 2019 por la puerta grande. Insomniac Games (estudio tras el genial Ratchet and Clank) trajo de vuelta a Spidey de la mejor forma posible: una gran historia, el mejor sistema de balanceo que se ha visto en la saga y un apartado visual increíble son algunas de sus claves.

Sus altos valores de producción son palpables desde cada rincón del juego y te aseguramos que pasaras decenas de horas simplemente balanceándote entre edificios. El combate el fluido y Spider-Man se siente ágil en sus movimientos. Su éxito provocó la salida de Marvel’s Spider-Man: Miles Morales, un complemento perfecto para el título. Sin duda, se trata un juego imprescindible si te haces llamar fan de Spider-Man.

Y lo mejor de todo: su secuela, Spider-Man 2, llegará el próximo otoño de 2023. ¿Conseguirá estar a la altura del Spidey de 2019?

María López

María López

Artista de vocación y amante de la tecnología. Me ha gustado cacharrear con todo tipo de gadgets desde que tengo uso de razón.

Lo último de María López

Directrices editoriales