LucasArts, reina de las aventuras gráficas, muere a manos de Disney

LucasArts, reina de las aventuras gráficas, muere a manos de Disney

Disney ha cerrado la desarrolladora LucasArts, una de las legendarias reinas de las aventuras gráficas. Sus 150 trabajadores han sido despedidos. Se han cancelado los dos proyectos en los que estaba trabajando la compañía: Star Wars 1313 y Star Wars: First Assault.

El logo de LucasArts en Grim Fandango lo dice todo

Repasemos ambos juegos. Star Wars 1313 iba a ser una aventura de acción en tercera persona para consolas next-gen que quería reflejar el lado más ponzoñoso del universo. Star Wars: First Assault era un shooter online cuyo desarrollo estaba maldito desde su nacimiento. En teoría, los proyectos licenciados, como Star Wars: The Old Republic de BioWare o los cómics, no corren peligro… en teoría.

El cierre de LucasArts, conocida en su día por sus aventuras gráficas, no significa el fin de los juegos de Star Wars: Disney ha confirmado que la franquicia se licenciará a otras compañías. La mismísima LucasArts lo ha hecho en numerosas ocasiones. Ejemplos: Caballeros de la Antigua República (BioWare) o LEGO Star Wars (Traveller’s Tales).

¿Significa eso que 1313 y First Assault podrían salvarse? Fuentes cercanas a LucasArts han explicado a Kotaku que ven poco factible que 1313 y First Assault se acaben salvando. “Nuestras fuentes dicen que Lucas quería al menor salvar uno de los dos juegos, pero no ocurrió nada. Con los equipos ahora dispersados, parece ser que ambos proyectos están muertos para siempre. Una segunda fuente nos ha indicado que las posibilidades de licenciar 1313 a otra compañía son mínimas, prácticamente cero”.

Game Informer cree todo lo contrario, es decir, que existe una nueva esperanza. Su equipo ha hablado con un directivo de Disney anónimo: “Estamos buscando socios externos que puedan ayudarnos a ofrecer juegos a nuestros fans. Todavía creemos en la industria de los juegos, todavía ofreceremos juegos de Star Wars. Solo que ahora buscaremos otros modelos en lugar de la producción interna”.

Actualmente, LucasArts se había centrado únicamente en desarrollar juegos sobre Star Wars. Es triste que sus últimos juegos sean El Poder de la Fuerza 2 o Star Wars Kinect (como distribuidora). Son títulos paupérrimos todos ellos.

Star Wars 1313 sorprendió en la E3 2012

Los veteranos del sector siempre recordarán a LucasArts por ser, junto a Sierra, una de las reinas de las aventuras gráficas. ¿O es que acaso has olvidado Grim Fandango o la serie Monkey Island? En este sentido, y siendo prácticos con los últimos productos de la compañía, comparto la opinión de Rutger Uittenbogaard, redactor de Softonic NL: “Ni me importa. LucasArts y todo lo relacionado con Star Wars se ha tornado meramente estúpido. Quizás hace décadas era un estudio bueno, y quizás ni eso, ¡pero llevan años pensando que viven en 1977!”.

Si miramos el vaso medio lleno, debemos tener en cuenta que LucasArts ya no es lo que era. Si recuerdas la compañía por sus aventuras gráficas, hace eones que dejó de apostar por el género. No obstante, su legado pervive en otros estudios a cargo de algunos de sus desarrolladores más míticos. Telltale ha demostrado que la aventura gráfica tiene salida gracias a The Walking Dead. Además ha revivido franquicias como Sam & Max o Monkey Island. Tim Schafer está al mando de Double Fine, estudio que recibió hace un año mucho ruido mediático al tener un éxito brutal con su próxima aventura gráfica subvencionada por los fans. Y Ron Gilbert, padre de Guybrush Threepwood, lanzó hace poco su nuevo título, The Cave.

Recordemos a LucasArts por su gran aportación al sector en lugar de recordarla por sus últimos juegos sacacuartos. Recordémosla por el maravilloso mundo de Monkey Island, cuyo secreto real esperamos descubrir algún día. Recordémosla por Day of the Tentacle y su disparatada aventura que abarcaba tres periodos históricos distintos. Recordemos ese gran producto redondo llamado Grim Fandango, que marcó el ocaso de la época dorada de la aventura gráfica. Recordémosla por experimentos curiosos pero increíbles como The Dig, colaboración con Steven Spielbierg, o el cinematográfico Full Throttle. Recordémosla por Indiana Jones y la Última Cruzada. Dejemos que Tom Clarke, director de Softonic EN, nos resuma las excelencias de la aventura: “Tengo gratos recuerdos de esta aventura gráfica. Era emocionante, divertida, con una gran historia. Aunque es del año 1989, la volví a jugar hace un par de años y sigue siendo tan buena como siempre”.

Pero no nos quedemos únicamente en sus aventuras gráficas. Recordemos a LucasArts por los excelsos juegos de Star Wars que nos ha ofrecido. “Junto con Doom, X-Wing fue uno de los juegos en 3D más increíbles de 1993”, comparte con nosotros Jonathan Riggall, compañero de Softonic EN. “No fue el primer juego de Star Wars ni mucho menos, pero fue el primer juego que realmente te hacía sentir que estabas a bordo de un X-Wing. Sus gráficos eran asombrosos, era una aventura muy divertida y, para cualquiera que haya crecido con Star Wars, era un sueño hecho realidad”. La nostalgia también ha avivado los recuerdos de nuestro compañero Jan-Hendrik Fleischer, redactor de Softonic DE: “Me encantó jugar a los simuladores espaciales de la franquicia X-Wing. Por ejemplo, X-Wing vs TIE Fighter fue una experiencia multijugador memorable”.

“¡Detrás de ti, un mono con tres cabezas!”

Disney, que adquirió la compañía LucasArts en su totalidad hace cinco meses, ha ido cancelando paulatinamente algunos de sus proyectos, todos ellos vinculados a la franquicia de La Guerra de Las Galaxias. Ejemplos: la serie de animación por ordenador The Clone Wars y la inminente serie Detours.

Aunque parezca mentira, no nos encontramos ante un precedente con respecto al modus operandi de Disney. Ésta lleva años licenciando juegos basados en sus películas de animación. Desarrolladoras importantes como Capcom o Virgin se encargaron en su día de adaptar Aladdin o El Rey León al mundo de los videojuegos.

Asimismo, Disney es muy dada a cerrar estudios de videojuegos. Su último equipo en cerrar, antes de LucasArts, fue Junction Point, desarrolladora de los fallidos Epic Mickey 1 y 2. Lo mismo ocurrió con Propaganda Games (Tron Evolution) y Black Rock Studio (Split/Second).

Disney parece que solo le interesan dos proyectos relacionados con Star Wars: la retahíla de películas que vendrán (abróchense los cinturones) y una serie con actores reales que podría acabar llamándose Star Wars: Underworld.

El sector de los videojuegos se encuentra en una etapa ciertamente oscura. Cierra LucasArts, reina de las aventuras gráficas, pero hay otras compañías legendarias en peligro como el caso de Square Enix o la reciente crisis interna de EA.

Fuentes: Forbes, TechCrunch, Kotaku, Game Informer

Cargando comentarios