Cómo las lámparas LED pueden estar quitando algo muy precioso para los humanos

Es un hecho: las lámparas LED son económicas, duraderas y ecológicas. Sin embargo, mientras nos proveen de luz, también están quitando algo de nuestras vidas cotidianas.

El Proyecto de “Cities at Night” (Las Ciudades de Noche) ha descubierto exactamente lo que nos estamos perdiendo. El grupo es el responsable de crear un mapa, utilizando el software de Google Maps, con fotos de la Tierra tomadas de noche por la Estación Espacial Internacional (ISS). Estas muestran cómo se ha incrementado la iluminación a través de los años en las grandes ciudades, especialmente tras la introducción en las calles de las luces LED.

¿El resultado? Un fenómeno llamado “polución de luz”. Es el exceso de luz en un ambiente y está causado por la excesiva luminosidad de una o más fuentes. Hoy en día esto sucede cuando se realizan cambios en la iluminación de un lugar, lo cual es exactamente el caso de estas metrópolis.

Según “Cities at Night”, la polución de luz tiene varios efectos negativos. Quizás el más importante sea que modifica el ciclo de sueño de las personas, que duermen menos y peor, algo que daña el resto de sus rutinas. Otro problema es que modifican el ecosistema de los animales nocturnos, lo cual puede llevar a que pierdan sus presas por la luz o no puedan moverse correctamente debido a la intensa luminosidad. Además, puede reducir nuestra vista de las estrellas de forma dramática. Las mismas son apenas perceptibles en los centros de estas ciudades, donde las luces LED son más intensas.

Los Ángeles en 2010

la10

Los Ángeles en 2012

la12Milán en 2012

milan12

Milán en 2015

milan 15

El pronóstico es que para el año 2020 el 70% de toda la iluminación pública en las más grandes ciudades será de LED. Si bien son incuestionablemente importantes estas luces hoy en día y volver a la tecnología anterior no es una opción, ¿no debería la polución de luz hacernos pensar acerca de lo que nos estamos perdiendo?

Fuentes e imágenes: Cities and Night, NASA

Adaptación de un artículo original en portugués publicado en Tecmundo.

Cargando comentarios