Grand Theft Auto: La saga más polémica (I)

Acaba de salir el último vídeo de Grand Theft Auto IV, la nueva entrega de una serie que ha llamado la atención de todo el mundo por su jugabilidad, que deja una casi total libertad de acción, y por los diversos escándalos que siempre han acompañado a este título.

El espectacular vídeo nos ha llevado a pensar que uno de los videojuegos que más ha cambiado tiene diez años de historia. Y ésta no comienza en el año 2001, momento en que dio un salto cualitativo, sino en 1997 con unos gráficos muy diferentes y, sobre todo, con un desarrollador que aún no se llamaba RockStar, sino DMA Design.

Un desarrollador que era más conocido en ese momento por otro juego muy popular del que se han hecho muchas versiones: Lemmings, del que incluso hicieron una segunda parte que no funcionó tan bien.


Grand Theft Auto es una saga de videojuegos -para algunos “la saga”- que se mueve entre la aventura y la acción, aunque no siempre fue así y los orígenes del juego se centraron más en lo que podía dar de sí el “libre albedrío”. Esto lo hizo revolucionario y, además, ya en 1996 creó una fuerte polémica por su alto contenido violento y realista. El juego ofrecía una vista cenital (desde arriba), unos gráficos básicos y un sonido repetitivo. Pero este juego será la base de lo que más adelante sería la saga.

Esta perspectiva se mantendría en GTA: London 1969, expansión para PC que tiene lugar en Londres en el año 1969.

El desarrollo

Grand Theft Auto tiene como protagonista a un criminal sin nombre y, básicamente, es libre de hacer lo que quiera en cada una de las tres ciudades que componen los tres niveles del juego.

Puede robar coches, venderlos, atropellar o asesinar a ciudadanos despiadadamente, etc. todo lo que se le pase por la cabeza para conseguir puntos, que son utilizables como dinero en el juego. Precisamente, el objetivo de cada nivel de Grand Theft Auto es reunir una cantidad fija de esos puntos. También hay misiones, pero no siguen ningún tipo de hilo argumental ni en el primer ni el segundo juego.

Al igual que en juegos posteriores, uno de los principales enemigos y problemas de Grand Theft Auto es la policía, que es una parte importante del juego. Se encuentra distribuida por toda la ciudad, patrullando constantemente a la búsqueda de delincuentes y entre sus ventajas están sus coches que son más rápidos que los que usas.

Su funcionamiento no ha cambiado demasiado y cuando el jugador comete un delito a la vista de un policía (si el delito es grave o se comete repetidas veces, la policía estará avisada de todos modos aunque no esté cerca), obtiene un nivel de búsqueda, siendo el máximo seis niveles.

En el nivel 1 los policías van a arrestar al sospechoso sin hacerle daño y con poco esfuerzo, pero según aumenta el nivel, los policías van mejor armados e intentarán matar al sospechoso directamente usando todos los medios a su alcance: helicópteros, francotiradores o incluso tanques.

Pero si en los nuevos GTA se ha visto como bomberos y ambulancias son meros medios para nuevas misiones, en el primer juego las ambulancias y los camiones de bomberos tenían un papel importante, puesto que iban al lugar a ayudar a los heridos e intentaban reanimarlos. Por su parte, los bomberos procuraban extinguir las llamas de los diferentes vehículos.

¿Por qué se habla de innovación?

Pese a las miles y miles de críticas vertidas contra el juego desde medios no especializados, GTA supuso una serie de cambios importantes en el mundo del videojuego y su complejidad está fuera de toda duda. Hoy en día hay muchos juegos que parten de ideas que GTA aportó de forma original.

Por que Grand Theft Auto no tenía los mejores gráficos de la época, pero destacó por una total libertad de movimientos para circular por donde se quisiera, una total libertad de acciones, algo increíble en esa época dominado por géneros como la aventura gráfica, las ciudades eran grandes y además estaban “vivas” ya que veías tráfico, gente y tenían incluso los servicios de emergencia.

Si a eso se sumaba el hecho de ser un “fuera de la ley” con misiones al más puro estilo gángster, la sensación del juego era totalmente diferente a los juegos de la misma época.

Volveremos con GTA 2, que introdujo muchas novedades y sobre todo, la base principal en la que se sustenta Grand Theft Auto III y posteriores.

Por cierto, Rockstar lo liberó hace tiempo y ahora es un juego completamente gratis que podéis disfrutar en el siguiente enlace:

Cargando comentarios

Últimos artículos