Consejos y guía de jefes finales

Consejos y guía de jefes finales

Nota previa: Esta guía está basada en la dificultad Normal. Las estrategias son aplicables al resto de niveles, pero dependerá de tu habilidad hacerlo bien o adaptarte a las fuerzas de tus enemigos.

Verás que, excepto en algún momento puntual, no se hace mención apenas a la Furia. Creemos que este poder debes utilizarlo según tus necesidades a no ser que se diga lo contrario. Si lo necesitas, adelante, úsalo a discreción y el combate será algo más fácil.

Consejos generales

  • Uno de los mejores consejos que pueden darse es que no recojas todos los cofres que veas. Muchos jugadores utilizan los cofres verdes (rellenan vida) y los azules (magia), aunque tengan estas dos barras llenas. Una buena táctica es no abrirlos si estamos con la energía llena o casi llena, a veces es mejor pecar de previsor. En God of War III hay un poco de backtracking, y pasamos por varios sitios hasta en tres ocasiones, esos cofres sin abrir te pueden ser útiles cuando regreses por esos mismos caminos.
  • Si te ves apurado o agobiado de enemigos, hay un par de combos fáciles que te pueden dar algo de espacio con pocos movimientos. “Cuadrado + Cuadrado + Triángulo” es un combo rapidísimo y potente. Posteriormente, cuando mejores tus armas el combo “L1 + Cuadrado” es muy eficaz contra muchas tropas.
  • La mejor forma de matar a los enemigos más pequeños es agarrándoles. Las arpías pueden ser muy pesadas, pero cuando están a ras de suelo con un agarre loas matarás de un golpe. Lo mismo ocurre con los perros que en manada pueden ser muy destructivos. En esos momentos, agarre (con el botón O) y proyección, agarre y proyección, agarre y proyección. Recuerda que mientras tienes un enemigo agarrado el resto no puede tocarte. Con los esqueletos la táctica es similar, agarre y botón Cuadrado para sprintar es una técnica casi infalible.
  • Como en todos los God of War, las Espadas son el arma más potente y versátil. En GoW3 se llaman del Exilio y tiene 5 niveles de potencia. El mejor consejo es acumular almas rojas y subir de nivel exclusivamente estas Espadas hasta como mínimo el Nivel 4. Olvídate de mejorar el resto de armas u objetos hasta haber llegado a ese nivel. Esto te llevará un poco menos que la mitad de la aventura, y una vez ahí puedes utilizar las almas rojas como mejor te parezca. Si tienes la Espadas del Exilio casi al máximo verás como caen tus enemigos mucho más fácilmente que si te dispersas mejorándolas todas a la vez.
  • Aunque la lista de armas de mejor a peor puede variar según nuestra forma de jugar, nosotros aconsejamos usarlas (y mejorarlas) en este orden: Espadas del Exilio, Cestus de Nemea, Látigo de Némesis,  Cadenas de Hades
  • El Arco de Apolo es un objeto realmente útil para luchar, pero sólo si utilizamos flechas cargadas al máximo (es decir, de fuego). Causan daño a distancia a casi todos los enemigos, y su fuego se traspasa a otros si se tocan. Es realmente útil cuando luchamos contra varios enemigos grandes al mismo tiempo (minotauros, sirenas, cerberus, etc.), y pueden darnos un tiempo muy valioso para escapar o tomar aire en los momentos de agobio. Aconsejamos mejorar este objeto al máximo, pero sólo después de las Espadas del Exilio, hacerlo antes tampoco nos aportará mucho.

Enemigos finales

Leviatán 1

Kratos comienza su aventura luchando contra Poseidón y sus Leviatanes. El primero de estos caballos-cangrejo aparecerá delante de ti a los pocos minutos de empezar la partida. Este Leviatán tiene cuatro secciones hasta acabar con el. En la primera la mejor técnica para golpearle es saltar y utilizar L1 + Cuadrado. Los combos con Triángulo también son efectivos. Si ves que va a escupir agua (momento en el que echa hacia atrás la cabeza), esquiva hacia un lado (preferiblemente a la derecha) y protégete. Luego contraataca sin piedad.

La segunda sección es más fácil a pesar que estamos bocabajo. Acércate rápidamente pulsando el botón de Salto y golpea indiscriminadamente con golpes flojos o fuertes. Sólo tienes que estar atento a sus ataques con las patas. Si ves que levanta la pata derecha entonces muévete rápido a la izquierda con el botón X, haz lo contrario si es con la otra pata. Unos pocos golpes y pasamos a la siguiente sección.

Esta vez estamos en vertical. Nos acercamos rápido con el botón de salto (X) y lo mismo, golpes rápidos y potentes. Ahora puede atacar escupiendo agua o con las patas, si es con lo primero lo mejor es moverse a la parte superior izquierda o derecha, según convenga. Si es con las patas las esquivamos rápido con el botón de salto.

En la cuarta y última sección el Leviatán lo da todo. Ataca con las patas a izquierda o derecha, y escupiendo agua. Lo mismo que antes, estamos atentos a sus señales y esquivamos de la misma forma que hemos aprendido. Ahora tenemos la ventaja de estar en posición horizontal y podemos utilizar el stick derecho para esquivar. Atento a su nuevo ataque, cuando levante todas las patas retrocede todo lo que puedas y esquiva con el stick derecho, porque atacará con todo su cuerpo. Unos golpes más y podrás entrar en el Quick Time Event para acabar con él.

Leviatán 2

Después de caminar un poco por el Monte Olimpo llegamos al enfrentamiento con el segundo Leviatán. Este es más duro que el anterior. La mejor técnica es acercarnos y utilizar golpes rápidos, para poder movernos rápidamente con el stick derecho si nos ataca con las patas. El Leviatán tiene varios ataques muy rápidos así que la única estrategia es estar atento y no comprometernos con golpes fuertes, que son más lentos y nos impiden esquivar.

Tiene un movimiento que golpeará tres veces el suelo y con el que tratará de encerrarnos bajo sus patas. Cuando veas que comienza este ataque (siempre que levante la pata a nuestra izquierda), retrocedemos al máximo, dejamos que se acerque y antes de que escupa agua sobre nosotros le hacemos un combo de tres golpes fuertes (con Triángulo). Con esos tres golpes seguidos huirá de nosotros, pero si no somos rápidos nos hará daño de verdad.

Después de un rato dejará a la vista la parte del corazón para entrar en un QTE con el que le abrimos el pecho y le arrancamos una pata. Comienza la segunda sección.

Repetimos con golpes rápido, pero ahora el Leviatán nos escupirá un potente chorro de agua. Cuando veas que abre la boca retírate y muévete a derecha o izquierda lo más rápido posible porque es su golpe más potente. También tratará de golpear el suelo con todas sus patas. Este terrible golpe nos destrozará si nos coge, así que huyes hacia atrás y antes de que golpee el suelo saltas porque el temblor te puede hacer caer y dejarte vendido. Tras el salto te acercas rápido y tendrás 3 ó 4 segundos para darle caña sin compasión. Recuerda: golpes rápidos para poder esquivar.

Finalmente entramos en el último QTE. Terminamos de abrirle el pecho, recogemos su pata seccionada y clavándosela en el corazón terminamos con el Leviatán.

Poseidón

Finalmente, tras recorrer el interior de Gaia lucharemos con Poseidón. Que no te dé miedo, acabar con el es más fácil de lo que piensas. Primero utilizará sus Leviatanes para agarrar a Gaia a derecha e izquierda. Debemos liberarnos, así que descarga tu furia con las patas de estos seres. La táctica más efectiva es utilizar L1 + Triángulo, es un combo de tres golpes terrorífico.

Puedes comenzar, por ejemplo, con la pata izquierda. Después del combo Poseidón atacará seguramente, espera su tridente y esquiva a la derecha. Para no perder tiempo aplica el combo mencionado a las patas de la derecha, y si mueve el tridente te mueves a la izquierda. Verás que haciendo esto tres veces por pata acabará el sufrimiento de Gaia. Un último apunte, Poseidón electrificará el suelo en algún momento, si ves que va a comenzar este ataque muévete rápido a la parte que queda libre.

En la segunda sección lucharemos contra el mismo Poseidón. Tiene cuatro tipos de golpe, dos con puñetazos y otros dos con tridente. Lo mejor es acercarnos a el y lanzarle golpes sin compasión. Puedes utilizar combos con golpes fuertes si lo prefieres. Si ves que mueve la mano esquiva (siempre) a la izquierda con el stick derecho. Si ves que mueve el tridente tienes dos alternativas, o bien corres hacia atrás y te sujetas a la pared lateral del puño de Gaia, donde estarás a salvo. O bien, pulsas R2 para lanzar la magia del tornado. Si lo haces justo antes de que te toque el tridente serás totalmente invulnerable al mismo tiempo que aplicas un daño increíble al dios.

Si lo haces bien Poseidón caerá en pocos segundos abriendo el QTE. Escala el puño de Gaia y sigue la combinación de botones para entrar en la tercera sección del jefe final.

Volvemos al principio, con los Leviatanes cogiendo otra vez a Gaia, y repetimos la táctica de antes. Si somos rápidos podremos hacer dos veces el combo L1 + Triángulo a una de las patas antes que Poseidón ataque. Repetimos los esquives y los ataques, mirando siempre el suelo cuando va a electrificarse. Unos golpes más y habremos terminado. Liberamos a Gaia de los Leviatanes, sacamos a Poseidón de las aguas y le damos una de las palizas más gloriosas vistas en un videojuego a base de QTE.

Ya hemos terminado con Poseidón.

Hades

La lucha con Hades, una de las más intensas del juego, comienza con un breve QTE para evitar que nos extraiga el alma. Pulsamos L1 + R1 rápidamente, tras lo cual comienza la batalla dividida, como siempre, en varias secciones.

Primero lucharemos cara a cara con Hades. Tiene dos tipos de golpe, uno con cadenas y otro con dando una patada al suelo si nos acercamos mucho. El de las cadenas es doble, con dos ataques seguidos que esquivaremos con dos saltos con el stick derecho, siempre en la misma dirección. Es decir, izquierda + izquierda o derecha + derecha. Si esquivamos a un lado y al otro entonces nos acertará un cadenazo.

El golpe de pie es más previsible y esquivaremos hacia atrás. En este caso la mejor técnica es esquivar, y luego acercarnos a Hades con un salto para darle varios golpes, bien normales, bien con el combo L1 + Cuadrado. Cuando estemos en el suelo, aplicamos golpes rápidos y fuertes a discreción, siempre mirando de esquivar. Si hemos sido avispados y tenemos el Nivel 3 de las Espadas del Exilio, el combo Triángulo + Triángulo + Cuadrado es especialmente útil.

Después de unos cuantos golpes Hades se engancha al suelo y aterrizará con un fuete golpe. Doble salto para esquivarlo.

Segunda sección. Hades se sitúa ahora al fondo de la pantalla. Generalmente comenzará sus ataques arrastrando la cadena por el suelo de un lado al otro de la pantalla. Cuando veas que vaya a hacerlo anticípate y salta a la comba para esquivarlo. La técnica es hacer doble salto y utilizar las alas de Ícaro para sostenerte en el aire, tras lo cual Hades intentará darte en el aire, se dará la vuelta y realizará el mismo ataque pero a unos metros encima del suelo. Te dejas caer y aprovechas ese segundo intento para aplicar algún combo que otro.

Si sigue con las cadenas por el suelo repite la estrategia, pero a veces puede atacar con otro golpe. O bien con latigazos en el suelo (golpe doble) que esquivaremos a izquierda o derecha (recuerda la técnica de antes), o bien cargará sus brazos hacia atrás para golpear el suelo de repente, esquiva hacia atrás en este caso. Golpes fuertes siempre que puedas y entrarás en el segundo QTE para arrancarle parte del pecho a Hades.

El trozo de carne intentará regresar a su cuerpo, debes darle unos golpes y evitar que lo haga. Aprovecha para matar las manos que salen del suelo y recuperar algo de vida. L1 + Cuadrado es lo mejor. Al destruir el trozo de carne vivo también te dará algo de vida.

Comenzamos pues la tercera sección. Primero Hades intentará vengarse, oscurecerá el suelo durante unos segundos y miles de cadenas salen del suelo para destruirte. Esquivarlo es fácil, pero debes ser rápido, la mejor estrategia es situarte más o menos en el centro de la arena y cuando veas que una parte del suelo deja de estar en negro, entonces muévete rápido con el stick derecho hacia allí. Las cadenas surgirán del suelo pero tú estarás a salvo.

Tras esto Hades se engancha al suelo e intentará chafarte, corre hacia un lado (no importa cual) y doble salto antes de que caiga para no perder el equilibrio.

De nuevo, luchamos mano a mano contra Hades. Repite las mismas técnicas que en la primera sección, pero atento si mueve las cadenas por encima de su cabeza significa que te lanzará un ataque imposible de bloquear y que te quitará el alma. Si te coge pulsa L1 + R1 como al comienzo del combate. Descubrirás también que el combo de las cadenas es más largo, concretamente cinco golpes seguidos. Aléjate o esquiva hacia los lados y golpea cuando veas hueco. No hay más estrategia aquí. Terminamos la sección con un salto de Hades que esquivaremos como siempre.

De nuevo Hades al fondo del escenario. El combo de las cadenas es triple y llega bastante lejos, por suerte es muy previsible y se puede esquivar muy fácil sólo corriendo hacia un lado. Golpea sin compasión cuando puedas, pero si ves que Hades clava sus cadenas a la pared entonces significa que lanzará unas calaveras fantasmales contra ti. Mejor que esquivarlas, espera que se acerquen y activa la magia con R2 para darle a Hades y al mismo tiempo evitar que te golpeen.

Después de unos pocos golpes entramos en el QTE para arrancarle la parte derecha del pecho. Repite estrategia para ganar vida y destruir el trozo de carne. Hades se enfada e intenta de nuevo el ataque del suelo. Nada puede hacer porque sabemos bien cómo esquivar las cadenas infernales.

Entramos en la última parte del combate. Hades al fondo nos lanzará un ataque que consta de cadenas que salen del suelo. Lo detectaremos porque antes Hades agitará sus cadenas alrededor de su cuerpo. Son 10 golpes, corremos de un lado al otro dando círculos y cuando llegué el golpe 8 ó 9 nos acercamos a Hades para golpear con algún combo fuerte.

Ahora puede pasar dos cosas, o bien que repita la misma técnica o que arrastre sus cadenas por la pared. Si es lo segundo invocará dos Cerberus fantasmales que se lanzarán contra nosotros. Esquivarlos no es fácil, pero tampoco imposible, sin embargo de nuevo la mejor técnica es utilizar la magia para golpear a Hades y evitar a estos perros del infierno. Si hemos jugado bien nuestras cartas deberíamos tener para más o menos tres golpes de magia, suficiente para hacerle clavar la rodilla en el suelo y entrar en otro QTE.

El combate se convertirá ahora en un tira y afloja con las cadenas de ambos enemigos enganchadas. Hades tirará de ti para hacerte caer al río Estigia. Lucha moviéndote hacia atrás, y dando saltos con X para evitarlo. Al mismo tiempo lanza golpes con tus Espadas, y evita sus ataques de cadena con el stick derecho. Parece complicado, pero no lo es tanto, debes ir con calma porque aunque es una sección muy trepidante en el fondo nos lo podemos tomar con calma. La clave es ganar espacio para atizarle un par o tres de golpes, tras lo cual recuperas espacio hacia atrás y repites. Si Hades te gana podrás volver a la arena pulsando el botón O repetidamente.

Cuando termines con Hades caerá al río Estigia y tú ganarás sus cadenas. Pero después de probarlas con algunos esqueletos el Dios del Inframundo regresará en una forma más grande y terrorífica.

Última sección del combate más fácil de lo que parece. Sólo debes golpear a Hades con sus propias cadenas, intenta ponerte a los lados de la arena para evitar sus potentes golpes con las manos. Si ves que lo lanzará cerca de ti, con stick derecho lo esquivarás fácilmente. Lo más importante es marear a Hades tanto como puedas, así que cuando se activen los ganchos que hay en el techo agárrate a ellos con R1 y te pondrás a la espalda de Hades. Golpeas indiscriminadamente, te pones a un lado, R1 otra vez y repetimos. Después de hacerlo unas cuantas veces, atraparemos su alma y Hades caerá muerto al río Estigia, finalizando este largo e intenso combate.

Hermes

Este molesto dios cae más fácilmente que el resto. La lucha con Hermes no es más que una carrera de habilidad con algunos puntos ligeramente conflictivos pero que no entrañan desafío.

La carrera comienza en la Cámara de la Llama, después de algunos intercambios de palabras Hermes huirá de ti. Síguele con un doble salto, déjate caer por la pared y salta de nuevo. Nada difícil.

Llegamos así a un puente de madera al que cae una roca llameante. Tenemos que correr rápido para que el fuego no nos atrape, pero nos ponemos en el lado derecho del puente. Cae otra roca y el puente se desmorona, tras lo cual escalaremos sin pararnos saltando con X. Matamos a unos cuantos civiles con un único golpe flojo (más sería perder el tiempo) y llegamos arriba del todo para continuar la carrera por pasarelas, cornisas y andamios. Nada realmente complicado, y si fallamos en algún punto el juego nos resucita muy cerca de donde hayamos caído.

Llegaremos a una zona donde quedamos encerrados con algunas arpías y perros, además de unos cuantos civiles. Acabamos con los enemigos y seguimos escalando hasta llegar a una catapulta. Es casi el final, la activamos y nos subimos en el proyectil para alcanza a Hermes, destrozando la estatua de Atenea al mismo tiempo.

El golpe ha sido brutal y acabamos en un edificio derruido sin Hermes a la vista, pero seguimos el rastro de sangre hasta descubrirlo medio moribundo. Comenzará la pelea, que no es tal puesto que Hermes sólo intenta huir y sus golpes apenas nos hacen daño. No hay estrategia posible, persíguele mientras lanzas golpes con tus Espadas o Cadenas (mejor lo primero) hasta acabar con este dios petulante y conseguir sus botas.

Heracles

La lucha con Heracles, al estilo gladiadores, comienza con un calentamiento a base de esqueletos. Acaba con todos para enfurecer a Heracles, no te supondrán ningún problema.

Heracles saltará al ruedo acompañado de más esqueletos. Lo primero que harán será rodearte y si no te liberas Heracles te embestirá, así que ve con cuidado con este primer ataque. Luego comienza la lucha de verdad.

No es especialmente difícil derrotar a Heracles. Sólo debes tener en cuenta uno o dos consejos. Intenta que los esqueletos no se conviertan en una plaga, porque acabarán por rodearte y dejándote vendido ante Heracles. Así que lo primero que debes hacer es matar esqueletos.

La estrategia es que mientras matas esqueletos aproveches los combos para ir dándole también a Heracles. Estate atento a las señales cuando vaya a lanzar un golpe con sus Cestus o cuando golpee el suelo para estar lo más lejos posible. Luego repite de nuevo, ataca a esqueletos pero aprovecha golpes sueltos para atizar al gigantón. Si Heracles levanta el brazo y te apunta es señal que los esqueletos se lanzarán contra ti, o bien huyes o bien utilizas la magia de las Espadas del Exilio para eliminarlos a todos de un plumazo.

Después de un poco de lucha Heracles se lanzará contra ti. No puedes esquivarlo, así que déjate llevar. Luego lucha con él, pulsando el botón O repetidamente, y cuando ganes en esta mini lucha lo cogerás a hombros. Ahora sólo tienes que llevarlo corriendo a una de las zarzas que rodea la arena.

Este ciclo se repite dos veces. Luego te quedarás a solas con Heracles.

Ahora, sin prisas ve golpeando con golpes fuertes a Heracles. Si no quieres recibir mucho daño puedes lanzar uno o dos golpes y retirarte con el stick derecho cuando vaya a golpear. Es un enemigo muy previsible. Siempre puedes ir más rápido si combinas algún que otro combo, pero así inevitablemente recibirás algo de daño. Cuando Heracles se canse golpeará los Cestus entre ellos y te dejará medio ciego, en ese momento el gigante se pondrá a hablar con Hera y es tu oportunidad para cogerlo y entrar en el primer QTE. Cuando lo superes te habrás hecho con los Cestus.

Ahora Heracles desprovisto de armadura y armas, se lanzará contra ti en una lucha a mano desnuda. Debes golpearle con tus nuevos Cestus y al mismo tiempo esquivar sus agarres. Si te coge pulsa la combinación de botones que el juego pida. También es posible que Heracles coja algún trozo de pared y te lo lance, esquívalo con stick derecho.

La lucha continuará así hasta que Heracles reciba suficiente daño, tras lo cual te lanzará a la otra punta de la arena y, literalmente, levantará el suelo para hacerte caer al precipicio. Estamos en el final, pulsa los botones que el QTE te pida y acaba con la vida de Heracles a puñetazos.

Cronos

Comienza la que es quizá la lucha más espectacular de todo el juego. Todo el nivel es una batalla contra Cronos que se desarrolla por todo su cuerpo. Empezaremos casi aplastados por los dedos del titán, pero cuando sus ojos brillen activa la Cabeza de Helios. El juego deja claro cuando hacerlo.

Aterrizarás en la mano derecha del gigante, tras lo cual tendrás que luchar con unos pocos esqueletos y cuando todo se mueva escala por el brazo hasta llegar a un saliente de carne que debes destruir.

Nos ponemos otra vez en horizontal y matamos más esqueletos. Ya deberías tener las Espadas al máximo de su poder, así que no son problema alguno. Si quieres ir deprisa utiliza el agarre más Cuadrado. Esquiva también los soplos de Cronos.

Cuando clave sus uñas en el brazo, golpea la del dedo corazón hasta que se rompa. A veces tirará su brazo izquierdo hacia atrás y golpeará el suelo que pisas (que es su otro brazo), completa el QTE para no morir.

Cuando finalmente arranques su uña, empezará a dar manotazos al suelo. Fíjate en las sombras para saber donde caerán sus enormes dedos. Si te chafa, te mata, recuerda. Sólo tienes que esperar que lo haga, para entonces engancharte a uno de sus dedos (con un doble salto) y escalar a su mano izquierda.

Te acercarás a la cara de Cronos, probablemente sople, así que QTE para no morir. Cuando veas sus ojos con brillo activa la Cabeza de Helios y continuamos la lucha en otro lugar.

Llegaremos al ombligo de Cronos, donde hay una pequeña plataforma y lucharemos contra esqueletos y estatuas de piedra. Con tus Espadas al máximo es fácil superar esta parte, pero si te ves muy rodeado utilizar la magia R2 sin pensártelo. Terminado con los enemigos podrás abrir la cerradura que da paso a la piel de Cronos, donde descubrirás una enorme columna de Onyx. Ya sabes, Cestus y atízale fuerte.

Será entonces cuando Cronos te cogerá con su mano izquierda y tratará de chafarte. Más QTE y un breve recorrido de escalada hasta llegar a uno de sus brazos. Cronos barrerá todo el suelo con su mano, así que sólo tienes que correr en dirección contraria. No te preocupes de los esqueletos, tú sólo corre y evita los obstáculos hasta llegar al hombro.

Aquí, más lucha con esqueletos, pero también aparecerá uno enorme al que, después de lidiar con él, podrás subir. A lomos de este monstruo ataca la piel de Cronos sin piedad.

Más QTE y Cronos te tragará. Dentro de él debes bajar a toda velocidad pulsando R1 para evitar la masa viscosa que también cae. Hay dos obstáculos, uno a la izquierda y otro a la derecha, si no los esquivas morirás.

Plano general de Cronos sufriendo mientras tratas de salir de él clavando tu Espada del Olimpo (mediante QTE, por supuesto). Una vez fuera ya está casi todo terminado. Regresa al ombligo del titán y rompe la piedra Onyx. Pulsa los botones que el juego te pide y disfruta de la muerte de Cronos, padre de Zeus.

Escorpión de Onyx

Este enorme escorpión que encontramos en el Laberinto es uno de los enfrentamientos más asequibles del juego. A estas alturas ya deberías tener bien potenciadas las Espadas del Exilio, así como también los Cestus de Nemea, por lo que es un jefe que no supone mucho problema.

La lucha comienza con un pequeño QTE para salvarte de su mordisco mortal. Tras lo cual equípate con los Cestus y primero deberás golpear sus patas laterales, recubiertas de dura piedra Onyx azul. Aparecerán pequeños escorpiones, molestos e irritantes, pero no debes ocuparte de ellos. Lo que debes hacer es atacar sin piedad las patas del escorpión gigante.

Así que ve a derecha o izquierda, según prefieras, y ejecuta combos rápidos con algún que otro puñetazo fuerte. Una buena técnica es combinar golpes flojos, con L1 + Cuadrado cuando te rodean los escorpiones pequeños. Vigila cuando el grande vaya a golpear con sus pinzas y esquiva hacia atrás como ya sabes hacerlo. Sólo debes prestar atención especial al enorme aguijón: cuando brille es que va a atacar. En ese momento sólo puedes retirarte con un par de saltos con stick derecho. Si te ves con ganas, también puedes activar la magia con R2 y golpear además de esquivar ese ataque.

Cuando termines con algunas patas, el Escorpión se derrumbará, momento en el que debes ir al morro y golpearle con los Cestus con toda tu rabia. Lo mejor es combinar ataques fuertes con el golpe Estampida de Augías, que se ejecuta manteniendo pulsado Cuadrado (siguiendo nuestros consejos ya deberías tenerlo). Con un par de combinaciones le arrancarás un colmillo.

A partir de ahora el Escorpión se retirará de la arena intermitentemente para lanzarte pequeños escorpiones. Cuando lo haga debes acabar con ellos rápidamente, mejor con las Espadas y L1 + Cuadrado, al mismo tiempo que evitas el ataque del Escorpión de Onyx que escupirá babas cuando regrese al combate.

Termina con todas las patas y repite un nuevo ataque en el morro. Tras esto, tú y el Escorpión caeréis al vacío. Gracias a tus alas volarás, mientras esquivas las rocas de Onyx que caen desde la espalda del Escorpión. Entrarás después en un QTE para clavarle su propio aguijón. Cuando el Escorpión se quede paralizado, hazte con los Cestus y destrúyelo por completo. Ya te dijimos que era fácil.

Zeus

Llegamos al clímax de la venganza de Kratos, la lucha final con Zeus. Este largo enfrentamiento tiene muchas secciones así que empecemos por el principio.

La primera parte del combate se sucede en una pasarela, y moviéndonos en dos dimensiones. No hay mucha estrategia posible ya que es un intercambio brutal de golpes, pero hay algunos movimientos mejores que otros. Para empezar debes estar atento a las señales de Zeus cuando vaya a atacar, no son muy difíciles de ver. Si estás lejos, intentará cargar contra ti, y un doble salto con alas de Ícaro será lo mejor. Si estás cerca tratará de golpearte con algunos de sus movimientos, recuerda que tienes el contragolpe para bloquear sus puñetazos.

La estrategia en esta parte es bien sencilla, intenta colocarte siempre a la espalda de Zeus y atizarle con golpes fuertes. A estas alturas tus Espadas estarán al máximo (en teoría todas tus armas), utiliza esta para atacar a Zeus. Si ves la oportunidad carga con L1 + Triángulo, manteniendo el botón para hacerle más daño. Al saltar lo mejor es también L1 + Triángulo para acertar en el 90% de los casos.

Verás que con los golpes fuertes Zeus poco tiene que hacer. Golpea dos o tres veces y retírate porque si vas más allá Zeus los bloqueará, dejándote expuesto. Siempre que puedas sepárate para que sea el quien comience los golpes, luego lo esquivas y le das tú. Fácil.

A mitad de este combate habrá un QTE y seguirá la lucha, algo más difícil, pero asequible con las mismas tácticas descritas. Recuerda utilizar la magia R2 si te ves muy apurado.

También puedes utilizar los Cestus, en ese caso trata de hacer lo mismo pero aplicando golpes con el botón Cuadrado seguidos del clásico Estampida de Augías con los que atizarás 7 u 8 golpes a Zeus fácilmente. En los momentos críticos, como cuando salta Zeus o te está pegando usa L1 + O, con el que engancharás al dios y le darás un buen mamporro.

Finalmente, más QTE y escena interludio para continuar el combate en el balcón donde comienza el juego.

Segunda sección. Lucharemos con Zeus ahora en el balcón del Olimpo. En realidad esta escena es de poca estrategia. Sólo tienes que aguantar y darle a Zeus algunos golpes hasta que aparece Gaia. Recuerda, aguanta y no utilices ni magia ni la Furia, que serán imprescindibles en la siguiente sección, dentro de Gaia.

Tercera sección. Es más que probable que llegues a esta parte exhausto de vida, pero lleno de magia y con la Furia a tope. Recorre las entrañas de Gaia hasta su corazón, y destroza las piedras Onyx y las zarzas con Cestus y Arco, respectivamente. Luego dale golpes al corazón de la titánide para recuperarte. Ahora estarás al máximo de todo y Zeus entra en escena para luchar.

Es hora de poner toda la carne en el asador. Creemos que las Espadas es la mejor arma para combatir contra Zeus, pero seguramente dependerá de gustos. En cualquier caso debes tener en cuenta las tácticas de combate de Zeus. Si estás lejos te lanzará tres rayos que se pueden esquivar con stick derecho, o a lo mejor te lanza una sombra suya que también tienes que esquivar. Si estás cerca utilizará un buen surtido de golpes mano a mano.

Sea como sea, el corazón de Gaia está expuesto, si te quedas sin vida golpéalo para recuperarte. Zeus hará lo mismo así que evítalo en tal caso.

Una técnica aconsejable es esperar que lance rayos para acercarte rápidamente y darle golpes fuertes con Triángulo. Si ves que rebota en el suelo puedes o pulsar L1 + Cuadrado para darle más aún, o mantener pulsado Triángulo, elevarlo del suelo y tu con él, listo para recibir combos aéreos. La técnica L1 + O es casi infalible si Zeus está volando, o si te ves muy lejos.

Llegará un momento en que Zeus comenzará a replicarse, y cuando más le golpees más sombras aparecen en pantalla. No te alarmes, es el momento de utilizar la magia. Localiza al Zeus auténtico y con la magia R2 de las Espadas elimina las sombras y hazle daño a Zeus. Luego aplica algunos golpes fuertes hasta que genere mas sombras.

Esta estrategia es realmente útil si además estás cerca de Gaia, puesto que su corazón te dará vida, y las sombras te harán recuperar magia (un poco). Si te quedas sin, o bien sigues luchando utilizando el ya sabido L1 + Cuadrado, o utilizas la Furia sin remordimientos, siempre apuntando al Zeus auténtico.

Es un combate rápido y caótico, pero si te centras en hacer estos movimientos vencerás a Zeus más fácilmente de lo que crees. Al final habrá un espectacular QTE con la Espada del Olimpo de por medio, te lo jugarás todo porque cada fallo te quita vida, pero si lo consigues se la clavarás a Zeus y matarás a Gaia.

Descubrirás poco después que Zeus no ha muerto aún, pero no te preocupes lo más difícil ya ha pasado. Ahora el fantasma de Zeus saldrá de su cuerpo y, literalmente, te matará. Habrá una escena interludio entre las sombras, bastante larga, hasta que consigues salir de ese limbo y resucitar.

Estamos en la muerte final de Zeus, tómatelo con calma puesto que ya no hay energía de vida ni nada. Es una escena para disfrutar en primera persona la muerte de Zeus, y con esta se termina el juego. Felicidades.

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas