Google Helpouts, el Answers del futuro

Un informático te explica cómo formatear el disco. Una pastelera te ayuda con una receta. Un mecánico te muestra cómo reparar la bici. Todo eso en vídeo y por un módico precio (o gratis).

Así quiere ser Google Helpouts, el servicio de consultas profesionales que Google ha lanzado el 5 de noviembre de 2013. Helpouts usa la plataforma de chat de vídeo Hangouts, ya disponible, para posibilitar la conexión en vídeo con miles de expertos.

Helpouts = Hangouts de expertos

El funcionamiento es sencillo: si eres un experto, puedes dar tu presentación en vídeo en cualquier momento, desde cualquier sitio con conexión a Internet, avisando con antelación a tus clientes de la hora y día en que te conectarás.

Pantalla de creación de un Helpouts (fuente)

¿Cómo se contacta a un experto? Yendo a su perfil, que debe contener información clara, verídica y realista sobre lo que se ofrece. El perfil contiene una descripción y los títulos profesionales, que Google comprueba solo si eres un profesional sanitario.

El pago es a través de Google

Una sesión de Helpout puede ser gratuita o bien pagarse por minutos o entera. El pago se efectúa a través de Google Wallet, el “PayPal” de Google. Si has comprado aplicaciones a través de Google Play, ya tienes una cuenta de Wallet.

Conferencias en Helpouts. Algunas son gratuitas, otras son de pago (fuente)

¿Quieres quedarte con el vídeo? La grabación de los Helpouts se proporciona al final de los mismos si ambas personas –cliente y experto- han dado su consentimiento. Eso permite conservar la sesión para volver a escucharla o verla más adelante.

Las condiciones son estrictas

Las promesas milagrosas no están permitidas, ni tampoco spam o engaños. Por otro lado, los perfiles no pueden contener datos personales que permitan saltar las comisiones de Helpouts, como números de teléfono o direcciones de correo.

Las condiciones de uso de Google Helpouts son muy detalladas (fuente)

Se supone que estas restricciones permiten proteger tanto al cliente como al experto. Al usar una plataforma cerrada, la seguridad es mayor. Por ejemplo, si el cliente no está satisfecho, Google le devuelve el dinero.

Google decide qué es admisible

La seguridad, por desgracia, implica también que Google puede grabar los Helpouts por varios motivos, como controles de calidad y seguridad (si el cliente tiene menos de 18 años, el Helpout siempre se graba). Nada se graba si el Helpout trata temas personales.

Las categorías principales de Google Helpouts (fuente)

Entre los temas prohibidos en Helpouts no solo hay contenido claramente ilegal –obvio- sino también lo que Google llama “temas adultos”, como los consejos sobre relaciones sentimentales, control de la natalidad, aborto y bienestar sexual.

Los temas médicos y de bienestar psicológico reciben un trato especial (fuente)

Helpouts se reserva el derecho de considerar qué es apropiado y qué no. Como empresa que presta un servicio, está en su derecho de efectuar controles. Esto no gustará a quien cuide de su privacidad, ni tampoco a los defensores de la libertad de expresión.

¿Por qué Helpouts? ¿Por qué ahora?

No es la primera vez que Google intenta salvar al mundo con un servicio de respuestas dadas por expertos. Google Answers, lanzado en 2002, era en esencia lo mismo que Helpouts, pero en modo texto: expertos que contestaban preguntas.

Este es el triste aspecto que presenta Google Answers a día de hoy

Google Answers no tuvo éxito. Aquejado por muchos problemas -entre ellos sus estrictas reglas y la escasa popularidad-, cerró en 2006. Le sucedieron servicios gratuitos como Yahoo! Answers y Quora, mucho más exitosos.

Con el éxito de los vídeo-tutoriales en YouTube y de Google Hangouts como plataforma para reuniones virtuales, alguna bombilla debe de habérsele encendido a los directivos de Google; han visto una segunda oportunidad para adquirir conocimiento.

La popularidad de los tutoriales en YouTube es incuestionable y difícil de desplazar

Su segunda propuesta, Helpouts, suena muy interesante, pero, de entrada, es muy posible que vaya a sufrir los mismos problemas que tuvo en su día Answers. La información filtrada indica que habrá una fuerte presencia de empresas.

No es solo una cuestión de dinero –mucha gente no quiere pagar por el conocimiento-, sino también de libertad: Google obliga a pagar a través de Wallet, controla las conferencias y decide qué temas se pueden tratar.

¿La alternativa? Usar Hangouts, que es gratuito, o bien YouTube (con publicidad). Pero ninguna de las dos ofrece las garantías de seguridad de Google Helpouts. Es como vender algo fuera de eBay: es posible, pero no es igual de seguro.

¿Cómo usarías tú Google Helpouts?

Cargando comentarios

Últimos artículos