Ganar dinero con apps: mi experiencia con Pact

¿Realmente se puede ganar dinero utilizando una aplicación? Es la pregunta que he intentado responder probando Pact durante un mes en mi teléfono Android. Descubre cómo me fue.

Un buen día, Pier Francesco se presentó en la redacción con una propuesta temeraria: existen varias apps para ganar dinero desarrollando las actividades más variadas, ¿por qué no las probamos todas? Todo el equipo acogió la propuesta con entusiasmo, y yo me presté voluntaria: no tengo mucho tiempo libre para probar y escribir sobre ello, pero haré lo que pueda, lo prometo. Además, les dije que por favor no me asignaran las apps donde se gana (y se pierde) dinero haciendo ejercicio, ¡fracasaría en dos semanas! No sé para qué digo nada… adivina qué app me tocó probar… Pact.

Pact una app para AndroidiOS donde te dan recompensas económicas si haces un pacto contigo mismo (y la comunidad de Pact) y consigues entrenar o estar a dieta con regularidad. Y si te saltas un día, en vez de ganar, tienes que pagar.  Vamos, ¡la última aplicación que una vagota incorregible como yo habría querido probar!

Pact: ganar dinero haciendo ejercicio y comiendo sano

El mecanismo de base de Pact es sencillo: gana dinero quien es constante y lo pierde los distraídos que no logran cumplir con lo prometido. Hay tres tipos de pactos disponibles:

  • Gym Pact: para ganar dinero entrenando. Tienes que realizar un esfuerzo intenso durante un mínimo de 30 minutos seguidos o dar 10.000 pasos al día.
  • Food log Pact: controla lo que comes con un diario diario de alimentación de al menos 1.200 calorías,
  • Veggie Pact: come más fruta y verdura publicando las fotos de tus comidas. La comunidad será quien decida si son lo suficientemente vegetarianas o no votando tus fotos.

Por el momento, esta app solo está disponible en inglés para iPhone y Android. Para recibir el dinero (o pagar, si pierdes), tienes que asociarla a tu cuenta de Paypal.

Las primeras 4 semanas: gano dinero y me pongo a dieta con Pact

Para evitar posibles daños, decidí tomármelo con calma: empecé con el Food log Pact, asociando la app con mi MyFitnessPal, que ya utilizaba y que me gusta porque cuenta con una amplia base de datos de comidas, también disponible en italiano y español. El pacto es ampliamente personalizable: yo opté por actualizar el diario como mínino 5 días a la semana; si respeto el pacto, gano $ 0,55 a la semana; si no, pierdo $ 5 por cada día que no registro datos. Seguí registrando lo que comía en MyFitnessPal, como hacía antes y al final de jornada solo tenía que acordarme de hacer clic en el botón Complete this entry para asegurarme de sincronizarlo con Gym Pact. Fácil.

El problema es que Pact dispone de un mínimo de calorías diarias a introducir (1.200 Kcal), ¡pero no un máximo! Lo que sucedía a menudo es que superaba el límite de calorías permitidas por día pero respetaba el pacto igualmente, lo que no resulta muy útil si estás a dieta estricta… Además, si te acabas de inscribir, Pact te ofrece un bonus de una semana adicional para completar tu pacto. Si tienes prisa por empezar a ganar, esta ventaja puede resultar un poco molesta. De hecho, en cuatro semanas de Food log Pact solo gané $2,10.

La última semana: gano dinero entrenando con Pact

Animada por los resultados positivos de las primeras semanas, y un poco molesta por la lentitud para acumular recompensas, durante la última semana decidí añadir un segundo pacto, el más temible: el Gym Pact. ¿Qué tiene de temible? Que odio correr, odio sudar, odio todo lo que tenga que ver con el gimnasio. Lo que hay que hacer por la información…

Mi Gym Pact consiste en moverse al menos tres veces a la semana: si respeto el pacto, gano 0,55$ a la semana; si no, pierdo 5$ por cada día no registrado. Para contar las sesiones de entrenamiento utilizo dos métodos. Lo primero, fue asociar Pact a mi Fitbit: si hago por lo menos 10.000 pasos al día, ¡ya está! Por suerte, me encanta andar, así que al menos el fin de semana conseguía respetar el pacto sin demasiadas dificultades. Pact te permite asociar también otras apps como RunKeeper, Jawbone UP y Moves o registrar la entrada en el gimnasio utilizando el GPS del smartphone. Pero yo no voy al gimnasio y odio correr (ha quedado claro, ¿no?).

Con lo cual, para mí la alternativa a Fitbit es hacer sesiones de entrenamiento en casa con mi bicicleta estática y ejercicios al aire libre. Es imposbile registrar los ejercicios al aire libre y convalidarlos con el pacto. Pero para la bicicleta estática no tuve grandes problemas: metí el smartphone en el bolsillo y utilicé el Motion Tracker de Pact: basta con 30 minutos de actividad física de alta intensidad (bicicleta estática, saltar a la cuerda, carrera, etc.) para conseguir el objetivo. Sin embargo, Pact es muy exigente: si ralentizas la pedalada, no se cuentan los minutos de entrenamiento y debes seguir más tiempo. Cuando Pact se dignó a avisarme con una notificación del final de la primera sesión, ¡habían pasado 53 minutos! ¡Una eternidad!

No es un timo, pero no hay que infringir las normas

La finalidad principal de Pact, en realidad, es ayudarte a llevar un estilo de vida más saludable, no ganar dinero. En ese sentido me ha gustado, porque es muy fiable, no es un timo: de lunes a domingo tienes tiempo para regularizar las publicaciones de las comidas. Y, además, la app te avisa con notificaciones si no estás haciendo algo bien, así que puedes ponerte al día. Hay que prestar atención a las normas, eso sí. Si no alcanzas el límite mínimo de calorías publicando las comidas o si haces dos comidas en lugar de tres, por ejemplo, no se te cuenta el día. Además, ten en cuenta que no puedes eliminar las comidas tomadas. Solo puedes hacerlo si tienes una urgencia médica, y en ese caso tendrías que avisar al equipo de Pact. Si no, puedes hacer una pausa temporal de varias semanas o suspender tu cuenta.

¿Estás pensando en si se puede “engañar” a la app de alguna forma? La única brecha que he encontrado yo es el registro del gimnasio: si estás cerca de un gimnasio reconocido por la aplicación y activas el cronómetro de la sesión de Gym Pact, la aplicación no controla si efectivamente estás sudando en la cinta o si estás cómodamente sentado en un bar de al lado tomándote un pincho de tortilla.

Pact: eficaz para ponerse en forma, pero no para hacerse rico

En definitiva, mi experiencia con Pact ha sido buena: durante las 5 semanas de mi prueba, he ganado $ 2,65 y no he perdido dinero. Por ahora, el dinero es solo virtual: no se depositará en mi cuenta de Paypal hasta que alcance la cantidad de $ 10.

Ya sé que es calderilla, pero en realidad lo que te motiva a respetar el pacto es el miedo a perder 5$ al día, más que ganar unos céntimos a la semana. Por lo menos, Pact ha resultado una app muy eficaz para animarme a moverme y a prestar atención a lo que como, llegando a lo que no habían conseguido apps como Noom, a pesar de estar bien hechas y ser eficaces: he perdido 3 kg y me siento más en forma. Aun así, si tu objetivo principal es ganar dinero, no te la aconsejaría, a no ser que ya vayas asiduamente al gimnasio: en este caso podrías apostar más dinero y ganar más deprisa (aunque ten en cuenta que con Pact no podrás ganar más de 5$ a la semana). Pero si eres igual de vago que yo, con Pact podrás ganar cantidades irrisorias y ¡será un cierto peligro para la cartera durante la primera fase de despiste! 

Hay muchas otras apps con las que puedes ganar dinero: ¡descubre cuál es la mejor para ti!

Artículo original adaptado del italiano.

Cargando comentarios

Últimos artículos