[Gamescom 2013] Ryse Son of Rome: probamos el modo multijugador Gladiator

Ryse: Son of Rome es uno de los juegos de lanzamiento exclusivos de Xbox One más prometedores. Tras mostrarse por primera vez en la E3, en la Gamescom de Colonia he podido jugarlo al fin, en concreto uno de sus modos multijugador. Se trata del modo Gladiator, pensado para dos jugadores online, una modalidad rápida y muy divertida que sólo es el principio de un multiplayer muy completo, según nos contaron los creadores del juego.


¡Bienvenidos al coliseo, gladiadores!

En Gladiator, tú y otro compañero os pondréis en la piel de un par de gladiadores que tienen que superar una serie de dificultades para salir victoriosos. Estas pruebas de pura acción se ambientan en un coliseo romano de esos que te habrás hartado de ver en películas como Ben-Hur, Espartaco o Gladiator.

Pero antes de pasar a la acción debes encomendarte a un dios; tienes 4 opciones: Marte, Apolo, Diana y Jupiter. Cada uno de ellos te da un potenciador que te será muy útil según tu estilo de juego. Así, una divinidad te regenera algo de vida cada vez que liquidas a un enemigo, mientras que otra hace que ganes más puntos de XP, por ejemplo.

Cuando hayas elegido a tu dios –yo me quedé con Apolo, que me regeneraba la barra de vida- ya pasarás al coliseo, donde te esperan enemigos con una increíble sed de sangre. Y no exagero.

Dos asaltos diferentes

En el nivel que probé, la acción estaba dividida en dos asaltos con características distintas. En el primero, ambientado en la clásica arena de los coliseos romanos, tú y tu compañero debíais hacer frente a hordas de enemigos que os atacaban.

Según tu estilo de juego y de las muertes que fuesen ejecutando, los siguientes objetivos de este round cambiaban. Esto es lo que han llamado los desarrolladores del juego Dynamic Tile Set, que se resume en un nivel con objetivos dinámicos.

La segunda parte del nivel tenía un estilo bastante distinto. La arena de combate daba paso a un campamento repleto de bárbaros. Ahora de lo que se trataba era de desmantelar este campamento, no sólo eliminando a tus enemigos, sino a las estructuras que los protegían. A diferencia de la primera parte aquí no había objetivos dinámicos, sino que todo estaba guionizado e hicieses lo que hiciesen no cambiaba el siguiente paso.

El nivel finalizaba con la ovación del público y una pantalla con estadísticas de tus muertes, combos y los puntos de experiencia que has ganado durante ambos rounds. Suponemos que estos puntos de experiencia te ayudarán a ejecutar más y mejores niveles en el modo Gladiator.

Acción rápida y directa

El sistema de juego del modo Gladiator, y por extensión de Ryse: Son of Rome, es de acción muy directa. Todo se basa en ataques a corta distancia con las armas propias de la época del Imperio Romano y en un sistema de cobertura en el que usas un escudo que, además, te sirve para atacar. Como en otros juegos del estilo también puedes rodar por el suelo para evitar los ataques enemigos.

Sin darte cuenta estarás realizando vistosos combos, y es que bastan los 4 botones y los gatillos del mando de Xbox One para realizar todo tipo de ataques. Además, como en muchos juegos de acción, cuentas con una barra de poder especial que se va llenando y que en un momento dado te permitirá realizar ataques especiales, en este caso generados gracias a tu “buen rollo” con los dioses romanos.

Guerra sangrienta

Aunque a nivel de objetivos y de vista, Ryse: Son of Rome se asemeja a un Gears of War (con romanos, claro), su alto grado de violencia lo acerca más a un God of War. Sí, Crytek, no se cortan en mostraros degollamientos y mutilaciones varias, y los ya clásicos planos cortos y a cámara rápida no faltan para mostrarte, con todo detalle, como sufren los enemigos la ira de los dioses.

Esta violencia sin censura y una correcta ambientación de Roma hacen de Ryse un título muy vistoso y que va bien encaminado si quiere ser un referente de la next-gen. Sin embargo, tiene un terrible fallo que espero que solo sea cosa de la versión beta que hemos probado.

La cámara de Ryse: Son of Rome es de lo más engorroso que he visto mucho tiempo. Aunque es libre y la puedes mover a tu antojo, tiene tendencia a moverse sola, sin que tú se lo pidas, desviando tu foco de atención y generando esos momentos en los que te dices “dónde narices está mi personaje”. De todas formas espero que Crytek tenga en cuenta el feedback de los que ya lo hemos probado y este error sólo quede como anécdota.

El juego de lanzamiento de Xbox One más original

En unas line-up de las consolas next-gen repletas de franquicias ya consolidadas es de agradecer que Microsoft se atreva con una nueva ip. Puede que Ryse tenga una jugabilidad más que normalita, pero se agradece un cambio de tercio con una ambientación en el Imperio Romano, tema que parece que últimamente no está muy de moda (¿cuántos juegos de temática sci-fi o futurista en lo que llevamos de año?).

Si Crytek corrige los errores que hemos detectado en su demo, crea una buena historia en el modo single player y algún que otro modo multijugador más de esos que te mantienen pegado a la pantalla, puede que Ryse se convierta en la nueva franquicia estrella de Microsoft, como en su día lo fue Gears of War.

Cargando comentarios