El futuro de los coches conectados

Los coches conectados y los coches híbridos son sin duda una muestra de cómo serán los coches del futuro. ¿Crees que tardarán en asentarse? No estés tan seguro, ya que la tecnología bajo la que funcionan estos vehículos se optimiza cada día, permitiendo una evolución muy rápida. Si no nos crees, en este otro artículo te explicamos la tecnología de coches conectados que está a punto de aterrizar en tu vida. ¡O quizás ya lo han hecho y no te has dado cuenta! Por ejemplo, ya existe una nueva modalidad de coche conectado, con tecnología híbrida que posee características mejoradas en cuanto al manejo de la energía y la velocidad. Te lo mostramos a continuación.

Una nueva forma de conducir

Estamos acostumbrados a utilizar una sola forma de conducir: con un motor de velocidad variable que funciona con gasolina. El coche híbrido está equipado con un motor de combustión tradicional (diésel o gasolina), y con un motor 100% eléctrico. De este modo podrás elegir utilizar uno u otro, dependiendo del tipo de circulación que realices, para alcanzar distintos niveles de propulsión.

Con tecnologías altamente desarrolladas y combinadas para lograr un automóvil de primer nivel, se han logrado crear cinco modos de conducción distintos, en función de las características de transporte que necesites, o las condiciones del coche, como por ejemplo, batería descargada o poco combustible.

El ejemplo que materializa lo que hemos descrito hasta ahora, es el nuevo Golf GTE de Volkswagen. Se trata de un coche híbrido conectado que espera ofrecer una experiencia de conducción única, funcionando como un auto deportivo capaz de alcanzar varias velocidades y al mismo tiempo reducir a cero la emisión de dióxido de carbono y brindar una opción de conducción ecológica para recorrer tramos cortos.

Coche híbrido conectado

Cuando hablamos de coche híbrido conectado, nos referimos a un tipo de coche que utiliza diferentes fuentes de energía en su funcionamiento, y que además puede conectarse a la red para establecer contacto con dispositivos móviles.


Lo que convierte a este coche híbrido enchufable en un coche conectado es que posee diversas aplicaciones móviles que permiten optimizar su rendimiento y facilitar diversas tareas, como por ejemplo, ordenar y programar el estado de carga de la batería.

El nuevo Golf GTE tiene acceso gratuito durante un año a la aplicación Car-Net Remote, una herramienta muy completa que sirve para ejecutar diversas acciones utilizando nuestro dispositivo móvil. Aquí tienes unos cuantos ejemplos: consultar el estado del vehículo (en cuanto al grado de carga de la batería), programar la próxima carga, localizar la ubicación geográfica, fijar la hora de partida, etc.

A través de la aplicación también se ejecuta el sistema e-Manager, diseñado para programar tres tiempos distintos de partida y carga, activar la calefacción o refrigeración dependiendo del clima, y gestionar un mejor uso de la batería eléctrica.

¿Quieres más información sobre los coches conectados? Echa un vistazo a nuestro reportaje especial centrado en este apasionante tema.

Mejor consumo energético

Como coche híbrido conectado, el nuevo Golf GTE tiene un mejor consumo de la energía. Por ejemplo, puedes presionar un botón (que en el Golf GTE se denomina «E-Mode») para que el coche funcione solo con el motor eléctrico y reduzca a cero las emisiones de CO2. En este modo puede alcanzar una velocidad de 120 km/h y tiene una autonomía de 50 km.

Para cuando se utilice el coche en modo híbrido, la velocidad que puede alcanzar es de 222 km/h con una autonomía de 939 km.

El sistema de frenado se configura para recuperar la energía invertida al momento de detener el coche, ya sea que el frenado se realice con el motor eléctrico o con ayuda del sistema hidráulico, transformando la energía en electricidad y enviándola a la batería.

Un GTI pero híbrido y enchufable

Quizá la novedad de coches como el Golf GTE, es que pueden proporcionar una experiencia de conducción deportiva, con un rendimiento de 204 CV. Dicho rendimiento sugiere un funcionamiento de gran nivel, con las mismas características de un GTI, pero que además tiene un motor eléctrico. Este motor permite circular con consumo de combustible y emisiones 0 cuando así se desea con una autonomía de hasta 50 kilómetros, lo que lo convierte en el vehículo perfecto para desplazarse por ciudad.

Con solo pulsar un botón se pueden activar ambos motores, y tener una conducción llena de adrenalina, con la posibilidad de ponerse de 0 a 100km, en tan solo 7.6 segundos, con una velocidad máxima de 222 km/h.

¿Dónde estamos?

Con este novedoso sistema, ya no es un problema usar un coche híbrido y alcanzar solo ciertos niveles de velocidad. El GTE es un ejemplo de que  los coches deportivos también podrán funcionar con tecnología híbrida. Además, se mejoran considerablemente los sistemas de conexión a la red, y uso de aplicaciones móviles para controlar tu coche desde cualquier dispositivo o incluso un ordenador de sobremesa.

Si te has quedado con ganas de más información, te invitamos que viajes a través del tiempo en otro de nuestros artículos dedicados a los coches conectados.

Cargando comentarios

Últimos artículos