Herramientas para buscar empleo por Internet

Buscar trabajo es paradójicamente una ocupación comúnmente ingrata y ocasionalmente muy satisfactoria. Lo digo porque el rendimiento del esfuerzo no está garantizado ni se sabe cuándo llegarán los frutos. De todas formas, el común de los mortales tenemos que pasar por este proceso.

Una vez mentalizados, hay que poner sobre la mesa las herramientas. Cuando uno tiene un perfil profesional muy especializado es probable que el boca a boca y las relaciones sociales sean lo más efectivo. El resto debe marcarse unos objetivos claros, es decir, decidir qué es lo que quiere y en qué condiciones, y con esos parámetros empezar a buscar.

La mentalidad de que un perfil sirve para un roto y un descosido no es recomendable, porque si eres apto para muchos campos no puedes ser excelente en ninguno. La excelencia es siempre singular.

Una vez definido el sector, la actividad, el lugar, el rango del salario y las condiciones, se puede iniciar la búsqueda. Esto se ha hecho tradicionalmente en oficinas de empleo, a través de los anuncios de los periódicos y en agencias de colocación. Hoy en día, salvo en casos de asesoramiento, no tiene sentido buscar ofertas en estos sitios, teniendo en cuenta que la agencias, los periódicos y las oficinas de empleo las publican en Internet.

En España contamos con varios portales especializados en empleo:Infojobs, Laboris, Oficinaempleo, Monster, InfoempleoTrabajar.com, expansionyempleo, etc. También hay algunas oficinas públicas de empleo regionales que no funcionan del todo mal. Aquí se puede encontrar una lista más completa de portales de empleo en España. No son todas iguales porque no tienen las mismas fuentes a la hora de publicar ofertas.

Conviene echar un vistazo a cada uno y registrarse en aquellos en los que el tipo de ofertas se adapten a lo que se busca. El proceso de registro es largo y tedioso porque hay que crear un curriculum vitae rellenando todos los campos de datos. No vale cortar y pegar. Hay que ajustar la información a lo que se pide. La parte buena es que sólo hay que hacerlo una vez.

En algunos portales como Monster se pueden crear varios perfiles de CV según el sector en el que se quiera buscar trabajo. También se puede desactivar un perfil para que sea otro el que encuentren las empresas.

Todos van añadiendo herramientas como las recomendaciones, las evaluaciones de idiomas, etc. Pero en general, se pueden considerar un añadido. Si una empresa quiere conocer el conocimiento del idioma de un candidato le someterá a una prueba específica.

A los portales de búsqueda de empleo hay que añadir las redes sociales de profesionales. Las más conocidas son Linkedin y Xing. Los objetivos de estas redes son más amplios que los de los portales de búsqueda. Tratan de poner en contacto a profesionales para crear equipos de colaboración, grupos de debate, pedir consejos, también buscar empleo, etc.

Tanto en unos como en otros es fundamental crear un CV bien estructurado, poniéndose en lugar de quien lo va a leer. Seguramente alguien de Recursos Humanos que puede saber bien poco del trabajo de los profesionales a los que contrata.

Conviene sacar el máximo partido a las herramientas internas de cada página: seguimiento de ofertas, visibilidad del currículo, modelos de cartas de presentación, alertas de actualización del currículo, etc.

La informática puede ayudar hasta aquí, lo demás es cuestión de perseverancia. ¡Suerte! 😉

Enlaces:


Cargando comentarios

Últimos artículos