Lo más Viral

Lo mejor de la semana en 4 bocados

El robo más grande jamás contado (en directo)

Si ya es suficientemente triste que te roben imagínate que te ocurre y te enteras a la vez que tus suscriptores en Youtube. Esto es lo que le sucedió a Ian Bakina, popular inversionista al que unos hackers robaron ni más ni menos que dos millones de dólares en criptomonedas mientras estaba retransmitiendo en Youtube para sus seguidores.

Fuente: Youtube / Ian Balina

Todo sucedió cuando Balina, que cuenta con más de 100.000 suscriptores, se encontraba dando consejos sobre las ICO, como tantas otras veces en su canal. Todo marchaba con normalidad hasta que notó que su sesión en Google Docs, donde estaba haciendo la demostración, se cerraba de repente. Al abrirla algo terrible había sucedido: alguien había transferido todos sus tokens de diferentes criptodivisas a otras cuentas.

Un usuario que estaba viendo su emisión le comentó “Ian, ¿sabes que alguien transfirió todos los tokens de tus cuenta? Espero que sea un movimiento controlado.” No, por desgracia no era un movimiento controlado: el pobre Ian perdió en segundos 2 milllones de dólares.

Balina terminó la conexión y posteriormente explicó en Twitter lo que le había sucedido. Dedujo que los ladrones pudieron acceder a su cuenta al hackear su email universitario, dado que estaba asociado a su cuenta de Gmail. Una vez accedieron a ella pudieron acceder a Evernote, donde tenía almacenadas todas las contraseñas de sus cuentas de criptomonedas.

Balina espera atrapar al hacker (¡y nosotros esperamos que lo consiga!), pero a la vez es consciente que esta desgracia le sucedió por mantener sus datos de acceso bajo débiles medidas de seguridad. Dice haber aprendido una lección, y esperamos que tú también: ¡elige contraseñas seguras y mantenlas bajo llave!

Netflix a la conquista de los cines

Netflix está imparable: sus series y películas causan sensación en todo el mundo. La última en triunfar ha sido “Aniquilación”, filme de ciencia ficción con Natalie Portman, que ha recibido mejores opiniones de crítica y público que todas las películas del género que se han estrenado en cines este año.

Fuente: Netflix

¿Problema? Al ser directamente distribuidas en su plataforma digital, “Aniquilación” y otras cintas de Netflix no pueden optar a grandes premios, como los Oscars o la Palma de Oro…

Pero a grandes males, grandes remedios. Al parecer, el gigante del streaming estaría barajando contar con sus propias salas de cine (de momento en EEUU). Esto le permitiría poder exhibir sus películas en salas y, por tanto, cumplir el requisito para que puedan ser nominadas a premios internacionales (seguro que el pique que ahora mismo tienen con el Festival de Cannes tiene algo que ver).

Esto cobra gran sentido si tenemos en cuenta que grandes directores como Martin Scorsese van a estrenar sus próximas producciones en Netflix, que ha anunciado que durante 2018 estrenará la friolera de 80 largometrajes.

¿Cómo nos puede afectar a los espectadores que Netflix tenga salas de cine? Sin duda, para bien. El negocio de Netflix está en el streaming, por lo que las salas de cine no serían más que un añadido para ganar prestigio. Es por ello que no nos extrañaría en absoluto que las proyecciones en estas salas fuesen gratuitas para los suscriptores y que se aprovechasen estas salas para hacer preestrenos y mucho más. Al menos este es el panorama que nos plantean los colegas de Xataka, y la verdad es que nos encanta.

¿Odias montar muebles? Pronto podrás olvidarte de ello

Todo el mundo ama Ikea. La empresa sueca de mobiliario lleva décadas ofreciéndonos muebles y decoración a bajo precio y con bonitos diseños. Pero todo tiene un precio, y el de Ikea es la maldición de tener que montar en casa todo lo que compramos a menos que paguemos un extra para que venga un operario a hacerlo.

Fuente: Youtube / Guardian news

Por suerte, este mal moderno podría tener los días contados: un grupo de investigadores de Singapur ha logrado que dos robots en forma de brazos monten una silla de Ikea de forma satisfactoria. Para ello, hacen uso de una cámara 3D y de un kit de instrucciones adaptando al lenguaje que ellos entienden.

De acuerdo, es solo el principio, y montar una silla no es que sea lo más difícil, pero es un inicio esperanzador para todos aquellos no muy duchos en bricolaje.

¿Cuánto tendremos que esperar para tener tecnologías parecidas en nuestros hogares y que lo monten todo? El grupo de ingenieros que ha logrado la hazaña calcula que unos 5 o 6 años, así que ya sabes: intenta alargar lo posible la vida de esa estantería Billy o de aquella cajonera Malm para que sean las últimas que hayas tenido que montar.

El perro más famoso (¡y adorable!) de Google Street View

Google Street View está plagada de situaciones curiosas o directamente siniestras, pero a veces la cámara de Google Maps también nos regala momentos de ternura. Esto es lo que ha sucedido en Japón, donde un lindo perrito se las ha ingeniado para aparecer en todas las fotos de un recorrido por una calle del sur del país.

Fuente: Sora News 24

Al parecer al perro le llamó la atención la cámara de Google (normal, tiene forma de pelota) y se dedicó a perseguirla un buen rato, apareciendo así durante varias instantáneas. Lo cierto es que el hecho no es nuevo (las fotos datan de 2014), pero la magia de Internet ha hecho que se hiciera viral hace unos días.

Muchas veces nos quejamos de que las fotos de una calle de nuestra ciudad no están actualizadas en Street View, pero en este caso creo que ocurrirá lo contrario: rogaremos a Google que jamás cambie estas fotos… ¡Te queremos, perrito japonés anónimo!

Cargando comentarios