El p2p sigue siendo legal en España: la justicia da la razón a Pablo Soto

La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el recurso de las discográficas y ha absuelto a Pablo Soto, creador de Blublster, Piolet y Manolito, servicios para compartir archivos.

Sony BMG Music Entertainment S.A, Promusicae, Universal Music Spain S.A., y Warner Music Spain S.A pedían a Soto 13 millones de euros de indemnización por el material con copyright que se ha compartido en sus programas.

La Audiencia Provincial de Madrid ha considerado que “la posición de los demandados, como creadores y distribuidores de los programas de intercambio de archivos, está al margen de las responsabilidades que puedan exigirse por el uso concreto que se dé a los mismos.” Es decir: crear la herramienta no te responsabiliza del mal uso que se pueda dar de ella.

Nos hemos puesto en contacto con las cuatro empresas demandantes pero, en el momento de redacción de la noticia, ninguna ha hecho declaraciones al respecto todavía (iremos actualizando). La sentencia es susceptible de ser recurrida al Tribunal Supremo porque la cuantía solicitada (13 millones de euros) tiene interés casacional, pero todavía no sabemos si las discográficas se arriesgarán a prolongar el juicio.

Entonces, ¿puedo usar Blubster?

Cada usuario es responsable del uso que haga del sistema para compartir y descargar archivos. David Bravo, abogado de Soto y experto en la materia, nos ha confirmado que “la vía penal está cerrada porque no existe ánimo de lucro”.

El caso es que la descarga podría considerarse un ilícito civil. Pero las compañías telefónicas sólo pueden dar los datos de los usuarios si se trata de un procedimiento penal.

Por lo tanto, con la legislación vigente en España, no se considera un delito penal y, aunque podría considerarse un ilícito civil, la ley no permite a las telefónicas dar los datos de los usuarios por una cuestión tan “menor”.

¿Qué es Blubster?

Blubster permite encontrar todo tipo de archivos y descargarlos rápidamente gracias al uso del protocolo torrent. Idealmente, se debería utilizar para compartir archivos libres de derechos de autor, aunque no hay que esconder que una gran parte de sus usuarios descarga películas y música gratis.

Otros servicios como PopCorn o Cuevana se han visto envueltos en procesos legales por ello, pero parece que Blubster y el resto de programas de Pablo Soto están a salvo de momento.

Fuentes: Pablo Soto, David Bravo, Eldiario.es, Microsiervos

Cargando comentarios