Estados Unidos acaba con la neutralidad de la red, pero ¿qué significa eso exactamente?

Estados Unidos acaba con la neutralidad de la red, pero ¿qué significa eso exactamente?

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés) ha votado el 14 de diciembre la propuesta que presentó su presidente, Ajit Pai (nombrado por Trump), para acabar con la neutralidad de la Red. Con una Comisión dominada por Republicanos, la propuesta finalmente ha salido adelante con tres votos a favor (Republicanos) y dos en contra (Demócratas).

Así, el 14 de diciembre se convierte en el día en el que Estados Unidos acabó con la neutralidad de la Red que había promovido la administración del anterior presidente Barack Obama en 2015.

¿Qué es la neutralidad de la Red?

La neutralidad de la Red es una medida que busca proteger tanto a los consumidores como a los creadores de contenido, a través de un trato igualitario a todos ellos, sin importar el contenido que sea ni el alcance de quienes lo producen.

Los Proveedores de Servicios de Internet (ISP por sus siglas en inglés) deben tratar todo el tráfico por igual independientemente de su procedencia, evitando que se modifique la calidad de los accesos, su velocidad o la disponibilidad. De esta forma no se da prioridad a los medios de comunicación más grandes y poderosos o a unas compañías de entretenimiento por encima de otras.

¿Qué implica su desaparición?

Con esta protección eliminada, son los Proveedores de Servicios de Internet quienes tienen la potestad última de decidir qué pueden ver los usuarios y qué no. ¿Cómo? Dado que ellos son quienes otorgan el acceso a Internet, pueden hacer que determinados contenidos o plataformas tengan prioridad de acceso frente a otras a través de unas mejores conexiones.

Así, empresas que basan todo su negocio en Internet pueden verse perjudicadas. En Estados Unidos existen SPI como ComCast que también son propietarias de televisión por cable, por lo que un ejemplo claro de qué puede pasar sería si SPI como esta decidieran modificar el acceso a servicios que le hacen competencia directa, como Netflix.

Aunque no son sólo las grandes compañías las afectadas. Esta neutralidad ofrecía un marco de protección a todas aquellas personas que quisieran empezar un proyecto basado en la Red, ya que las posibilidades de que los usuarios conocieran su producto y accedieran a él eran las mismas que las que podían tener las grandes compañías.

Si las operadoras ofrecen paquetes de acceso premium a determinadas plataformas (aumentando el coste para los usuarios), eso podría suponer que el acceso a otras webs o blogs pequeños sería de peor calidad y podría llegar a suponer que los usuarios dejasen de acudir a estos espacios.

El problema de fondo

Personas de la talla de Steve Wozniak (cofundador de Apple), Tim Berners-Lee (creador de la WWW) o Vinton Cerf (considerado el padre de Internet) se unieron en un grupo de 21 personalidades del mundo de Internet para expresar su descontento con esta decisión. Cuando todavía no se había aprobado, los 21 enviaron una carta firmada como “Los pioneros y líderes de Internet” diciéndole a la FCC que desconocían el funcionamiento de la Red. En esta misiva alegaron que romper con la neutralidad de la Red significa acabar con la supervisión de las prácticas discriminatorias.

En este sentido se expresa también Scott Arpajian, CEO de Softonic, quien sostiene que “en el centro de este problema hay un concepto muy sencillo, pero poderoso: la libertad”. “Perder la neutralidad de la Red es perder el Internet que nos permite conseguir tantas cosas… Significa ceder nuestra libertad para crear, crecer y prosperar online a un grupo de “guardianes” que quieren limitarla”, sostiene.

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios