Publicidad

Nuestra Selección

Clásicos perdidos de Disney ahora en Disney+

Aviso: Nuestro equipo siempre busca cosas que creemos que nuestros lectores valorarán. Podríamos recibir una compensación económica por publicar este artículo.

Ahora que Disney+ ya está aquí, seguro que ya te has hecho una lista de todas tus pelis favoritas de Disney para volver a ver. Pero una de las ventajas de este servicio por streaming es que nos ofrece la oportunidad de volver a disfrutar de clásicos tristemente olvidados del mundo Disney. Y es que aunque no te lo imagines, existe un buen número de películas geniales que por desgracia, Disney parece haber olvidado con el paso de los años.

En el artículo de hoy vamos a hacer una recopilación de 15 de estas joyas infravaloradas de la factoría Disney. Encontrarás tanto películas de animación clásicas, como otras de más modernas así como también films de imagen real. Puede que recuerdes vagamente alguna de ellas y puede que otras ni te suenen. Pero afortunadamente, gracias a Disney+ tendrás una oportunidad para que las descubras o para que vuelvas a disfrutar de ellas cuando lo desees. ¿Te animas a acompañarnos en este mágico viaje por el universo Disney?

1. La bruja novata

Tras el éxito de Mary Poppins, Disney decidió producir una película similar, es decir, que tuviera escenas con actores reales interactuando con personajes de dibujos animados. El resultado es la encantadora La bruja novata, una aventura con secuencias animadas increíbles acompañadas por efectos visuales que siguen asombrando. Destaca especialmente el clímax de la película, en donde Eglantine Price, la bruja novata protagonista (interpretada por una joven Angela Lansbury), invocará un ejército la mar de curioso para enfrentarse a una legión de nazis. Además, cuenta con números musicales pegadizos como Portobello Road o El fondo misterioso del mar.

2. Basil, el ratón superdetective

Muchos dicen que la época del Renacimiento Disney empezó con La Sirenita, pero eso no es del todo cierto. Tres años antes, Basil, el ratón superdetective ya tenía casi todos los ingredientes que haría triunfar a Disney en los 90: un guion ágil, un protagonista carismático (nadie puede resistirse a la versión ratonil de Sherlock Holmes), una animación excelente y, cómo no, un gran villano. La batalla final, dentro y fuera del icónico Big Ben de Londres, sigue siendo tremendamente espectacular. Fue, además, una de las pioneras en introducir animación por ordenador.

3. El gran golpe de los Teleñecos

Todos recordamos la entrañable Los Teleñecos en Cuentos de Navidad o el reboot The Muppets de 2011, pero muy pocos tienen en cuenta El gran golpe de los Teleñecos. Fue la película que lanzó el estilo de comedia auto-referencial y absurda que impregna ahora todo lo relacionado con los Muppets. Sin ir más lejos, la peli empieza con una canción en donde se admite que esto es una peli (Hey a Movie) y en donde se nos explica que Gustavo y Fozzie interpretarán a dos periodistas gemelos imposibles de diferenciar. ¡Este momento marca el tono de todo el largometraje! La aventura está repleta de malentendidos, engaños y actores estelares como John Cleese, miembro de los Monty Python.

4. El retorno de las brujas

El retorno de las brujas se estrenó en 1993 sin demasiado éxito, pero por suerte en los últimos años se ha convertido en una peli de culto. Y no es para menos: el largometraje es la quintaesencia de las pelis noventeras, en las que los géneros podían mezclarse sin problema alguno. En sus 96 minutos tenemos terror, comedia, fantasía, suspense… mientras seguimos a un adolescente, Max Dennison, que resucitará sin querer a las Sanderson, tres temibles brujas interpretadas por Bette Midler, Kathy Najimy y Sarah Jessica Parker.

5. Darby O’Gill y el rey de los duendes

Darby O’Gill y el rey de los duendes es una película absolutamente imprescindible para los fans de los efectos especiales a la antigua usanza. Los caseros, nada de retoques por ordenador. La historia de un irlandés que logra capturar al rey de los leprechauns para obtener tres deseos es una gran excusa para presentarnos escenas mágicas gracias a unos conseguidos efectos y montajes.

6. Despertando a la bella durmiente

Aquí nos saltamos un poco las reglas y recomendamos un documental en lugar de una película, pero es que merece mucho la pena. Despertando a la bella durmiente se centra en explicarnos cómo Walt Disney Feature Animation logró regresar a la palestra del entretenimiento tras múltiples fracasos en taquilla y producciones que se eternizaban. En concreto, la situación tras el bluf que fue Taron y el Caldero Mágico era tan aciaga que muchos analistas de la época creían que Disney estaba acabada. ¿Cómo se pasó de eso a La Sirenita, El Rey León o Aladdín? Tendrás que ver el docu para averiguarlo.

7. 10 razones para odiarte

10 razones para odiarte es una adaptación moderna de La fierecilla domada, una de las comedias más populares de William Shakespeare. En su momento, sus malentendidos amorosos y las lecciones de vida que escondían lograron resonar en la generación de los 90. ¿Qué ocurrirá cuando la veas ahora? Que te preguntarás por qué las comedias románticas adolescentes de la actualidad no pueden ser tan inteligentes y maduras como esta. Y si eso no te convence, siempre tienes el satisfacer tu curiosidad de ver a unos jóvenes Heath Ledger, Joseph Gordon-Levitt o Julia Stiles.

8. Tú a Boston y yo a California (1961)


Puede que te suene el título de Tú a Boston y yo a California por una peli de finales de los 90 con Lindsay Lohan interpretando a dos gemelas separadas al nacer, pero aquí reivindicamos la peli original de los 60 con Hailey Mills en el mismo papel. La aventura sigue siendo la misma: dos gemelas descubren la existencia de la otra en un campamento de verano y luego tratarán de que sus padres vuelvan a encontrarse. Pero esta versión es mejor que su remake porque no se considera a sí misma una peli para niños: es entrañable sin ser cursi, e inteligente cuando debe serlo.

9. Tiana y el Sapo

Tiana y y el Sapo es la última peli de animación tradicional de Disney… porque en su momento pasó sin pena ni gloria. Y es una pena porque nos encontramos ante una excelente reformulación de un cuento clásico, ahora ambientado en Nueva Orleáns. Tiana no solo es la primera princesa afro-americana Disney, sino que su carácter fuerte y proactivo es un excelente modelo a seguir para los más pequeños de la casa. Ah, y por si te lo preguntabas: sí, la canción del villano está a la altura de las expectativas.

10. 20.000 leguas de viaje submarino

20.000 leguas de viaje submarino sigue siendo una de las mejores películas de acción real de Disney gracias a sus impresionantes efectos especiales (la peli ganó un Oscar por ellos en 1955), sus ingentes dosis de aventura y a las interpretaciones de James Mason en el papel de Capitán Nemo y de Kirk Douglas haciendo del ballenero Ned Land. La aventura da comienzo cuando un misterioso monstruo marino está hundiendo barcos en el Oceano Pacífico. Un grupo de expedición planea descubrir si esta bestia existe, y para ello contarán con la ayuda de Nemo y su icónico submarino, el Nautilus.

11. Tarón y el Caldero Mágico

Olvidada por muchos y recordada por pocos, Tarón y el Caldero Mágico es una de las películas de animación más infravaloradas de la factoría Disney. Basado en los dos primeros libros de las Crónicas de Prydain (El Libro de los Tres y El Caldero Mágico), Tarón y el Caldero Mágico sigue las aventuras del aprendiz de porquero Tarón. Éste sueña en convertirse en un héroe, pero en lugar de vivir aventuras y luchas contra monstruos, es encargado en vigilar a la cerdita Henwen. Sin embargo, Hen Wen no es un animal común, pues al entrar en contacto con el agua es capaz de predecir el futuro. Un día, Hen Wen se escapa por culpa de Tarón y ésta cae en manos del Rey del Mal y sus secuaces. ¿Conseguirá Tarón rescatarla con la ayuda de la princesa Elena, el bardo Fausto y el entrañable Gurgi? Mágica, oscura y con momentos inolvidables, Tarón y el Caldero Mágico en un film que ningún amante del mundo Disney o la fantasía debería perderse.

12. Merlín, el Encantador

¿Te gustaría saber por qué los parques Disney tienen una enorme roca con una espada clavada en ella? Merlín, el Encantador es la divertida y, nunca mejor dicho, mágica visión de Disney de la leyenda del Rey Arturo. Si bien no es el film más conocido o recordado de la factoría del ratón Mickey, sí lo tiene todo para  encandilar a pequeños y mayores. Merlín el Encantador sigue las aventuras del pequeño Arturo (Grillo para los amigos), un joven huérfano y aprendiz de escudero que, tras un accidente en el bosque, conoce al mago Merlín. Éste verá en Arturo un futuro muy prometedor y le acompañará al castillo para convertirse en su tutor. Magia, aventuras, canciones inolvidables y un emocionante duelo de hechizos son tan sólo un aperitivo de lo que te espera en esta película.

13. Atlantis, El Imperio Perdido

Atlantis, El Imperio Perdido fue la primera cinta de fantasía y ciencia ficción de los estudios de animación de Disney. Ésta lo tenía todo para triunfar: una buena historia basada en Julio Verne, unos protagonistas carismáticos y un gran número de efectos especiales para sorprender en la gran pantalla. Sin embargo, el film pasó sin pena ni gloria y a día de hoy, muchos han olvidado que forma parte de los clásicos Disney. Si todavía no has tenido la ocasión de verla, recomendamos que acompañes a Milo Thatch y a su expedición en busca del imperio submarino de la Atlántida. El viaje vale la pena.

14. El Planeta del Tesoro

Siguiendo la estela de Atlantis: El Imperio Perdido, Disney probó suerte  con una adaptación futurista del relato de Robert Louis Stevenson, La Isla del Tesoro. El Planeta del Tesoro, sigue las andanzas del joven Jim Hawkins como nunca antes hubieras imaginado. Éste seguirá las indicaciones de un mapa holográfico con el fin de encontrar el llamado «botín de mil mundos», escondido en algún recodo de la galaxia. A bordo del RLS Legacy, Hawkins tratará de encontrar el tesoro y entablará amistad con el cyborg John Silver… pero tras su amistad puede que se encuentren intenciones ocultas. Con unos diseños alucinantes y acción a trote y moche, El Planeta del Tesoro es un film que encantará a los amantes de la animación y la ciencia ficción.

15. Pedro y el Dragón Elliot

Cerramos la lista con Pedro y el Dragón Elliot, otra de las mágicas películas Disney que de un modo parecido a La Bruja Novata o Mary Poppins, consiguió mezclar imágenes reales con dibujos animados. En esta ocasión, el film narra las aventuras de Pedro, un chico huérfano que fue comprado por la familia Gogan para utilizarlo como sirviente. Durante su triste estancia, el niño conoce a Elliot, un dragón invisible pero que él es capaz de ver. Un día, ambos deciden escaparse juntos de la familia Gogan en busca de una mejor vida. Tierna como pocas y llena de momentos memorables, Pedro y el Dragón Elliot es una bonita historia de amistad que no puedes perderte.

Esperamos que nuestra selección de clásicos perdidos e infravalorados de la factoría Disney te haya gustado. ¡No olvides verlos en Disney+! ¿Conoces algún otro que creas que deba estar en esta lista? ¡Compártelo con nosotros en la sección de comentarios!

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios