Directory Monitor, el vigilante de las carpetas

Directory Monitor es una utilidad que te avisa cuando una carpeta ha sido modificada. Concretamente, notifica novedades, modificaciones, borrados y renombrados de archivos en las carpetas y subcarpetas que definas.

Aunque pueda parecer poco útil, esta sencilla herramienta no sólo supone un ahorro de tiempo (ya no hay que mirar la carpeta cada minuto) sino que también se puede usar para multitud de tareas:

  • Saber cuándo alguien modifica archivos en una unidad de red
  • Vigilar los cambios que realiza determinado programa en una carpeta
  • Automatizar tareas

Recibir avisos sobre modificaciones

Una vez hayas instalado Directory Monitor, monitorizar una carpeta es tan fácil como introducir su ruta y pulsar Add.

Por defecto, te avisará únicamente de los archivos nuevos. Si también deseas ser informado acerca de las modificaciones, borrados o renombrados, haz clic derecho en la carpeta y selecciona

Después, elige los Eventos que deseas monitorizar, y pulsa Save. Un globo de notificación como el siguiente te avisará cada vez que tus carpetas sean modificadas.

Controlar los cambios de aplicaciones

Además del aviso en tiempo real, Directory Monitor guarda un registro que puede ser consultado con tranquilidad más tarde. Si lo usas en conjunción con una aplicación de monitorización del Registro como RegFromApp, te harás una buena idea de qué está pasando en tu Windows tras ejecutar alguna aplicación de la que desconfíes.

Automatizar tareas

La tercera función, y quizá la más interesante, es la automatización de tareas.  Directory Monitor puede ejecutar un comando cada vez que se sucedan los eventos que hemos configurado. Con los conocimientos necesarios, podremos:

  • Redimensionar imágenes automáticamente tras copiarlas al PC
  • Cambiar formatos de vídeo o audio automáticamente
  • Reenviar por correo o subir a FTP archivos tan pronto como son generados

El funcionamiento es el mismo: la única diferencia radica en que deberás especificar qué se ejecutará una vez que se encuentre un archivo nuevo.

Directory Monitor únicamente pasará el nombre del archivo como parámetro, del resto deberás encargarte tú. Los parámetros de línea de comandos serán tus grandes aliados, aunque también puedes utilizar archivos de procesamiento por lotes BAT o scripts Powershell. Potenciadores de línea de comandos como NirCmd te brindarán nuevas e interesantes funciones.

¿No sabes por dónde empezar? En nuestro caso hemos creado un archivo BAT muy sencillo. Lo único que hace es abrir una ventana de MS-DOS mostrando el siguiente texto:  tengo un archivo nuevo llamado +nombre del archivo+. ¿Cómo? El código es el siguiente:

@echo off
echo tengo un archivo nuevo llamado %1
pause

Si bien es completamente inútil, te puede servir como base para realizar tareas más complejas. Desde OnSoftware os animamos a utilizar vuestro ingenio para automatizar tareas con la ayuda de Directory Monitor. Las posibilidades son casi ilimitadas.

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas