Publicidad

Noticias

‘Las gemelas de Sweet Valley’ y sus más de 600 libros: una saga imposible de abarcar

La dulce, dulce vida de las gemelas

‘Las gemelas de Sweet Valley’ y sus más de 600 libros: una saga imposible de abarcar
Randy Meeks

Randy Meeks

‘Las gemelas de Sweet Valley’ es un hito de la televisión noventera: de hecho, su éxito fue tal en España que llegó a emitirse al mismo tiempo en TVE y Antena 3. Lo que no sabe todo el mundo es que sus aventuras vienen de una saga literaria que trascienden los 88 capítulos televisivos para alargarse a lo largo de más de 600 números entre novelas principales, spin-offs, sagas adultas y clubs secretos. Aprovechando el día del libro, vamos a echar un vistazo a una saga interminable que nunca, jamás, podrías llegar a leer entera (salvo que te dedicaras en exclusiva a ella): ‘Sweet Valley’.

Kindle Descarga
Lectura y compra de libros de Amazon Kindle en PC

Libros a go-go

Francine Pascal lleva cuarenta años detrás de la vida de Jessica y Elizabeth, dos gemelas que empezaron yendo al instituto y cuyas vidas han dado unos cuantos giros desde que en octubre de 1983 se iniciara todo con ‘Doble amor’, una novela en la que las dos hermanas pelean por el mismo chico, Todd Wilkins, que después se convertiría en el novio de Liz. La idea original de la autora fue hacer una telenovela en formato libro para adolescentes, y vaya que si lo consiguió. Al menos en longitud.

Originalmente, Pascal quería contar su historia como una serie de televisión, pero, cuando su sueño se hizo realidad, acabó odiando el resultado final. Tampoco es que “su” historia sea totalmente suya: bajo el nombre de Francine Pascal se esconden un montón de escritores fantasma que han sumado capítulos a la historia durante décadas a un ritmo fulgurante. Desde octubre de 1983 hasta julio de 1998 hubo un libro de ‘Las gemelas de Sweet Valley’ cada mes, hasta un total de 143 repletos de amores, citas dobles, dimes, diretes y hasta novios muertos que vuelven en forma de espíritu. Chúpate esa, ‘Anatomía de Grey’.

Además de los libros de la saga original, una vez al año se publicaba una novela especial llamada ‘Super Edition’: hubo doce ejemplares en los que se dejaban los amoríos a un lado para centrarse en terremotos, avalanchas, viajes a Cannes, incendios forestales y acosadores online. Además, se publicaron nueve números de los ‘Super Thrillers’, repletos de asesinatos, Protección de Testigos, política y secuestros: las gemelas de Sweet Valley no se aburrían, no.

Spin-offs a cascoporro

Y aquí empieza la locura: las ‘Magna Editions’ contaban cosas que ya habíamos visto pero desde otro punto de vista (del cerdo se aprovecha todo) y ‘Super Stars’ eran historias sobre los personajes secundarios (Lila, Bruce, Enid, Olivia y Todd) que se unían a los de ‘Sweet Valley Twins’, una saga de 118 libros que se publicó al mismo tiempo que la original y que transcurría unos años antes (lo de la continuidad va a ser un lío, ya os vamos avisando). Las tramas iban desde encontrar el ingrediente secreto para hacer galletas hasta niñas enfermas de cáncer o profesores jugando con ellas al Holocausto nazi. Casi nada.

Este spin-off tuvo, a su vez, catorce ‘Super Editions’, con historias como “las gemelas van a un parque de atracciones pero no se hablan”, “Jessica vive el mismo día una y otra vez hasta que encuentre su espíritu navideño” o “las gemelas van a París y creen que su cuidadora es una asesina”. Ah, sí, y nueve ‘Super Chillers’ en los que había fantasmas, bolígrafos mágicos y máscaras malditas (en un argumento absurdamente plagiado de ‘Pesadillas’). También tres ‘Magna Editions’, 23 novelas de ‘El club del Unicornio’ y dos de ‘Team Sweet Valley’, donde las gemelas hacen gimnasia y voleibol.

Y dirás “Bueno, pues ya está, ¿no?”. Por supuesto que no. A partir de 1990 se publicaron 70 libros más de ‘Sweet Valley Kids’, que presentaban a los personajes en su época de niñas, con siete ‘Super Snooper’ y cinco ‘Ediciones Superespeciales’ incluidas. Y cuando la saga original terminó en 1998 con la graduación de las gemelas, empezó otra más: ‘Sweet Valley Junior High’, que contaba historias de ambas el año antes de que empezara todo: 30 libros más a la saca y más tentetiesos cronológicos.

Pero además de hacia atrás, la saga seguía también hacia delante: ‘Sweet Valley Senior Year’ tuvo 48 novelas desde 1999, pero seis años antes, en 1993, ya habían empezado sus aventuras universitarias en ‘Sweet Valley University’, que contó con 63 títulos, incluyendo 18 ‘Thriller Editions’. Después de la universidad, en 2001, ‘Elizabeth’ siguió durante seis novelas a una de las gemelas huyendo a Londres y enamorándose de un millonario mientras aclaraba los motivos de la ruptura con su hermana.

Diez años después, en 2011, Francines Pascal lanzó ‘Sweet Valley Confidential’, que transcurría, casualmente, una década después. Finalmente, la autora decidió poner punto y final (por ahora) con una saga de seis libros, ‘The sweet life’, que contaba la historia de las gemelas a los treinta años: matrimonios, hijos, estrellas de reality y mucho más para culminar estos 604 libros (repetimos: ¡604!) que muchos ni siquiera intuímos cuando, en 1994, se estrenó la serie de televisión. ¿A que ahora te da menos pereza empezar con esa macro-saga de aventuras de nueve entregas? De nada.

Randy Meeks

Randy Meeks

Redactor especializado en cultura pop que te escribe en webs, revistas, libros, redes sociales, guiones, cuadernos y servilletas si no hay más sitios donde dar la chapa

Lo último de Randy Meeks

Directrices editoriales