Apps para crear música en tu iPhone y iPad

Una de las cosas que más salen a la luz cuando pensamos en hacer algo nuevo es, por este orden, aprender un idioma y aprender a tocar un instrumento. El idioma nos abre puertas para viajar, y con los instrumentos podemos soñar con ser ese cantante o músico por quien suspiramos y a quien admiramos.

Un instrumento de calidad no es barato, y para tener un buen equipo de grabación hay que contar con una buena cuenta corriente. Pero ante la falta de liquidez, lo mejor es contar con ingenio, y la tecnología juega un papel importante. Gracias a tu iPhone y a tu iPad puedes convertirte en un músico y crear melodías y canciones con ayuda de aplicaciones que hacen las veces de secuenciador, caja de ritmos, amplificador, sintetizador o sampler.

Sintonizadores / Afinadores

Hay sintonizadores, afinadores o tuners muy buenos para iOS. Su función es afinar tus instrumentos para que toquen la nota adecuada en el momento adecuado.

n-Track Tuner / Afinador n-Track: Identifica la nota adecuada al instante gracias a su gran precisión. Sólo hay que colocar el instrumento junto al dispositivo iOS. Además, muestra el espectro de la nota tocada y la armónica del tono.

Strobe Tuner Pro: Un afinador estroboscópico, que proporciona mayor precisión que los modelos habituales. Al principio cuesta acostumbrarse, pero superado este escollo te gustará.

Pano Tuner: Otro afinador muy sensible, en este caso cromático.

Secuenciadores

Aunque los secuenciadores se caracterizan por su gran tamaño, dentro de tu iPhone o iPad puedes instalar uno virtual. Aquí van algunos ejemplos:

GarageBand: Por cantidad de funciones, facilidad de uso y calidad de la interfaz, Garageband es una de las mejores opciones para usar tu dispositivo iOS como estudio de música digital. Entre otras cosas, ofrece docenas de instrumentos virtuales y nueve simuladores de amplificadores (de Marshall a Fender).

Music Studio: Este secuenciador ofrece gran calidad y una latencia prácticamente inexistente. La interfaz está bien distribuida y permite un rápido flujo de trabajo. Entre otras virtudes, ofrece 126 instrumentos muestreados a 16 bits, 44,1 kHz y 5 efectos de percusión. Por otro lado, puede ser usado con complementos y periféricos externos.

Secuenciadores para música electrónica

Figure: Desde el sello sueco Propellerhead, especialistas en software profesional de producción musical, llega esta maravilla para la secuenciación de música, con un estilo 2D, limpio, colorido y con lo esencial a la vista para conseguir el mejor resultado. Dicen sus autores que es “la aplicación para hacer música en tres minutos”.

iKaossillator: Este secuenciador está inspirado en el MIDI Kaoss Pad, un controlador histórico, sampler y procesador de efectos creados por Korg en 1999. Con el mismo sistema de entrada, basado en ejes X e Y. Destaca su secuenciador de cinco pistas, 150 sonidos y 50 loops.

Samplers

Los samples son una herramienta maravillosa que ofrecen a los músicos una libertad absoluta para experimentar con los sonidos, libertad que aumenta gracias a la facilidad de manejo de un dispositivo iOS que cabe en tu bolsillo o en la mochila.

SampleWiz: Muy fácil de usar, permite exprimir toda tu creatividad. El teclado es muy cómodo y el sistema de selección de octavas muy práctico, y ofrece una bonita biblioteca de estándares de calidad y permite grabar muestras rápidamente. Además, ofrece tres modos de muestreo: clásica, moderno y granular. La duración máxima de la muestra es de 10 segundos, y ofrece también presets y funciones de remuestreo.

SampleTank: Esta app tiene la friolera de 500 herramientas divididas en 16 categorías, más de 1.000 patrones melódicos y rítmicos y soporte para grabar 4 pistas MIDI. Además, la biblioteca se puede ampliar a través de compras dentro de la misma aplicación.

Amplificadores

AmpliTube: Este procesador de efectos avanzado con 11 pedales de efectos análogicos, 5 amplificadores, 5 altavoces y dos micrófonos. Por defecto, dispone de una pista, aunque pueden ser hasta cuatro, además de loops de percusión, la opción de importar música de iTunes borrando la voz. Por si fuera poco, cuenta con función de tuner y metrónomo.

Sintetizadores

NLogSynth PRO: Este sintetizador virtual imita a los clásicos analógicos de toda la vida, pero con un sinfín de opciones: 224 sonidos predeterminados, 150 parámetros editables y salida de audio a 44.1 kHz y 32 bits.


SunrizerXS synth: Otro sintetizador virtual muy práctico, con dos osciladores por voz.

Caja de ritmos

Si eres aficionado a las cajas de ritmos analógicas, FunkBox Machine Drum te encantará, ya que imita los estilos de los modelos 808, 909, LM-2 y CR-78. Además de los patrones que ofrece por defecto, permite crear otros nuevos con una interfaz totalmente vintage.

iMaschine ha sido creado por Native Instruments, los mismos responsables de GuitarRig, Kontakt o Reaktor. Ofrece 16 pads de percusión, con sonidos acústicos y electrónicos, un teclado virtual y grabadora de sonido.

Conclusiones

Con esta selección de aplicaciones para iPhone y iPad deberías de tener más que suficiente para embarcarte en el apasionante mundo de la autoedición. Si bien es cierto que algunas son relativamente caras, combinando algunas de ellas conseguirás resultados realmente interesantes y profesionales.

Las pantallas táctiles han revolucionado las herramientas digitales en el mundo de la música, acercando así la producción, edición y grabación de audio a todos los públicos, profesionales y amateurs, ya que te permiten jugar mientras compones y creas música o algo que se le parezca, en función de tu oído y pericia.

¿Qué otras apps de edición musical para iPhone/iPad nos recomiendas?

Cargando comentarios

Últimos artículos