Consultorio: Windows XP a dieta

Los sistemas operativos crecen y crecen, hasta tal punto que llegan a ocupar una buena parte del disco duro.

Windows XP suele rondar en torno a los 2 o 3 GB, sin contar los programas instalados, mientras que Windows Vista y Windows 7 triplican la cifra.

Luis Martínez, un lector de OnSoftware, nos enviaba la siguiente pregunta al consultorio:

¿Hay carpetas en Windows XP Profesional SP2 que puedan eliminarse sin problemas para ahorrar espacio en disco y achicar número de archivos?

Gracias, Luis

Como medida general no es demasiado recomendable eliminar archivos de la carpeta Windows salvo que se sepa lo que se está haciendo, pues puede haber problemas. En cualquier caso, sí que existen unos cuantos trucos para reducir el número de archivos y espacio ocupado.

1. Desinstalar programas innecesarios

Si deseas liberar espacio libre en el disco, un modo bastante sencillo es simplemente eliminar aquellos programas y juegos que no utilizas. Para realizar esta tarea debes ir al Panel de Control / Agregar o quitar programas.

Estrictamente hablando, desinstalar aplicaciones no eliminará archivos de la carpeta Windows, sino de Archivos de Programa. En cualquier caso, algunos programas almacenan en la carpeta Windows configuraciones y librerías, por lo que sí puede haber cierta “liberación”.

2. Desinstalar componentes de Windows

Sin cerrar la ventana anterior, haz click en el botón Agregar o Quitar componentes  de Windows. Este apartado está un poco desfasado y no es de mucha utilidad hoy en día. De igual modo, puedes utilizarlo para eliminar algunas aplicaciones y apartados que no utilices, consiguiendo así arañar un poco de espacio libre.

3. Limpieza tradicional

Utilizar un programa de limpieza tradicional, como es el caso de CCleaner, es una buena idea. Eliminará archivos temporales innecesarios, memoria caché de los navegadores y otro tipo de “desperdicios” que se van quedando por el disco duro.

Si lo deseas, puedes marcar la opción de eliminar los Desinstaladores HotFix. Cada vez que Windows instala una actualización para el sistema operativo, guarda cierta información de tal modo que pueda desinstalarlo. Esta opción rara vez se utiliza, por lo que puedes eliminar los archivos de desinstalación de Hotfix. Por supuesto, este proceso no es reversible, y si más adelante deseas desinstalar cierta actualización, no podrás.

4. Restaurar el sistema

Restaurar el sistema es una opción de bastante utilidad cuando se presentan problemas en Windows. Se trata de copias de seguridad periódicas del Registro de Windows y determinados archivos del sistema, de modo que puedas retornar el sistema a un estado anterior.

Por tanto, no es recomendable desactivarla salvo que tengas problemas serios de espacio en el disco duro, o estés seguro de que nunca lo necesitarás. Para desactivarlo debes ir a las Propiedades del sistema (Atajo: Win + Pausa), pestaña Restaurar el sistema, y marcar la casilla correspondiente.

También puedes disminuir el espacio máximo que se destinará a esta tarea.

5. La memoria virtual

Windows tiene tendencia a destinar un espacio desmesurado para el archivo de paginación. Si tu equipo posee una buena cantidad de RAM, y no utilizas aplicaciones que requieran de mucha memoria, es posible que puedas rebajar la cifra y ganar con ello un buen espacio.

Para lograrlo, debes ir a las Propiedades del Sistema (Win + Pausa), pestaña Opciones Avanzadas, Rendimiento.

Selecciona Tamaño personalizado, especifica los valores, y pulsa Establecer. Puedes ir probando con varios valores, a ver si son suficientes para el buen funcionamiento de tu ordenador. Eso sí, es necesario reiniciar después de cada cambio.

6. Eliminar carpetas a mano [avanzado]

Eliminar carpetas de Windows no es demasiado recomendable. Si aún así deseas hacerlo, estas son algunas recomendaciones:

  • $NtServicePackUninstall$ – Aquí se guarda la información de desinstalación de los Service Pack, por lo que puede ocupar hasta 400 MB. Si la borras, no podrás desinstalar el SP.
  • ServicePackFiles – Relacionada con la anterior, en esta se guardan archivos del ServicePack que se ha instalado, que se pueden requerir en instalaciones futuras de otros programas. Si lo borras, cuando Windows requiera uno de estos archivos te saldrá la ventana para que insertes el CD de Windows. Puede ocupar hasta 400 MB.
  • SoftwareDistribution\Download – Aquí se almacenan descargas de actualizaciones críticas y Windows Update. Se puede borrar con seguridad y liberar en torno a los 100 MB. Si Windows los necesitara, volverá a descargarlos.
  • Driver Cache – Borrar esta carpeta, de un tamaño de 100 MB, puede traer problemas. En cualquier caso, si no piensas instalar ningún nuevo dispositivo y realmente necesitas el espacio, puedes borrarla, Windows funcionará sin ella.
  • Help – ¿Recuerdas el dichoso “Paseo por Windows”? Esto, junto con los archivos de ayuda de muchas aplicaciones de Windows, se incluyen aquí, ocupando 50 MB aproximadamente. Si nunca lees los archivos de ayuda, puedes borrarlo, aunque es posible que necesites la ayuda de Unlocker para eliminar el reproductor de Flash.

Otras carpetas donde puedes eliminar parte de su contenido, aunque no lograrás liberar gran espacio, son las siguientes:

  • Cursores – Aquí puedes borrar aquellos que no utilices
  • Fonts -Eliminando fuentes instaladas que no necesites ni tú ni Windows, puedes ganar un valioso espacio. Borra sólo aquellas que hayas instalado tú, o tendrás infinidad de problemas.
  • Media – ¿No utilizas los sonidos de Windows? Entonces bórralos.
  • ShellNew – No ganarás nada de espacio eliminando los accesos directos aquí incluidos, pero sí limpiarás el menú contextual Nuevo.
  • Web – Algunos fondos que seguramente no uses están aquí esperando a ser borrados.

Resultados de la limpieza (antes y después)

¿Conoces alguna otra recomendación al respecto? Aprovecha los comentarios para que entre todos podamos compartir enlaces, programas y explicaciones. Tu conocimiento será bienvenido.

¿Cómo enviar preguntas?

Te animamos a seguir enviando dudas para que cada mes podamos contestar las más interesantes y proporcionar así útiles soluciones. El correo electrónico es el siguiente:

consultorio@onsoftware.com

Tan sólo procura ser conciso y expresar con la mayor claridad posible el problema. Si una pregunta no ha sido contestada aún, no te preocupes, puede que la tengamos en cola 😉

Cargando comentarios