Consejos para hacer un uso más ecológico del ordenador

Los grandes fabricantes de componentes informáticos destinan anualmente parte de sus inversiones a investigar métodos para ganar en eficiencia energética. Las pantallas, procesadores y discos duros cada vez aprovechan mejor la energía y gastan menos.

De todos modos, aunque los componentes mejoren, el punto clave en el ahorro energético seguirá siendo el usuario.

Podemos comprar un magnífico ordenador que haya pasado todos los controles de eficiencia energética, tenga mil certificados de calidad y otras tantas pegatinas que empiecen por eco, que si no hacemos un uso con mentalidad de ahorro, tanta tecnología no servirá para nada.

Vamos a enumerar una serie de hábitos muy recomendables para gastar menos electricidad, tinta y papel.

Ahorro eléctrico

Demos por supuesto que ya nos hemos concienciado de la necesidad de ahorrar energía no sólo por el gasto económico sino también por el efecto en forma gases contaminantes que supone un mayor consumo de electricidad.

A partir de aquí vamos a seguir algunas pautas para mantener cierta coherencia entre el uso que hacemos del ordenador y el objetivo de reducir la contaminación.

Si vamos a comprar un ordenador, deberíamos asegurarnos de que cumple con la norma Energy Star, este programa de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos garantiza un uso eficiente de la energía al menos en un 80%. Esto vale también para algunos electrodomésticos.

En lo que al software se refiere, deberíamos empezar por configurar las opciones de energía que encontraremos en el Panel de control.

Podemos comenzar quitando el salvapantallas y activando en su lugar el apagado del monitor al cabo de cierto tiempo de inactividad.

El número de minutos que debemos asignar a esta opción debe adecuarse a nuestra actividad en el ordenador. Por este motivo, no se puede recomendar un tiempo exacto. Ocurre lo mismo con el apagado de los discos duros y el paso al modo hibernación.

En cuanto a la pantalla debemos tener en cuenta que a más brillo y contraste, mayor será el gasto. No se trata de tener que apuntar al monitor con una linterna para ver algo, pero tampoco de tener que acercarse al pantalla con gafas de soldador.

Los usuarios de portátiles pueden calcular con exactitud el gasto cuando usan la batería. De configurar el brillo al máximo a hacerlo al mínimo puede haber una diferencia de duración de la batería de muchos minutos.

Como consejo fácilmente aplicable se puede decir que lo mejor es apagar la pantalla cuando abandonemos el ordenador. Esto deberíamos aplicarlo con mayor rigor si usamos un monitor CRT, ya que consume el triple que uno LCD.

Otra buena medida para ahorrar energía consiste en mantener despejados los orificios de ventilación de la torre. De otra forma, aumenta la temperatura y el gasto en ventiladores.

Ahorro en tinta y papel

El otro caballo de batalla en esto de la ecología informática se llama impresora y tiene dos apellidos, papel y tinta.

Muchas impresoras permiten imprimir por las dos caras lo que supone un ahorro nada desdeñable en papel. Si vamos a redactar una carta o una presentación quizá tengamos que imprimir por una cara; sin embargo, la mayoría de las veces el destinatario de las impresiones somos nosotros mismos así que podemos configurar esta opción en la impresora.

Cuando ni siquiera sabemos si vamos a leer todo lo que imprimimos o no tiene mucha importancia, podríamos imprimir en modo borrador, de esta forma se gasta una cantidad mínima de tinta. Convendría usar cartuchos reciclables, sobre todo porque son bastante más baratos que los de las típicas marcas distribuidoras.

La experiencia con impresoras dice que los cartuchos no se gastan cuando aparece un mensaje de alerta en el ordenador sino cuando ya no se puede imprimir.

Reciclaje

Por último cabe mencionar que los ordenadores se pueden reciclar, pero esto no se hace solo. Lo único que se degrada por sí mismo son las migas de pan en el teclado y el cadáver de alguna que otra hormiga electrocutada en la placa base. Hay que llevarlos a un centro especializado. Consideremos esta pesada tarea como un homenaje póstumo a esa máquina venida a menos que nos ha hecho pasar tantos ratos buenos.

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas