¿Cómo se actualiza los sitios web para mejorar tu seguridad online?

¿Cómo se actualiza los sitios web para mejorar tu seguridad online?

Echa un vistazo a la barra de direcciones en la ventana de tu navegador.

¿Ves el icono del candado cerrado?

Esto significa que estás conectado a nosotros vía conexión HTTPS segura. En otras palabras, cualquier cosa que compartas con nosotros está encriptada para que nadie que espíe tu conexión pueda ver o robar tus datos.

Sin embargo, no todos los sitios web utilizan HTTPS. Algunos siguen utilizando la conexión HTTP pese al mayor riesgo de fraude, espionaje y otras ciberamenazas.

Pero un navegador nuevo del inventor de JavaScript y cofundador de Mozilla ha cambiado todo esto.

Mediante el uso de la tecnología de código abierto de HTTPS Everywhere, Brave obliga a las conexiones HTTP (siempre que sea posible) a actualizarse a HTTPS sin que tengas que mover un solo dedo.

Navega 8 veces más rápido que en Chrome y Safari DESCARGAR AHORA
10

Disfruta de una navegación rápida, segura y privada con Brave.

¿Qué es HTTPS?

HTTPS es una versión segura de HTTP (siglas de Hyper Text Transfer Protocol), la tecnología que permite establecer una conexión con un sitio web y ver su contenido.

HTTP envía y recibe datos en formato de texto plano (lo que significa que cualquier persona puede leerlos), pero HTTPS cifra los datos para que nadie con acceso pueda leerlos. Si por ejemplo, envías tu nombre a través de HTTPS, ese dato aparecerá como una secuencia aleatoria de letras, números y otros símbolos.

HTTPS cobra especial importancia cuando se intercambia información confidencial, como los datos de la tarjeta de crédito o la dirección de tu casa, de modo que deberías buscar siempre el icono de un pequeño candado bloqueado en la barra de direcciones antes de introducir información confidencial o personal.

Las conexiones HTTPS también pueden ayudar a probar que un sitio web es legítimo. Los sitios web con conexiones HTTPS están protegidos mediante un certificado digital SSL (Secure Sockets Layer), y estos vienen en tres tipos diferentes:

1- Certificados SSL de dominio único

Este es el certificado más básico. Para conseguir uno, todo lo que necesita hacer el sitio web es probar que es el propietario del dominio (la dirección web o URL). Verás un candado bloqueado y HTTPS en la barra de direcciones.

2 – Certificados SSL con validación de organización o empresa

Los certificados SSL de la organización son un poco más complicados dado que la empresa tiene que demostrar que es la propietaria del dominio además de ser la propietaria legal del negocio. Una vez más, verás un candado bloqueado y HTTPS en la barra de direcciones.

3 – Certificados SSL con validación ampliada

Es la opción más segura: verás un candado bloqueado y HTTPS en la barra de direcciones.

Para obtener más información sobre el certificado SSL de un sitio web, haz clic en el candado bloqueado en la barra de direcciones y descubrirás el tipo de certificado que tiene, cuándo expira, el cifrado utilizado para proteger tus datos y mucho más.

HTTPS: ¿Por qué es importante?

HTTPS te protege de tres maneras diferentes:

  1. Evita que cualquiera robe tus datos y te malversa.
  2. Impide que cualquiera te espíe.
  3. Garantiza que accedas solo a sitios web auténticos (suponiendo que solo envías datos a sitios con un certificado SSL con validación de organización o empresa o bien con validación ampliada).

Tu conexión inalámbrica a Internet o conexión por cable puede estar protegida, pero esta capa de seguridad no es 100 % infalible. Un háker decidido puede romper esta barrera; si intercambias datos a través del protocolo HTTP, lo verás todo en texto plano, lo que facilita la vulnerabilidad de seguridad.

Las wifi públicas, como las de las cafeterías, restaurantes y aeropuertos, te exponen a un riesgo aún mayor. Cualquier persona con conocimientos básicos de piratería informática puede romper una conexión abierta, así que si envías información confidencial a sitios HTTP en una cafetería local, podrías convertirte en víctima de un delito cibernético.

Pero si accedes a tus sitios web favoritos a través de HTTPS, los datos que compartes estarán cifrados. Nadie podrá leer los datos excepto tu navegador y el sitio web con el que tienes la conexión. Esto te dará la tranquilidad de saber que tus datos serán tan privados (tu Proveedor de Servicios de Internet o el gobierno tendrá dificultades para saber qué datos compartes) como seguros (nadie podrá robar tus datos ni malversarlos).

¿Cómo se actualiza los sitios web a HTTPS?

Brave integra tecnología desarrollada por HTTPS Everywhere, una iniciativa del Proyecto Tor y Electronic Frontier Foundation.

Cuando visitas un sitio a través de HTTP, lo primero que comprueba Brave es si ese sitio tiene una versión HTTPS de la página a la que estás intentando visitar. Si existe una, Brave mostrará la versión HTTPS, por lo que te aseguras de que no estás exponiendo tus datos de ninguna manera.

Como se mencionó con anterioridad, los sitios HTTPS son validados por su certificado SSL. Si no tienen un certificado SSL, Brave no forzará la actualización (si lo hace, puede tener problemas para mostrar la página).

¿Son malas todas las conexiones HTTP?

En realidad, no. Solo importa si vas a enviar información personal. Por ejemplo, muchos sitios web solo utilizan HTTPS en las páginas de pago o de registro.

Pero HTTP hace que la navegación sea más complicada de lo que debería ser. ¿Por qué deberías revisar cada página web que visitas para ver si tiene el pequeño candado cerrado? ¿Y si se te olvida? ¿No sería más fácil si toda la web fuera HTTPS?

La respuesta es sí, pero esto no ocurrirá pronto. Si bien el número está creciendo, hasta el momento, solo el 43,7 % de los sitios web utilizan HTTPS de forma predeterminada. Mientras tanto, descarga e instala Brave para que puedas pasar más tiempo disfrutando de la web sin preocuparte si tu conexión es segura. Y para mayor seguridad, siempre revisa el candado cerrado antes de introducir cualquier información personal.

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas