Trucos y Consejos

Cómo evitar que Facebook te espíe

No vamos a volver a hablar sobre los problemas de privacidad y seguridad que Facebook acarrea desde hace ya un tiempo. La red social está inmersa en varios litigios por sus brechas en la plataforma, unos problemas que provocaron que los datos de millones de personas fueran a parar a multitud de empresas y que Mark Zuckerberg se sentara en el banquillo de los acusados.

Como siempre decimos, la mejor manera de impedir esto es no abriéndose una cuenta en la red social, pero si eres de esos usuarios de Facebook que desea un perfil a pesar de todo –como es lógico-, te vamos a enseñar cómo evitar que Facebook te espíe; o, mejor dicho, que no recopile tantos datos sobre ti en la medida de lo posible.

Perfil en privado

Vamos a comenzar por algo realmente básico: tu perfil personal siempre debe estar en privado. Y cuando decimos “siempre” es literal. La clave está en que sólo pueda ver tu información alguien que te tenga como amigo directo. Para acceder a la privacidad de tu perfil cliquea en la flecha superior y luego en “Configuración de la cuenta”.

Una vez te salgan todas las opciones, fíjate bien en la barra lateral izquierda. Necesitas localizar la de “Privacidad”, pinchar en ella y luego ver todas las opciones que salen por defecto. El campo más importante es el de “¿Quién puede ver las publicaciones que hagas a partir de ahora?”, que debe estar colocado en “Amigos” u otra opción más restrictiva, pero nunca en “Público”.

Por supuesto, el resto de opciones también merecen un vistazo. Por ejemplo, si no quieres estar visible en los motores de búsqueda, deshabilitar esta pestaña no es una mala opción. Así mismo, ocurre también con el teléfono o la lista de amigos. En definitiva, aquí juega un papel principal cómo de receloso eres con tu información.

No te loguees con Facebook

Hay pocas cosas que den más pereza que cuando nos tenemos que registrar en una página web, ¿verdad? Es un proceso lento y aburrido, pero que ahora se agiliza gracias a unos mágicos botones: “Haz login con tu cuenta de Facebook, Google, Linkedin o Twitter”. Le das y listo, te ahorras el proceso. ¿Y hay un problema? ¡Pues claro! Estás dando a esa página web toda esa cantidad de información de una de esas redes sociales. Además, estas últimas obtienen, a su vez, datos muy valiosos sobre ti (y te lo explicamos).

Por ejemplo, si te has logueado a través de Facebook en un portal de coches, Facebook ya está cogiendo información sobre muchos datos: que te gustan los coches, la marca en concreto, tu dirección de correo, nombre de usuario, etc. Todos estos datos de Facebook se utilizan luego para ofrecer la llamada publicidad personalizada y, sobre todo, que las marcas tengan a usuarios de manera directa interesados.

Si todo esto no te convence ya para no loguearte nunca más, aquí va un detalle adicional: las filtraciones. No es la primera vez que un portal sufre una brecha de seguridad. Por tanto, si en Facebook rellenaste toda la información personal, ahora esa página web la tiene… y los hackers también. Es mejor no loguearse con un servicio. Nunca.

Los likes también cuentan

Aquí entra otra variable. Todo aquello a lo que le damos “Me gusta” en Facebook cuenta dentro de la red social. El algoritmo de la propia plataforma va trazando patrones con la información que le vamos dando poco a poco: el Like a una página, si comentamos las publicaciones, si reaccionamos a estas también, si las visitamos cada día… Toda esta información queda registrada en los servidores para que Facebook ofrezca luego una “experiencia” dirigida. En otras palabras, para que todo aquello que te rodea sea de tu agrado.

La contraprestación es que esta información también va a parar a los anunciantes, de manera que estos obtienen muchísimos datos sobre ti. Ahora ya saben qué anuncios hemos visitado, si sus publicaciones surten efecto, si el producto se está vendiendo y un largo etcétera que seguro que te suena.

Impedir los anuncios personalizados

Has visto todo lo que te hemos contado, ¿verdad? Pues hay una manera de paliar todo este espionaje masivo que nos hacen las empresas en su recopilación de datos. Cierto es que el efecto que tiene no es muy grande, pero al menos sí permite que nuestra información esté mejor guardada dentro de la plataforma.

Dentro de la “Configuración” de la red social hay una categoría denominada “Tus preferencias de anuncios”. Acceder a ella tiene su truco, así que mejor pincha en este enlace y ve de manera directa.

Justo ahí, observa que hay muchos campos, a cada cual más variopinto. Sin embargo, el único que interesa es el llamado “Configuración de anuncios”. Hay tres opciones, y si lo que quieres es privacidad y seguridad con tus datos personales, nuestra recomendación encarecida es que desactives todos:

  • Anuncios basados en datos de socios: las empresas proporcionan información a Facebook para ofrecer publicidad personalizada.
  • Anuncios basados en tu actividad en los productos de las empresas de Facebook –como WhatsApp- que ves en otros lugares: la información que recopila Facebook a través de otros sitios web o aplicaciones que usan su servicio publicitario.
  • Anuncios que incluyen tus acciones sociales: dar permiso para que tus amigos vean en una publicidad que algo te gusta.

Desactivar la localización

Facebook rastrea nuestra localización en tiempo real si le hemos dado permiso con nuestro smartphone. Como es lógico, nuestro consejo es que desactives este acceso para tener una mayor privacidad.

Para realizar este cometido sólo hay que realizar unos pasos. Entra en tu perfil personal, cliquea sobre los puntos suspensivos y localiza “Ver privacidad”. Una vez dentro, cliquea en “Controlar tus ajustes de localización” y desactiva la opción en concreto. De igual manera, borra tu historial de ubicaciones en caso de que lo tengas lleno.

Y desactivar el micrófono

Ya se ha dicho en alguna ocasión que las grandes empresas no escuchan todo lo que dicen sus usuarios, pero sí recogen pequeñas muestras de lo que oyen a través de los micrófonos del smartphone. Por tanto, entra en los ajustes de tu teléfono móvil, ya sea Android o iOS (iPhone), y visualiza si Facebook tiene acceso permitido al micrófono. Por ejemplo, nosotros lo tenemos permitido en esta demostración, así que bastaría con dar clic encima para quitarlo.

Aquí tienes unos cuantos consejos para sacar el máximo partido a tu cuenta de Facebook, a la par que evitas que espíe más de lo debido. Y recuerda lo que decíamos al inicio: siempre te queda cerrar tu perfil para siempre…

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas