Trucos y Consejos

Cómo convertir tu smartphone en un teléfono tonto

¿Has escuchado hablar alguna vez de los teléfonos tontos? Estos se caracterizan por prescindir de la gran mayoría de funciones que tienen los teléfonos listos (los smartphones, que de ahí viene el nombre). Aunque se puede comprar uno de estos por un módico precio, también puedes “crearlo” por ti mismo. De hecho, eso es lo que te vamos a enseñar hoy: así puedes convertir tu smartphone en un teléfono tonto.

Internet, lo primero

Vamos a empezar por lo más básico. Un teléfono inteligente se caracteriza, sobre todo, por contar con conexión a Internet de manera permanente. Sin ir más lejos, esta dependencia por la red ha sido la causante de la proliferación de este tipo de terminales. Por tanto, quita Internet del teléfono móvil.

Apaga la tarifa de datos, así como toda conexión WiFi a la que se vaya a conectar tu dispositivo. Y si tienes la tentación de enchufarte a una, sigue leyendo, ya que viene el segundo paso.

Borra toda aplicación que requiera mantener un contacto

Si ves que no eres tan fuerte como para vivir sin Internet, siempre te queda prescindir de las aplicaciones que hacen uso de la red. En otras palabras, lo conveniente es que borres toda aquella red social o servicio de mensajería que tengas en el smartphone, así como otras aplicaciones secundarias.

Mantén en el teléfono móvil sólo aquellas aplicaciones que puedes considerar esenciales en tu día a día sin necesidad de estar conectado a la red. Estas pueden ser la alarma, la agenda, la calculadora, el bloc de notas, etc. Sabemos que no es fácil, pero si quieres tener un teléfono tonto… lo mejor es cortar de raíz con todo esto.

Cómo convertir tu smartphone en un teléfono tonto

¿Y qué ocurre con las apps de mapas, música, etc.?

Esta pregunta es una de las que más nos repetimos a la hora de “crear” un teléfono tonto: ¿qué hacemos con los servicios de mapas, música, etc.? ¿Prescindimos de todas estas herramientas que nos pueden servir para nuestra actividad? La respuesta es sí… pero no. Y lo explicamos.

Lo ideal es que no se usen a la hora de recrear un teléfono tonto. No obstante, si ves que al final las vas a utilizar, nuestro consejo es que descargues los mapas de las zonas que más frecuentes, descargues la música para el modo sin conexión, etc.

Almacenar todo aquello que se va a usar, pero sin conexión a Internet permanente (esto es bueno incluso por si no se quieren gastar datos).

Y apaga las notificaciones

Cerramos con este punto. Vivimos pendientes de las notificaciones, así que no dudes ni un segundo en apagar todas. Y cuando decimos “todas” es literal. Que el teléfono móvil no se pueda poner “en contacto” contigo ni para actualizaciones ni para nada. La idea es que quede como uno antiguo, donde llamar o recibir llamadas es la función principal (así como con los SMS).

¿Podrás sobrevivir con un dispositivo así?

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas