¿Cómo convierto un documento en libro electrónico?

Elisa quiere convertir algunos archivo .doc a libro electrónico para leerlos en su lector de ebooks, pero no sabe cómo hacerlo:

Tengo muchos apuntes que quisiera llevar conmigo en el ebook. Me han dicho que no lee los documentos de Word, pero sí los PDF, aunque mal. Yo lo que quiero es convertir un .doc a formato libro para que se lea igual que los libros que descargo de la tienda.

Elisa

Para convertir documentos en libros electrónicos puedes usar Calibre, que además de ayudarte a gestionar y cargar tus ebooks, también cuenta con un potente conversor de formatos.

Calibre está disponible para Windows, Mac y Linux, y es totalmente gratuito. Si tu Windows es de 64 bits, te recomiendo que instales Calibre x64, te dará un mejor rendimiento.

1. Carga tus documentos en Calibre

Haz clic en el primer botón de Calibre para añadir tus documentos. No te preocupes por el formato: Calibre admite archivos en la mayoría de formatos existentes.

2. Elige los documentos y presiona Convertir

Una vez cargados, los documentos aparecen en la tabla central. Elige los archivos en la tabla de Calibre y luego haz clic en el botón Convertir libros (el tercero desde la izquierda).

3. Elige y configura el formato de salida

En la ventana de conversión puedes elegir el formato de salida. Si haces clic en Configuración de página (cuarto botón) podrás elegir un perfil adaptado a tu dispositivo.

4. Convierte el documento

Haz clic en OK y Calibre empezará a convertir tus documentos al formato deseado. Puedes consultar el progreso de la conversión haciendo clic en la esquina inferior derecha (Trabajos).

5. Abre la carpeta con los archivos convertidos

Para sacar el archivo convertido, haz clic derecho sobre el libro en Calibre y luego elige Abrir carpeta contenedora. Verás tanto el archivo original como el convertido.

Ten paciencia con el resultado

Cuando conviertes archivos .docx y .pdf con diseños complejos, la conversión a .epub u otros formatos de libro electrónico rara vez está libre de problemas. Si no consigues que el libro electrónico resultante sea legible, intenta simplificar la maquetación del documento original (por ejemplo, copiando y pegando su texto en un nuevo documento).

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios