Cómo comprobar si tu teléfono de segunda mano está completamente limpio

Cada día se compran más teléfonos móviles de segunda mano. Las principales operadoras destacan en sus informes anuales que España es uno de los países con más líneas de teléfono por habitante, y esto se traduce en una gran cantidad de dispositivos comprados, bien sean totalmente nuevos o de segunda mano.

Cuando adquirimos un terminal de fábrica no hay ningún problema: el móvil aparece de serie y preparado para insertarle toda la información que queramos; ahora bien, ¿qué ocurre cuando compramos uno de segunda mano? Lo recomendable sería que se hubieran establecido los valores de fábrica y no encontrarnos datos de su antiguo propietario. Por desgracia, puede que sí hallemos algunos…

Te enseñamos cómo comprobar que tu teléfono de segunda mano recién comprado está limpio. En otras palabras, así puedes restablecer los valores de fábrica, algo que deberías hacer en cuanto adquieras el teléfono en cuestión.

En iPhone

La manzana más famosa del mundo tiene un sistema de reseteo realmente fácil. Para utilizarlo sólo es necesario pulsar sobre el botón “Ajustes” y dirigirse hasta la pestaña “General” (situada como primera de todas en el cuarto bloque de funciones, no tiene pérdida alguna).

Una vez pulsemos en la sección correspondiente, el siguiente paso es ir justo hasta el final del todo para seleccionar la penúltima opción que reza “Restablecer”.

En cuanto lo hagamos, saldrán muchas casillas, pero la que nos interesa es la segunda de las que aparecen, es decir, la de “Borrar contenidos y ajustes”.

A partir de aquí es sencillo: se nos pedirá el código de seguridad establecido y acto seguido saldrá una opción para “Borrar iPhone”. Ejecutamos ambos pasos, esperamos los minutos correspondientes y la magia ya estará hecha: nuestro terminal quedará exactamente igual que si lo hubiéramos comprado por primera vez.

En Android

El sistema operativo de Google no tiene nada que envidiar al de Apple en lo que respecta a sencillez a la hora de establecer valores de fábrica. Como mucho, su complejidad recae en el simple hecho de que Android cada vez tiene una fragmentación mayor en el mercado, así como muchas capas de personalización, lo que hace que cada teléfono móvil sea diferente entre sí. No obstante, vamos a intentar utilizar el modelo base de Android para que tu móvil esté completamente limpio.

Lo primero de todo es ir, cómo no, hasta el icono de “Ajustes”. Una vez dentro de la maquinaria del sistema operativo, tenemos que encontrar la opción “Sistema” o “Admiistración general” (depende del modelo). En cuanto lo hagamos, pulsamos para entrar y seleccionar “Restablecer”.

Al igual que ocurría en iPhone, se nos puede pedir un “código PIN, patrón o contraseña”, tal como destaca la propia Google en su página web. Tecleamos el password en cuestión y se nos abrirá una opción titulada “Restablecer valores de fábrica”. Pinchamos ahí y ya estamos ante la última casilla, clarividente desde luego: “Restablecer teléfono”. Puede que se nos vuelva a solicitar otra contraseña, así que la ponemos otra vez, aparecerá la opción “Borrar todo”, cliqueamos sobre ella… y a esperar los minutos que sean necesarios.

Así de sencillo podrás tener tu teléfono de segunda mano como si hubiera salido de fábrica. La mejor manera de asegurarte de que no hay ningún dato del propietario anterior.

Cargando comentarios