Gaming

Cómo activar el control parental de Xbox One

Controlar qué hacen tus niños con una consola es algo vital. No sólo hacemos referencia al posible contenido que vayan a visionar, sino a restringir actos tan básicos como comprar algo en la tienda virtual con tu tarjeta de crédito o borrar datos y aplicaciones que actualmente estuvieras usando. Por esta razón, hoy en Softonic vamos a pecar de precavidos y te enseñamos a cómo activar el control parental de Xbox One.

Windows 10
Descarga
8

La última versión del sistema operativo de Microsoft.

Activación

El primer paso es localizar dónde está el control parental. Como no podía ser de otra, este se encuentra en el apartado de “Configuración”, al que se accede pulsando el botón “Guía” en el mando de Xbox One y dirigiéndose hasta la derecha del todo.

Una vez que estés dentro, fíjate bien en la primera casilla que aparece: “Cuenta”. En ella hay varias opciones, aunque hay dos que debes tener en cuenta: “Restricciones de contenido” y “Control parental”. Pincha en la segunda de momento.

Ahora que estás dentro de este campo, estarás viendo que existen cuatro opciones muy variopintas, así como un cuadro de alerta a la derecha. Este recuadro lo que hace es marcar todas aquellas posibles vulnerabilidades que tiene tu consola. ¿Hace falta corregirlas? La respuesta es no, pero si lo haces tendrás un mayor grado de seguridad en el sistema (y esto nadie puede ponerlo en duda).

De las opciones que aparecen, la clave la tienes en dos: “Administrar miembros de la familia” y “Familiar en la web”. El primero de ellos te sirve para gestionar los permisos que tienes concedidos a los diferentes perfiles instalados en la consola, mientras que el segundo sirve para restringir el acceso a las páginas webs.

Qué acciones proteger

Como solemos hacer en este tipo de post, lo ideal es que los menores estén controlados en tres puntos en concreto: el acceso al contenido, el filtrado web y el límite de tiempo que van a estar delante de la pantalla.

Para el primero, el acceso al contenido, la clave es entrar dentro de “Administrar miembros de la familia”, elegir el perfil y pulsar sobre “Acceso al contenido”. Los límites de contenido no están restringidos para los que tengan más de 8 años. Por tanto, si quieres configurarlo de manera individual, lo único que tienes que hacer es seleccionar las opciones pertinentes.

El segundo es el filtrado web. Se puede acceder donde hemos dicho antes “Familiar en la web”, aunque también seleccionando el perfil en cuestión y cliqueando “Filtro web”. Gracias a este comando, el usuario principal puede bloquear aquellas páginas webs que considere peligrosas para los críos.

Y el tercer y último punto es nuestro favorito: limitar el tiempo con la consola. Esto no se encuentra en control parental, sino que hay que ir a “Configuración” y buscar “Preferencias”. Justo ahí, realiza esta ruta: “Notificaciones” -> “Notificaciones de Xbox” -> “Sistema”. Ahí deja encendido “Notificaciones del sistema activadas”, lo que te valdrá para lanzar una notificación con cuánto tiempo ha estado el niño delante de la pantalla.

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios