Gaming

Cinco consejos con los problemas de pantalla en Nintendo Switch

Nintendo Switch es una consola maravillosa. La nueva portátil y sobremesa de Nintendo ha conseguido quitar el mal sabor que dejó Wii U, hasta tal punto que ya lleva casi el doble de terminales vendidos en tres años menos –que se dice pronto-. Sin embargo, y como todo buen sistema, es probable que te encuentres algunos fallos en torno a la consola. Hoy te traemos cinco consejos con los problemas de pantalla en Nintendo Switch, que son los más corrientes.

Ultimate Epic Battle Simulator Descargar
9

Ondas arcoíris

¿Tu pantalla tiene una especie de ondas arcoíris? Por lo general, esto no es ningún fallo de la pantalla, sino que se debe, simplemente, al protector de pantalla. Sí, has leído bien, algunas veces aparecen estas ondas en la pantalla, por lo que la solución pasa o bien por quitarlo o bien por colocarlo mejor. No hay más.

Píxeles muertos

Uno de los grandes problemas de cualquier pantalla desde tiempos inmemoriales: los píxeles muertos. Si en tu pantalla ves una serie de puntos que no se encienden o que directamente están apagados, sentimos decirte que esos son píxeles muertos. ¿Se pueden arreglar manualmente? La respuesta primera es no, aunque existen varios métodos para intentar subsanar la papeleta. Nosotros no aconsejamos esto último, sino que vayas a una tienda y pidas un cambio de consola si el número de píxeles muertos es muy elevado (que impida la visión, claro).

La imagen no se ve bien y el sonido es defectuoso

La particularidad que tiene Nintendo Switch es que el modo portátil está completamente ligado al sobremesa. Por esta razón, en ocasiones pueden surgir problemas en torno a la imagen o el sonido por interferencias de radio. Si este es tu caso, el problema reside en las ondas de radio que emiten estos equipos audiovisuales, microondas, dispositivos inalámbricos o estanterías metálicas. Mueve simplemente la consola de ubicación y listo.

El brillo automático

Nintendo Switch, al igual que muchos terminales actuales, es capaz de modificar el brillo de manera automática. Gracias a esta función, la portátil se adapta a las condiciones meteorológicas o lumínicas donde te encuentras en ese momento, aunque también puede ser un incordio. Para desactivarlo, tan sólo tienes que mantener pulsado el botón HOME durante más de un segundo y se abrirá la configuración con el acceso rápido. Vete hasta “Brillo” y desactiva el “Brillo automático”. A partir de ahora podrás regularlo tú de manera rápida y sencilla.

La pantalla táctil no funciona bien: calíbrala

Aunque nuestra recomendación es usar el modo táctil lo menos posible (por eso de los píxeles muertos, precisamente), esto no quiere decir que no se pueda utilizar. En ocasiones, el componente táctil puede dar errores, así que nada mejor que calibrarlo para que funcione de manera correcta.

Pulsa el botón HOME, entra en la configuración de la consola y fíjate en el campo “Mandos y sensores”. Cuando accedas al mismo, la casilla que te interesa es la de “Probar dispositivos de entrada” -> “Probar la pantalla táctil”. Sigue las indicaciones que aparecen en pantalla.

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios