Publicidad

Noticias

¿Es CICERO de Meta la IA más humana de la historia?

Juan Blanco

Publicado

Meta ha presentado CICERO, un sistema de Inteligencia Artificial capacitado para ofrecer un desempeño y tomar decisiones a niveles a los que lo haría un ser humano en el popular juego de estrategia Diplomacy.

Los juegos han sido durante mucho tiempo un campo de pruebas para los nuevos avances de la Inteligencia Artificial. Un ejemplo de ello es la victoria de Deep Blue sobre el gran maestro de ajedrez Garry Kasparov. Otro, la manera en la que Pluribus superó de forma simultánea a varios oponentes en una partida de póker Texas Holdem.

¿Es CICERO de Meta la IA más humana de la historia?

Existe incluso una Inteligencia Artificial que ha desvelado quién ganará el Mundial de Qatar, jugando a predecir el futuro tal y como lo podría hacer cualquier periodista deportivo con años de experiencia visualizando partidos de fútbol.

Pero los agentes de Inteligencia Artificial verdaderamente útiles y versátiles deberían ir mucho más allá del simple hecho de mover piezas en el juego de ajedrez Chess Free y similares o realizar predicciones futbolísticas.

¿Podemos sistemas de IA más efectivos y flexibles que puedan usar el lenguaje para negociar, persuadir y trabajar con personas logrando objetivos estratégicos de manera similar a como lo hacen los humanos?

Meta señala que están más cerca de construir un tipo de IA capaz de dominar este tipo de habilidades: CICERO. Se trata del primer sistema de Inteligencia Artificial en lograr un rendimiento cuasi humano en el popular juego de estrategia Democracy.

WEBDIPLOMACY

CICERO lo demostró jugando en la webDiplomacy.net, una versión en línea del juego, donde la IA de Meta logró más del doble de la puntuación del promedio de los jugadores humanos y en un nivel un 10% por encima de los usuarios que jugaron más de una partida.

Diplomacy se ha considerado tradicionalmente como un juego casi imposible de abordar por parte de ninguna IA, ya que requiere que los jugadores dominen el arte de comprender las motivaciones y perspectivas de otros usuarios. Es decir, interpretar qué pretende conseguir el resto de jugadores.

Además, demanda otro tipo de actuaciones humanas como hacer planes complejos, ajustar estrategias, emplear un lenguaje natural para llegar a acuerdos con otras personas, convencerlos en formar alianzas y mucho más.

Sin embargo, CICERO ha sido tan efectivo en el uso del lenguaje natural para negociar con el resto de usuarios en este juego, que a menudo dichos participantes preferían trabajar con la propia IA antes que con otros jugadores humanos.

Es decir, los propios jugadores han debido interpretar que estaban relacionándose con otros seres humanos y no con una máquina. Y ese es el principal mérito de CICERO, que supone un hito comunicativo que podría servir para expandir los límites de esta tecnología.

Derribar las barreras de comunicación entre seres humanos y agentes impulsados ​​por IA todavía se encuentra en una etapa inicial. Pero, más allá de los posibles dilemas de la Inteligencia Artificial, después del comunicado de Meta, el horizonte de estas máquinas parece tener un futuro más humano que nunca.

También te puede interesar