Publicidad

Trucos y Consejos

Catfishing: Qué es, cómo detectar impostores, cómo actuar al respecto

Enamorarse a través de Internet es cada día más común. Las redes sociales, apps de contactos y servicios de mensajería hacen de lo más sencillo encontrar pareja y aunque haya distancia de por medio, nadie puede detener las flechas del amor.

Mujer enamorada

Seguro que en algún momento de tu vida te has sentido atraído por algún desconocido a través de Internet. Y no es de extrañar… ¡Es encantador, sus fotos son increíbles y tenéis tantísimas cosas en común! Sin embargo, cuando te enamoras a través de Internet es siempre recomendable ir con pies de plomo pues en este mar de datos nadan los conocidos como «catfish».

¿Tienes novi@ online pero jamás os habéis visto las caras? ¿Curiosamente su teléfono y ordenador no tienen cámara para hacer videollamadas? ¿Te preguntas por qué tu pareja en línea siempre sufre un accidente de tráfico cada vez que intentas quedar para conoceros? Ve con cuidado porque puede que la persona que está detrás de esos mensajes de texto tan melosos no sea quien dice ser.

En el artículo de hoy vamos a enseñarte qué es catfishing (y no, no nos referimos a pescar peces gato), cómo detectar a estos impostores y cómo puedes actuar al respeto si eres víctima de alguno de ellos. ¡Esperamos que te sirva de ayuda!

¿Qué es un catfish?

Documental Catfish

El término catfish nace a partir del lanzamiento en el 2010 del documental Catfish. En él se mostró al hermano del director en un épico viaje para conocer a la novia que tenía a través de Facebook. Sin embargo, cuando el joven llegó a la granja de su chica se encontró con una mujer casada y con hijos cuyo nombre, vida y apariencia física era muy distinta a la que él conocía.

VER CATFISH EN NETFLIX

Desde la aparición del documental, todas aquellas personas que falsifican su identidad en las redes sociales con el objetivo de encontrar pareja virtual u obtener algún tipo de beneficio de su víctima se le llama «catfish».

Como curiosidad, el incremento de relaciones a distancia y la popularidad del documental incentivó la creación de un programa de televisión llamado Catfish:Mentiras en la Red. En él Nev Schulman (el mismo joven al que engañaron) ayudaba a otras personas en situaciones parecidas a la suya a conocer a su pareja por Internet cara a cara. Si tienes ocasión de verlo por televisión podrás comprobar cómo los engaños a través de Internet son algo mucho más común de lo que uno podría esperar.

Cómo detectar impostores en las redes sociales

Si estás leyendo este artículo es probable que tengas alguien importante en tu vida que hayas conocido a través de Internet pero jamás le hayas visto cara a cara. Ya sea a través de una simple conversación vía Facebook, dando un «me gusta» a una foto de Instagram o consiguiendo un match vía Tinder, a día de hoy es muy sencillo empezar a conversar con desconocidos. Pero… ¿estás seguro de que la persona con la que hablas es quien dice ser? Bajo estas líneas encontrarás algunas claves para saber si estás siendo víctima de catfishing.

Nunca acepta una videollamada

videollamada

Imaginemos que desde hace aproximadamente un año estás saliendo con Rogelia, una chica extraordinaria cuyo parecido con Kim Kardashian es sobrecogedor. Por desgracia, Rogelia vive en Monkey’s Eyebrow, Kentucky (¡la famosa capital del ganso de los EEUU!) así que no os habéis visto nunca excepto en fotografía. Si bien has hablado por teléfono durante horas con Rogelia (pagando tú claro, como buen caballero), nunca habéis realizado una videollamada porque ella no tiene cámara. ¿Deberías preocuparte? Definitivamente sí.

El que tu pareja no acepte o no quiera realizar una videollamada es uno de los signos principales de que algo va mal. Si bien hace algunos años era habitual que los ordenadores y los teléfonos móviles no tuvieran cámara, a día de hoy son un estándar dentro de cualquier dispositivo independientemente de su precio.

Si tu pareja online se niega a realizar una videollamada es muy indicativo de que algo te esconde o que es muy probable que no sea la persona de las fotografías que te ha mandado. Además de ello, si en alguna de las fotos aparece tomando una selfie es obvio que tiene una cámara en el móvil y que por tanto podría realizar una videollamada.

Investiga sus fotografías

La página de Facebook de Rogelia tiene unas cuantas fotos geniales de tu novia en traje de gala o cuando fue invitada a la presentación de unos premios de cine. ¡Está preciosa! Incluso en una va acompañada de su primo, que curiosamente se parece mucho a Kanye West. ¡Qué cosas tiene la vida! Las fotos que te ha enviado son también geniales, en todas sale posando con su familia en sus casas de lujo en Kentucky. ¿Deberías ponerte tu gorra de Sherlock Holmes e investigarlas a fondo? ¡Desde luego!

Un clásico modus operandi de un catfish es abrir una cuenta falsa en una red social y vivir una vida paralela en ella. Para ello acostumbran a robar fotografías de otras cuentas y periódicamente las suben a la suya para así ir realizando actualizaciones y no crear desconfianza entre sus amistades online.

Si tu pareja te ha enviado fotos o tiene varias subidas en su red social, utiliza la búsqueda invertida de Google Imágenes en ellas. Para ello primero guarda la fotografía en cuestión en tu equipo, accede a Google Imágenes (haz clic aquí para ello) y arrastra la fotografía hasta la caja central. Google buscará esa misma imagen por todo Internet y te ofrecerá las páginas web en las que aparece. Si ves que aparecen resultados y éstos aparecen bajo otro nombre o cuenta, es más que probable que te estén engañando.

Pide una foto dedicada

Varias veces le has pedido a Rogelia una foto personal. Tampoco insistes en que sea gran cosa, con un «Te quiero, Luís Afredo» en un papel que muestre a cámara te sentirías el hombre más afortunado del planeta. Como tu chica es tan estilosa ha optado por hacer algo mucho más personal y alocado como enviarte una foto aguantando una copa de champán en el trasero… ¡esta Rogelia… qué picarona!

Si tu pareja por Internet jamás accede a realizar una foto dedicada como por ejemplo aguantar un cartelito que diga que le quieres, aquí hay gato encerrado. Piensa que los catfish se sustentan únicamente de las fotografías que roban a otros usuarios de las redes sociales, por lo que jamás son capaces de realizar la foto que les pidas. Eso sí, pide únicamente fotos normales y nada comprometidas, de otro modo es normal que se nieguen a hacerlas.

Comprueba su lista de amigos en las redes sociales

Mujer utilizando Facebook

Como no podía ser de otro modo, Rogelia es super popular en las redes sociales. ¡Sobre todo con el público masculino! Y no es de extrañar pues trabaja en una granja de alpacas muy popular en ese condado. Definitivamente que sus contactos sean todo hombres no tiene nada de sospechoso… ¿o sí?

Un catfish tendrá una lista de amigos en las redes sociales bastante grande pero en la que no habrá nunca amigos que la conozcan en persona ni tampoco familiares. Da una ojeada a sus contactos y fíjate si aparecen sus padres, hermanos o amigos de infancia. También aprovecha para mirar los comentarios y ver si hay algo más que «qué buena estás» y gente alabando su «pechonalidad».

Te pide prestado dinero para salir adelante

La granja de alpacas no da para poder pagar las hipotecas de las casas de lujo de Rogelia. Además el sobrino de su prima, el pequeño Timmy, acaba de caer enfermo y apenas puede moverse sin sus muletas. Para que pueda volver a andar necesita un carísimo tratamiento que sólo puede recibir en la prestigiosa clínica del doctor Scrooge. Como eres buen tío y un novio excelente, cada mes envías la mitad de tu sueldo a Rogelia. ¡Todo por amor!

Si bien hay catfish que lo único que buscan es poder vivir la vida que desean a través de una persona que sea tan y como ellos quieren ser en la vida real, hay otros que buscan timar a sus víctimas. Solicitar dinero es una práctica muy habitual así que si tu pareja por Internet te pide constantemente dinero, es probable que sea un catfish.

Menciona ir a conocerla

Te has armado de valor y se lo has dicho. ¡Quieres viajar hasta la capital del ganso de EEUU para conocerla! Rogelia afortunadamente se ha alegrado mucho. Por desgracia esa misma tarde, mientras visitaba al pequeño Timmy en la clínica del doctor Scrooge, Rogelia recibió la triste noticia de que sufre el síndrome de Bowser Subzero. Éste no permite visitas de cibernovios. ¡Qué mala suerte! Con la ilusión que le hacía conocerte…

Si tienes novi@ estable a través de Internet, lo habitual es tarde o temprano querer conocerla cara a cara. Es habitual que tu pareja se muestre al principio nerviosa al respeto por el clásico miedo de no cumplir con las expectativas. Lo que no es normal es que no quiera conocerte bajo ningún concepto o utilice excusas extrañas para evitar el encuentro… a no ser que sea un catfish.

Preséntate por sorpresa

El síndrome de Bowser Subzero no te da miedo, por lo que decides ponerte tu traje de Carmen Sandiego (tarde o temprano sabías que te iba a ser útil) y te embarcas en la aventura de seguir a Rogelia por todo el mundo. Una vez llegas al aeropuerto de Monkey’s Eyebrows la sorprendes con un mensaje diciendo que estás a pocos minutos de su granja de alpacas. Sin embargo el sorprendido eres tu pues un simpático ancianito que vive en su dirección te ha hecho saber que el pequeño Timmy ha empeorado y, para animarle, Rogelia se lo han llevado hasta Moscú para conseguir un Pokémon legendario en Pokémon Go. ¡No vas a poder conocerla!

Sin duda esta es la prueba de fuego para saber si estás siendo víctima de catfishing. Si te presentas por sorpresa en el domicilio de tu supuesto amor y otra persona aparece tras llamar a la puerta habrás acorralado a tu catfish. También es probable que si en vez de presentarte, llames a tu pareja para decirle que en cinco minutos os veis, ésta se niegue en redondo y termine confesando que todo es una farsa.

Qué hacer si eres víctima de catfishing

Mujer triste

Desgraciadamente no hay mucho que puedas hacer si acabas de descubrir que la relación en la que has invertido tanto tiempo y dinero resulta ser una farsa. En la actualidad la ley no ofrece ningún tipo de solución a estos casos, aunque sí existen una serie de recomendaciones para que tu corazón pueda curarse con más rapidez.

En primer lugar recomendamos que hables con la persona que te ha estado mintiendo y le pidas explicaciones así como las razones del engaño. Si la persona únicamente te ha mentido en su aspecto físico y te enamoraste de su interior, tu relación no tiene por qué terminar. Simplemente pídele que desde ese momento sea completamente sincera contigo.

Si te has topado con una persona reincidente dentro del mundo del catfishing, haz partícipe a las redes sociales de sus perfiles falsos y denuncialos. Asegúrate que esta persona será completamente vetada de utilizar nuevamente Facebook, Instagram o el medio en el que la conociste y evita que otros incautos sufran el mismo desengaño que tu.

Finalmente recomendamos que te des un tiempo y no tomes esta experiencia como algo negativo, sino como algo que debía ocurrir y de la que has aprendido mucho. No te sientas culpable pues actuaste honestamente y de todo corazón. A partir de este momento cerciórate de no ser tan confiado con cualquier persona que conozcas en las redes sociales. Anda siempre con cautela con cualquier extraño hasta que como mínimo estés seguro que la persona con la que hablas es quien dice ser.

Esperamos que este artículo os sirva de ayuda para conocer a qué se refiere el término catfishing y cómo evitar ser víctimas de estos engaños por la red. ¿Alguna vez has tenido pareja por Internet y una vez conocerla en persona ha resultado ser alguien completamente distinto? ¡Comparte tu experiencia en la sección de comentarios!

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Publicidad