Call of Duty: Ghosts – Nuestro análisis

Primera entrega de la saga que saldrá para PS4 y Xbox One, Call of Duty: Ghosts será el juego indispensable de la nueva generación de consolas según Activision. Veamos cuánto de cierta tiene esta afirmación.

Nos encontramos en el espacio, en lo que parece ser una estación espacial americana. De repente, todo se acelera. Alguien me da una metralleta, me lanzo al suelo, y todo explota. Wow, me digo para mí mismo. Desde los primeros minutos de juego, Call of Duty: Ghosts consigue sumergirte en la historia como si fuera una superproducción de Hollywood. De hecho, parece que estemos en Gravity. Aunque a mi este nivel de Call of Duty: Ghosts me recuerda a otra película…

¿Os acordáis de Moonraker? Sí, esa peli en la que James Bond sigue la pista de un villano desde Venecia hasta Río de Janeiro para acabar en una estación espacial luchando contra decenas de esbirros armados con pistolas láser. Una sucesión de escenas a cada cuál más kitsch y rocambolesca. Y todo ello en unos decorados de cartón piedra más falsos que una moneda de 20 euros. Un poco como Call of Duty: Ghosts

Un guión sin sorpresas

En un contexto de crisis económica mundial, numerosos estados sudamericanos productores de petróleo se alían para formar la Federación, una nueva superpotencia que usará su adquirida posición hegemónica para enfrentarse a los Estados Unidos. El modo Campaña para un jugador de Call of Duty: Ghosts da inicio en el momento en el que la Federación toma el control de una estación espacial americana y lanza una lluvia orbital de bombas sobre los Estados Unidos.

Call of Duty: Ghosts se centra, de manera discutiblemente acertada, en la lacrimógena historia de dos hermanos y su pastor alemán Riley, que se ven forzados a luchar para reconquistar su tierra natal. No, este año el modo Campaña tampoco será un motivo para comprarte el juego…

Un cóctel de sensaciones fuertes… sin lugar a la improvisación

Tranquilos, el pastor alemán Riley nos salvará

Al igual que sus ilustres predecesores, el modo Campaña para un jugador de Call of Duty: Ghosts tiene un carácter marcadamente cinematográfico que te hace vibrar desde el primer momento. Explosiones por doquier, lluvia de balas, sangre a borbotones…

Eso sí, todo ello sin lugar alguno a la improvisación, ya que la acción apenas concede al jugador la capacidad de elegir. Simplemente hay que hacer caso a las instrucciones que aparecen en pantalla.

A nivel de jugabilidad, nos ha desconcertado el impreciso sistema de checkpoints (siempre se vuelve a empezar más lejos) y de objetivos, que causa bastante confusión. Pequeños defectos que no interfieren sobremanera en la acción, igual de lineal que en anteriores entregas.

Pero no todo iba a ser malo en el modo Campaña de Call of Duty: Ghosts… Nuestros queridos hermanos de armas pueden contar con Riley, el pastor alemán, durante algunos pasajes de la historia que añaden un componente de sigilo a la acción. Sin embargo, estas escenas son limitadas y no existe la posibilidad de escoger cuándo controlamos al perro.

Multijugador: nada nuevo en el frente

El nuevo sistema de personalización ofrece más de 20.000 posibilidades

Si eres un fan de la saga, tranquilo, Call of Duty: Ghosts mantiene intactas las señas de identidad del modo multijugador.

Entre las novedades: 14 cartas nuevas, un nuevo movimiento (deslizamiento), el mejorado sistema de personalización con más de 20.000 variantes, avatares femeninos, 7 modos de juego y 20 nuevos tipos de “rachas” (bajas encadenadas).

Como suele ser costumbre en la serie Call of Duty: Ghosts no premia la táctica sino los reflejos y la capacidad de memorizar donde se encuentran tus rivales.

El nuevo sistema de Puntos de Escuadrón permite a los jugadores configurar los personajes para adaptar el equipo a su estilo de juego. Eso sí, necesitas jugar muchísimas partidas online para poder comprar armas y accesorios. Un sistema algo complejo que complica demasiado las cosas a los novatos y a los menos pacientes.

Por suerte, Call of Duty: Ghosts incluye el modo Squad, que permite al jugador familiarizarse con las mecánicas de juego del modo multijugador y ganar Puntos de Escuadrón antes de saltar a los combates “con los mayores”.

En resumen, Call of Duty: Ghosts incluye innovaciones sútiles que contentarán a los fans del género. Y es que si algo funciona, ¿por qué cambiarlo?

Modo Extinción: el diamante en bruto

En el modo Extinción tu misión será repeler una invasión alienígena

La verdadera sopresa de Call of Duty: Ghosts es Extinción, un modo multijugador cooperativo divertido, fresco y plagado de ideas geniales. En este modo Horda, tu objetivo es repeler una invasión alienígena en compañía de otros tres jugadores, disparando contra las oleadas de enemigos que pueblan el escenario y contra sus madrigueras. Todo ello con recursos limitados.

Olvídate de malgastar munición como en el modo Campaña. En el modo Extinción debes comprar armas y munición con el dinero obtenido por lograr los diversos objetivos del juego. Un detalle crucial que le da a este modo dosis de estrategia y supervivencia que le sientan muy bien.

Y eso por no mencionar todas las trampas que esconden los escenarios (Bombonas de gas, zonas electrificadas, incendios controlados) y unos detalles gráficos de alto voltaje.

El modo Extinción es tan bueno que justifica por sí solo la compra de Call of Duty: Ghosts. Toda una demostración de lo que son capaces los chicos de Infinity Ward.

Habrá que esperar a la nueva generación

Call of Duty: Ghosts no luce en exceso en las consolas actuales…

Hemos podido probar Call of Duty: Ghosts en una PS3 y debo reconocer que los gráficos no nos han impresionado. Las texturas no destacan por su alta resolución y las animaciones faciales son mejorables, algo que seguramente corrijan las versiones para consolas de nueva generación. Lo único que salva la papeleta son los efectos de partículas, los daños en los escenarios y las animaciones de Riley.

El veredicto: esperábamos más

Infinity Ward ha juntado en Call of Duty: Ghosts una serie de elementos de calidad desigual. El modo multijugador, el modo estrella del juego, introduce las suficientes mejoras como para hacer que merezca la pena jugarlo, aunque no deja de ser conservador respecto a sus predecesores. Sin embargo, el modo Campaña no aporta nada ni al género ni a la saga.

Aún así, Call of Duty: Ghosts es un gran juego de acción que hará las delicias de los fans de la saga. Habrá que ver qué tal soporta las comparaciones con FPS de nueva generación como Titanfall o Destiny.

A pesar de no contar con el favor de la crítica, Moonraker sigue siendo una de las películas de James Bond con más éxito de la historia. Con un millón de dólares de facturación en su primer día, parece que Call of Duty: Ghosts va por el mismo camino…

Puntuación: 7

Call of Duty: Ghosts está disponible para PC, PS3 y Xbox 360

Artículo original escrito por Samuel Marc, de Softonic Francia. Adaptado del francés.

Cargando comentarios

Últimos artículos