Battlefield 4, SimCity, Skyrim… Los peores bugs de los videojuegos

Repasamos los errores en juegos más molestos para los usuarios. ¿Has sufrido alguno?

Battlefield 4, el shooter superventas de EA es uno de los últimos juegos que ha tenido bugs que lo han convertido en injugable para algunos usuarios. Desconexiones repentinas, la posibilidad de no acabar algunos mapas, muertes injustas… Pero este juego no es el primero que ha tenido errores graves ni será el último, y es que la historia de los videojuegos está ligada a la de los bugs, esos pequeños dramas cotidianos que hacen que de vez en cuando maldigamos a la desarrolladora de turno.

Estos días he estado recordando algunos de los peores bugs con los que me he cruzado y he preguntado a mis amigos y compañeros gamers sobre sus malas experiencia. Conozcamos hoy algunos casos.

La maldición del online

Lo admito: yo tuve la suerte de no sufrir los problemas para acceder a SimCity que afectaron a muchos usuarios durante los primeros días de juego, fatídicas jornadas del mes de marzo de 2012 en las que era imposible jugar una partida.

¿La razón de estos bugs? Sobresaturación de servidores, quizá porque EA no se esperaba tanto éxito con el nuevo SimCity o simplemente porque calcularon mal los recursos que necesitaban. Sea lo que fuese, casi todos los juegos que requieren de conexión obligatoria continua para jugar suelen tener problemas en algún momento u otro.

Otro caso sonado fue el de Diablo 3, injugable para miles de usuarios durante los primeros días. Luego hubieron más polémicas, pero es esa otra historia.

En Diablo 3 podías acabar “muerto” por culpa de sus problemas

¿De verdad es necesaria una conexión online obligatoria cuando las funciones en línea de un juego son secundarias? ¿No hay otras maneras de comprobar que el juego que estamos cargando es auténtico? El debate trae cola y es que Los Sims 4 podría ser el próximo juego en verse afectado por este sistema.

Los juegos puramente online no se escapan de estos bugs y mucho sufren del mal de los servidores saturados. Ocurrió en los primeros día de GTA Online; yo, por ejemplo, no pude jugar una partida en condiciones hasta la semana siguiente. Lo cierto es que Rockstar solventó el error con premura, pero ya era tarde para algunos fans que sufrieron graves consecuencias.

Este pantallazo sonará a muchos usuarios de Grand Theft Auto 5

¿Dónde está mi partida?

Imagínate que llevas un 90% de un juego, que ya atisbas su final y que estás entusiasmado con llegar a él. Esta situación que vivimos a menudo millones de gamers, sin embargo, tiene una cara oscura. Imagínate ahora que ese final no llega cuando debería… ¡porque pierdes tu partida!

Precisamente esto les pasó a algunos usuarios que actualizaron GTA 5 para probar su modo online. No sólo no pudieron jugarlo durante sus primeros días sino que además perdieron todo su progreso en el modo historia de Grand Thet Auto 5, progreso que jamás pudieron recuperar, según me confiesa mi compañera Patricia, que fue una usuaria afectada: “me dieron como solución borrar todo y empezar de nuevo”.

Otro juego que sufrió pérdidas de partidas fue The Elder Scrolls V: Skyrim en su versión de PS3. No es que directamente tu partida se borrase, pero sus decenas de bugs y errores de lag no sólo lo acabaron haciendo injugable, sino que se incrementaron hasta el punto que cada actualización para arreglar el problema lo agravaba más y Bethesda recomendaba borrar todas tus partidas.

El drama de Skyrim en PS3 duró meses

El eterno bucle

Una variación del bug que te corrompe la partida es el de error que no te permite avanzar. Este tipo de error suele ser arbitrario… Puede que te toque o puede que no, como cuando juegas a la lotería.

Mi amigo Pelayo es una víctima de esta clase de bugs. Uno de sus casos más sonados fue, precisamente, en otro TES, esta vez Oblivion: “La misión ‘Cantos de Sirena’ de Oblivion contenía un grave bug… te corrompía todo el juego si no tenías otra partida guardada porque no podías salir de la casa”. Afortunadamente él si tenía una partida guardada… pero seguro que muchos usuarios no tuvieron la misma suerte.

Lo mismo les sucedería a los que padecieronese temible error en la misión ‘Canción del Héroe’ de The Legend of Zelda: Skyward Sword, un error tan tonto que sólo se producía si hacías las cosas de determinada manera y que te obligaba a empezar de cero.

Más de uno se casi se queda sin poder salvar a la princesa

Menos conocido pero no por ello menos importante es el bug que afectaba a  la divertida aventura gráfica de los 90 Woodruff and the Schnibble of Azimuth, ¡mi amiga Mireia lo sufrió en sus propias carnes!: “Un objeto del sanatorio mental que necesitabas para terminar el juego a veces ‘no aparecía’ porque no quería, y tenías que volver a jugar a todo el juego… No valía recuperar el progreso en una partida guardada… ¡tenías que volverlo a empezar y no sabías con qué te ibas a encontrar!”, me cuenta rememorando uno de sus momentos más traumáticos como gamer.

Quizás menos grave, pero también puñetero, es un bug que mi amiga localizó recientemente en Batman Arkham Origins: “El en mundo de Mad Hatter tienes que cruzar el río sobre una taza. El problema es que a veces Batman ‘no quiere’ subirse a ella y usarla como barco… Total, ¡tienes que empezar de nuevo ese nivel y rezar para que el Caballero Oscuro quiera subirse esta vez!”, me explica esta vez entre risas, pero no sin cierto enfado.

A veces Batman no actúa como esperas de él

Cuando se nos acaba la paciencia

Algunos veces nos armamos de paciencia con el bug de marras y nos acabamos el juego. Otras , en cambio, la perdemos y es que ¿quién te dice que ese bug no se repetirá una y otra vez?

Esto le pasó a Pelayo en su experiencia con Riven, secuela del mítico Myst: “tiene un bug al final… sí, ¡al final! Tuve que dejarlo y no sé cómo acaba”. Una experiencia similar tuvo mi amiga Elisa con Prince of Persia Las Arenas del Tiempo: “Al llegar al primer jefe… ¡no se moría! Estuve más de una hora golpeándole y no lo vencía, parecía inmortal. ¡Me dieron ganas de llorar!”.

Riven te podía dejar colgado al final

Igual no son tan graves, pero…

Hasta ahora hemos hablado de bugs francamente graves, pero luego tenemos la categoría de los bugs constantes, que si bien no te impiden avanzar siempre, te fastidian alguna que otra partida. Mi compañero Jan-Hendrik lo sabe bien y es que como apasionado de juegos de conducción reconoce haber sufrido problemas con la mayoría de títulos de la saga Need for Speed.

En el reciente Rivals a veces los coches aparecen y desparecen del circuito por arte de magia en un bucle infinito, mientras que en el mítico Undercover los vehículos se mantienen y lo que desparecen son algunas partes de la carretera, provocando el efecto de circuitos sin terminar y coches que no pueden avanzar.

No sólo NFS está trufado de bugs secundarios. Conocidos son los de Dead Island, posiblemente uno de los juegos recientes con más errores debido a que se lanzó en PC una versión debug. De todas formas algunos glitches pueden resultar más cómicos que molestos y hay incluso quién se dedica a recopilarlos para hacernos reír un rato.

En NFS los coches no siempre son tan bonitos

Hay que aprender a convivir con los bugs

Una cosa queda clara: por mucho que el sector del videojuego avance los errores en los juegos seguirán estando presentes. La cuestión es, ¿qué hacer si detectamos un bug? Si no afecta en exceso a la jugabilidad bastará con reirnos un rato.

Sí, por el contrario, se trata de errores más problemáticos, ante todo no debes perder la calma. Una opción es mirar qué se dice en Internet sobre el bug pues a veces otros usuarios encuentran la solución. Otras veces no te quedará otra que esperar aunque, creéme, a pesar del tono apocalíptico de este artículo la mayoría de bugs se resuelven con actualizaciones del juego que la desarrolladora del mismo se encarga de lanzar.

¿Cuáles son los bugs más graves con los que te has encontrado jugando?

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas