Autocorrecciones de Word que hacen una gracia…

El autocorrector de Word es muy cómodo, tanto que uno puede llegar a acostumbrarse y no darse cuenta de que actúa por su cuenta, tomándose ciertas licencias.

Si escribes sobre software el riesgo es mayor, ya que cuando más se suelta el pelo el autocorrector de Word es justamente con las palabras anglosajonas y términos informáticos.¿Tendrá vida propia? ¿Se aburrirá y esta es su única forma de distracción?

Así por ejemplo, si estás escribiendo sobre el programa de Apple llamado iTunes, llegará el corrector y lo cambiará por atunes. En ciertas frases hasta podría tener sentido el cambio: “No tengo iTunes” –> “No tengo atunes”.

Hablando de juegos, si te da por explicar algo de quests, descubrirás que en realidad no estás hablando de desafíos, misiones o retos a cumplir en un juego sino que estás hablando de quesos. Así, frases como esta: “Este juego destaca por sus geniales quests” se transforma en “Este juego destaca por sus geniales quesos”.

Sin salir del mundillo de los juegos, la situación no mejora si nos permitimos la licencia de llamar gamer a un jugón habitual. ¿Te preguntas qué pone nuestro amigo el autocorrector? Pues pone nada menos que lamer, un verbo un tanto comprometido dependiendo de la frase. No, en este caso no vamos a poner ejemplos.

Algunas malas pasadas del autocorrector de Word

  • Media Player –> Media Placer
  • quests –> quesos
  • soft –> sofá
  • cutter –> cutre
  • gamer –> lamer
  • coming –> comino
  • Namco –> nazco
  • masterización –> pasterización
  • itunes –> atunes
  • equipación –> equitación

Solución

Si no quieres desactivar el autocorrector pero tampoco quieres que te pasen estos errores, la solución es muy fácil, basta con hacer clic derecho en la palabra “conflictiva” y agregarla al diccionario.

De esta forma, las palabras que añadas al diccionario ya no se volverán a cambiar jugándote una mala pasada.

Cargando comentarios

Últimos artículos