Hard Days de Ubisoft

El pasado sábado fuimos invitados por Ubisoft para acudir a la presentación Hard Days, un evento en el que la compañía francesa presenta en sociedad…

El pasado sábado fuimos invitados por Ubisoft para acudir a la presentación Hard Days, un evento en el que la compañía francesa presenta en sociedad los juegos más hardcore de su catálogo. Este es el segundo año que se realiza el tour Hard Days, así que se contempla como un evento que podría repetirse en futuros años. Y nosotros, encantados.

Antonio Alonso, Brand Manager de Ubisoft, ejerció de maestro de ceremonias en un evento en el que pudimos ver y jugar tres de los juegos más esperados en esta campaña navideña: Prince of Persia, Far Cry 2 y Tom Clancy’s EndWar. Como sorpresa de última hora, ya que no estaba programado, también se pudo ver algo del esperadísimo Shaun White Snowboarding, aunque no tuvo presentación.

Prince of Persia, el interesante
La presentación de Prince of Persia fue la más interesante de las tres. Quizá por el aura de incredulidad que rodea al título por parte de la crítica. No es que sea esta una mala saga, pero de la trilogía anterior, el único juego que realmente merecía estar en el trono de los mejores era el primero, Las Arenas del Tiempo, mientras que los otros dos, El Alma del Guerrero y Las Dos Coronas, sin ser malos juegos sencillamente no conseguían estar a la altura en cuanto a sorpresa y diversión.

¿Un nuevo Prince of Persia? ¿O más de lo mismo? Es pronto para decirlo, pero sí que es interesante admitir que lo que vimos nos gustó más de lo esperado. Estamos ante un Prince of Persia que se niega a perder sus orígenes jugables, pero que apuesta claramente por un cambio de rumbo, leve pero satisfactorio.

Prince of Persia siempre se ha caracterizado por una jugabilidad única, con un control preciso, unos puzzles ingeniosos y unas luchas épicas, todo envuelto en el misterio y el enigma que provoca las Mil y Una Noches. Este nuevo Prince of Persia recupera ese espíritu, perdido en parte en los dos anteriores juegos.

Lo más llamativo del nuevo PoP es el renovado apartado gráfico. A caballo entre dibujo de acuarela y cell-shading, estamos ante uno de los juegos más bonitos de esta generación de consolas. Es espectacular lo mucho que gana en vivo este juego, verlo en movimiento no tiene nada que ver con ver vídeos o capturas del juego. Estos son unos gráficos vívidos, coloridos y detallistas. Cargados de personalidad y buen hacer. Ciertamente nos abrumó la calidad en este apartado, y si guardábamos cierto reparo ante el cambio de look del juego, ahora no tenemos ninguna duda que la nueva apuesta es todo un acierto.

Por otro lado, encontraremos un juego mucho más abierto que los anteriores. Junto a nuestra nueva acompañante, Erika, deberemos limpiar de oscuridad el mundo de Prince of Persia y retornarlo al paraíso que fue una vez. Podremos movernos con cierta libertad dentro del mundo de juego, y regresar a niveles anteriores para finalizar tareas o movernos a otras fases. Erika, por su parte, es el personaje misterioso del que todo el mundo habla. Su papel mágico no sólo es un nuevo recurso en la saga, sino que es un hilo importante en el argumento de esta nueva trilogía.

Erika es, en palabras del propio Antonio, un checkpoint continuo. Mucho se ha hablado al respecto, y sí, es cierto, Erika nos salva al instante cada vez que caemos o morimos. Un detalle que puede no gustar nada a los jugadores más hardcore, pero que reconocemos funciona bastante bien, principalmente porque aunque seamos rescatados deberemos rehacer el tramo de juego que no hayamos superado.

Lo que vimos en el Hard Days de Prince of Persia fue, en realidad, el código de juego visto en el pasado E3. Nos gusta el esfuerzo por parte de Ubisoft España en presentar sus juegos al mercado español, pero no podemos evitar una pequeña decepción al ver código de juego tan antiguo. La nota positiva, sin embargo, es que lo que vimos nos gustó, y si era una versión beta totalmente desfasada esto quiere decir que la cosa sólo puede mejorar. Así que un voto de confianza en esta nueva trilogía de Prince of Persia.

Far Cry 2, el sorprendente
Muchas ganas teníamos de ver el nuevo Far Cry, y lo que vimos nos satisfizo ampliamente. Far Cry 2 es toda una revolución dentro de los FPS, un cambio de concepto en el género para lograr una experiencia más grande y más auténtica. Todos aquellos que se hayan quejado alguna vez de que el género de los shooters en primera persona pecan de linealidad y guionización encontrarán en Far Cry 2 su Santo Grial.

El nuevo Far Cry no tiene nada que ver con el antiguo. No lo desarrolla la misma compañía, no hay monstruos de por medio, no hay jungla y no hay ciencia-ficción. El juego se ambienta en África, en un entorno realista, con enemigos realistas y armas realistas. No es un juego lineal, y podremos elegir nuestros objetivos libremente, sin ataduras de guión ni argumento. Es más, el juego variará el fluir de la historia según progresemos.

Se puede ver Far Cry 2 como una mezcla de FPS, juego de rol abierto y sandbox game (tipo GTA 4). Toma todo lo bueno de cada género para potenciar la jugabilidad y diversión hasta límites no vistos hasta ahora.

Lo más destacable de Far Cry 2 es el entorno, África, y cómo se comporta. Estamos en un juego donde el tiempo es importante, cada 15 minutos de juego será una hora de tiempo virtual, de modo que la noche y el día se suceden de forma real. Nuestro protagonista deberá descansar, comer, tomar medicinas y curarse, tal y como lo haría en la vida real.

¿El objetivo? Matar al Chacal, un mercenario que vende armas a varias facciones que luchan entre sí. Y para conseguirlo deberemos recorrer los 50 Km² de paisaje africano, cumpliendo misiones para las diferentes facciones hasta llegar al Chacal.

Otra de las virtudes del juego es el motor de física, la IA y todas sus consecuencias. Se ha hecho mucho hincapié en que el entorno y la hora afecten en la lucha. Por ejemplo, podremos utilizar el Sol como aliado y atacar al amanecer con la luz a nuestras espaldas. Esto deslumbrará a nuestros enemigos que quedarán aturdidos ante nuestro ataque. Los enemigos, además, podrán reaccionar de diferentes formas según su estado. Algunos se verán sorprendidos y quedarán paralizados, otros nos atacarán con furia, otros se replegarán o huirán directamente. Actúan de forma bastante humana y como tal podremos crear trampas atendiendo a sus posibles reacciones.

Pudimos probar una versión preview del juego en Xbox 360 y Playstation 3. Jugamos en una pequeña sección del principio y comprobamos que, efectivamente, teníamos libertad absoluta de movimiento. África se despliega ante nosotros, y tuvimos que coger varios vehículos para desplazarnos de aquí para allá. Los puestos de control son numerosos y atacaban al vernos. Ideamos varias estrategias de ataque para comprobar los resultados de la IA. Primero atacamos a lo loco, otra vez atacamos con sigilo y prudencia, utilizamos vehículos en una tercera ocasión… en cada intento comprobamos como los enemigos se comportaban de forma diferente.

Far Cry 2 nos sorprendió en el fondo y en la forma. Por cierto, gráficamente es un juego muy espectacular que lleva a esta generación de consolas al, quizá, máximo potencial gráfico. Aunque vimos algunos detalles de popping y carga desmesurada, es de prever que mejorarán estos defectos antes del lanzamiento del juego. Lo esperamos con impaciencia.

Tom Clancy’s EndWar, el innovador
¿Controlar un juego mediante la voz? Algo que en el pasado parecía impensable es hoy toda una realidad. Y es que EndWar es un juego de estrategia (de Tom Clancy nada más y nada menos) cuya virtud principal es que puede controlarse mediante la voz, es decir podemos dar órdenes de ataque y defensa a nuestras tropas, sin tocar un solo botón.

Teníamos mucha curiosidad en comprobar varias cosas acerca de EndWar. La primera era ver si el juego sería localizado al castellano. Una tecnología como el reconocimiento de voz no es fácil de adaptar a otros idiomas (partiendo que el desarrollo original es en inglés), así que dudábamos si al final incorporarían esta característica en el juego que se distribuiría aquí. Nos equivocábamos al dudarlo. EndWar está totalmente en castellano y el reconocimiento de voz también.

La otra gran duda era comprobar cómo de bien funcionaba esta innovación. Seremos sinceros al admitir que nos sorprendió mucho lo bien que funciona. EndWar responde a un gran número de órdenes como atacar, defender, retirarse o replegarse. Podemos dar órdenes a todos o a unidades sueltas. Pedir cambiar de ángulo de la cámara. Pedir nuevas unidades… en fin, imaginad todas las órdenes de un juego de estrategia en tiempo real, convertidlas a voz y eso es lo que EndWar tiene. Lo mejor de todo es que funciona perfectamente al ritmo de voz humano. Es decir, no tenemos que hacer pausas, no tenemos que hablar robóticamente, sólo hablar normal y corriente. La orden de “Unidad Alfa ataca enemigo Uno” es totalmente reconocible por el juego. “Atención unidades replegaos en Beta” o “Unidad 3 cámara”, son otra de las órdenes comprensibles por el sistema. Y, repetimos, todo de forma natural.

Conclusión: EndWar nos complació doblemente en este sentido.

Además, Ubisoft quería con EndWar un juego de estrategia con gráficos cercanos a lo que un shooter en primera persona puede ofrecer. Quizá era pedir demasiado, pero EndWar cumple con nota sobrexcelente en este apartado. Lo que vimos nos dejó entusiasmado, podíamos acercar la cámara al máximo sobre los soldados y el modelado no perdía ningún tipo de detalle. Todos los tanques, unidades y edificios tenían un acabado gráfico y un detallismo muy alto. La texturización de gran calidad y nitidez, y la línea de visión era muy larga.

En todos los sentidos EndWar nos entusiasmó.

Acabando
Poco más queda por decir. Hard Days cumplió lo que prometía, pudimos ver y jugar a los nuevos productos que Ubisoft prepara para la campaña navideña. En general nos dejaron muy buen sabor de boca, a excepción de Prince of Persia que aunque desbordaba mucha calidad, nos dejó un sabor agridulce por ser versión tan atrasada del desarrollo. Sólo queda esperar las versiones finales del producto para realizar los análisis pertinentes.

Cargando comentarios