Apps de smartphone para juegos: ¿Son necesarias?

GTA 5 tiene iFruit, una aplicación opcional para iOS. Battlefield 4 y CoD: Ghosts también cuentan con sus propias apps de smartphone… ¿Son necesarias las aplicaciones adicionales en los juegos?

No se puede negar que cuando estamos muy enganchados a un juego nos gustaría estarlo jugando las 24 horas. Quizá con ese ánimo nacen algunas aplicaciones móvil para nuestros títulos favoritos: la diversión no acaba cuando cerramos la partida. Pero, ¿mejoran realmente la experiencia de juego o son añadidos sin sustancia? ¿Son una moda pasajera o vienen para quedarse?

Battlelog es tu compañero de viaje en Battlefield 4

Un gran panel de control

Un app no podrá sustituir el juego en una consola de última generación o un PC, pero puede ser muy útil para estar en constante contacto con el mundo del juego. Esto tiene especial sentido en los títulos de gran componente online y social, como las populares sagas de shooters Battlefield (su app Battlelog está disponible para Android y iPhone) y Call of Duty (que usa CoD ELITE en Android, iPhone y Windows Phone).

Sendas aplicaciones para estos juegos (no sólo para los nuevos, sino también para antiguas versiones) son excelentes fuentes de estadísticas de las partidas así como una especie de panel de control para todas las armas y recursos de los que disponemos.

Así, las apps para móvil de los juegos tienen mucho sentido si sirven para mostrar información adicional siempre y cuando no sea obligatorio usarlas para acceder a cierto contenido. Esto también debería poder hacerse desde una web (como hacen Battlelog y CoD Elite) o directamente desde los menús del juego en cuestión.

Call of Duty ELITE: Interesante pero no imprescindible

¿Un valor añadido real?

Otra opción para el desarrollador que crea una app basada en un juego es darle un valor adicional, que sea un extra al título principal. Minijuegos que desbloquean objetos y funciones en el juego principal son sin duda un gran incentivo para descargarlas, pero ¿realmente merecen la pena?

Esto debería plantearse Rockstar con iFruit, su aplicación de iOS para GTA V. iFruit, además de permitir consultar estadísticas del Social Club (algo que también puedes hacer desde su web) tiene dos funciones que en un principio se nos antojaban geniales: Los Santos Customs y Chop the Dog.

Los Santos Customs es una versión en tu iPhone o iPad de lo que puedes hacer en cualquier taller de vehículos del juego: personalizar tus coches. Realmente no aporta nada nuevo, pero resulta una herramienta cómoda si no te apetece dirigirte hasta un taller o si simplemente te encanta tunear los coches de GTA 5 y quieres hacerlo sin encender la consola.

Con iFruit puedes tunear tus coches como en GTA 5

Chop the Dog no es una experiencia tan satisfactoria. Rockstar nos prometió que podríamos entrenar a Chop, el perro de Franklin en GTA 5. Todos esperábamos poder hacerlo en el juego, pero la única manera de hacerlo es con este tonto minijuego de iFruit.

Gráficos a lo juego flash, 3 escasos minijuegos y menos complejidad que Pou es lo que nos ofrece esta opción de iFruit, de la que te habrás cansado en un par de partidas. Pero su mayor problema no es los pocos incentivos que ofrece (¿una vez que has entrenado a Chop qué sentido tiene seguir jugando con él en una app?), sino el hecho de que por ahora iFruit sólo está disponible para usuarios de iPhone e iPad, por lo que gran parte de los fans de GTA 5 no podrán ver a su perro recibiendo órdenes.

Al igual que Los Santos Customs, Chop the Dog tendría sentido si fuese una versión de lo que también puede hacerse en el juego de consola. Pero tal como es resulta un quiero y no puedo, una insulsa manera de introducir vía app algo que debería estar en GTA 5.

El gran Chop se merecía una app mejor

La segunda pantalla

Nintendo DS fue pionera (la que siguieron 3DS y Wii U) en eso de darnos una segunda pantalla para jugar, una segunda ventana para tener a mano ciertas opciones de jugabilidad o tener otro punto de vista de nuestra aventura. Con el auge de los dispositivos táctiles, se vuelve muy fácil que casi cualquiera pueda acceder a esta clase de opciones en sus juegos de consola de sobremesa o PC.

Smartglass de Xbox 360 es una app que da a tus juegos una segunda pantalla. Títulos muy conocidos como Forza Horizon o Halo 4 hacen uso de ella y ofrecen opciones adicionales, como una visión del mapa. El problema es que no puedes obligar al usuario a tener un dipositivo de juego más, así que estas son, a día de hoy, meras anécdotas en el universo del jugador hardcore.

¿La nueva generación de apps que actúan como segunda pantalla logrará éxito? Ubisoft lo quiere intentar con Assassin’s Creed 4, juego en el que tu smartphone hará las veces de mapa y gestor de misiones. La idea sigue siendo buena, pero un mero añadido que a veces es más engorro que comodidad.

Ubisoft apuesta fuerte por las app móviles

Interesantes hasta cierto punto

Según mi opinión, un app adicional para tu juego es un elemento interesante, pero no debe ser crucial para avanzar. Lo ideal es que te ofrezca total visibilidad de tu progreso y opciones para gestionar tus partidas, pero no que sustituya ciertas opciones del juego final. También debería poder abrirse y cerrase sin que eso interrumpiese el proceso de tu partida.

Además, no se debería exigir al usuario que disponga de un dispositivo adicional para realizar ciertas opciones en un juego, y de haber opciones extra, deben ser más un valor añadido o plus por su fidelidad y no tanto una función clave del juego.

¿Y tú qué opinas de las apps adicionales para los juegos?

Cargando comentarios

Últimos artículos